Afán de protagonismo

Es lo que parecen tener los habitantes de la Moncloa, según se deriva de la noticia publicada en ABC: El Gobierno trata de capitalizar la visita del Papa para minimizar las críticas a su política.

Bien sabemos que no es la primera vez, que antes ya se les había ocurrido la curiosa idea de que, si no llega a ser por Zapatero y una invitación suya, el Papa no vendría a España. Sin embargo, el Encuentro Mundial de las Familias (al que, por cierto, asistiré, aunque sólo el fin de semana) ya se sabía que iba a ser en Valencia desde hacía 3 años, cuando no estaban los actuales moradores de la Moncloa instalados en sus sillones.

Eso no coló, y ahora tratan de hacer ver que se necesita del gobierno para que la organización sea un éxito. Vamos, para poder colgarse medallas, al estilo Bono (no el cantante, el “minijtro”). Y, de paso, tratar de forzar una entrevista con Benedicto XVI, ya que, según Zapatero, viene como jefe de Estado antes que como viaje pastoral. Bueno, que yo recuerde, las Jornadas Mundiales de la Juventud y los Encuentros Mundiales de la Familia poco tienen que ver con ser jefe o no de Estado. Son encuentros pastorales, ni más ni menos. Que Zapatero los quiera convertir en algo que él pueda medio entender, es otra cosa. Que quiera simular que se lleva bien con la Iglesia (lo que le está saliendo fatal, por cierto) podría colar, pero sólo si estás tan absorbido por la propaganda gubernamental como para creer a un atajo de políticuchos que creen que todo lo que ocurre es porque ellos lo dicen. Tanto laicismo, tanto “menos religión y más gimnasia”, y ahora a llorar por una entrevista con Benedicto XVI, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, para lavar un poco la imagen del aprendiz de Mr. Bean. Pues va a ser que no cuela.

Llama la atención esa manía de colgarse medallas que nadie les ha dado. Esos encuentros han sido un éxito rotundo desde el primer momento, sin necesidad de intromisiones de nadie. Quizá sea lo que le reviente a los moradores de la Moncloa, que tenga un éxito tan rotundo un acto de la Iglesia Católica, donde, además, una gran parte de los que acuden son jóvenes. Ven que no son capaces de convencer, porque el mensaje político laicista tiene serios fallos, no responde a lo que busca el ser humano. Y Cristo sí. Y, por tanto, su Iglesia también.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de