Economía de comunión

Artículo publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 8, de Septiembre de 2011.

Economía de comunión

¿No te has sentido nunca utilizado por tu empresa? ¿No te da la sensación de ser un recurso más, como un ordenador o un destornillador? Es como si toda tu vida tuviera que estar dedicada al trabajo, y todo lo demás tuviera que estar supeditado a los deseos de quienes están por encima en el escalafón. Y te pasas la vida pensando que, en realidad, con tu trabajo no ayudas a nadie. Sólo tratas de ganarte la vida procurando seguir siendo el más eficiente. Si no, acabas en la calle. Quien manda es el dinero y la capacidad de generarlo.

No es ningún secreto, sobre todo para quienes trabajamos por cuenta ajena, que las empresas, en la mayor parte de los casos (como en todo, siempre hay honrosas excepciones) no tienden a preocuparse más que de conseguir beneficios. Si acaso, le dan un barniz a base de colaborar un poco en algún proyecto de desarrollo, para que parezca que ayudan a los demás. Pero, en la realidad, en la empresa se utiliza a los trabajadores Sigue leyendo

La muerte de Dios

Artículo publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 4, de Abril de 2011, bajo el título “Dios ha muerto”.

La muerte de Dios


Nietzsche es quizás el máximo representante de la idea de la muerte de Dios. Así, afirmó sin ambages, como una noticia alegre y triste a la vez: “Dios ha muerto“. La doctrina de la “muerte de Dios” nos habla de la ruptura con el estado anterior de cosas en el que se hacía caso a las normas divinas y a la moral. Una ausencia absoluta de cualquier ser que pueda, de alguna manera, ser superior al hombre. Aquí encontramos la clave de esta peculiar “teología”: no hay Dios, el único dios es el hombre, que mediante el egoísmo y la violencia deberá ponerse por encima de los demás para llegar a ser el “superhombre”. No hay que extrañarse, al fin y al cabo es algo con una dolorosa lógica. Cuando, en la vida humana, Dios desaparece de la ecuación, ¿acaso no desaparece de la ecuación también toda referencia al Bien y al Mal? ¿Por qué tendría que ser solidario con otra persona, por qué considerarle mi hermano, Sigue leyendo

No juzguéis si no queréis ser juzgados

Artículo publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 2, de Febrero de 2011, bajo el título “No juzgar”.

No juzguéis si no queréis ser juzgados


¡Cómo nos gusta juzgar a los demás! Tenemos tendencia a creernos superiores a ellos, pero de lo que no solemos darnos cuenta, yo el primero, es de que siempre juzgamos desde nuestra subjetividad, no desde la objetividad. Sólo vemos las cosas desde nuestro particular y estrecho punto de vista y no nos fijamos en la totalidad de cada situación. Y es, como mínimo, arriesgado juzgar a alguien con tan pocos datos. Si desconocemos sus problemas, sus circunstancias, lo que alberga en su corazón, no podemos saber a ciencia cierta el motivo por el que alguien actúa de una determinada manera. Por eso, como el interior del corazón sólo Dios lo conoce, sólo Él está capacitado para juzgar. Pero ¡qué frecuente es dar gratuitamente nuestro juicio sobre todo aquel que nos crucemos! Es típico hablar de los jefes de cada uno como gente que no sabe nada, por ejemplo. Y no caemos en la cuenta de que es imposible conocer a la perfección los detalles de una empresa, Sigue leyendo

Cuando los niños hacen ¡oh!

Artículo publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 1, de Enero de 2011, bajo el título “La sorpresa de los niños”.

Cuando los niños hacen ¡oh!


Cuando los niños hacen ¡oh!Así se titulaba una conocida canción de Povia, en la que hablaba de la increíble capacidad de sorpresa de los niños. Sólo hay que verlos para darse cuenta de que desde su más tierna infancia se sorprenden de cada cosa que encuentran. Incluso de sus propias manos, las observan como queriendo aprendérselas de memoria, como si cada vez que las miraran descubrieran algo nuevo. Y, ¿qué decir del resto de lo que van viendo? El empeño en observar las flores y tratar de cogerlas para poder mantener junto a ellos esa belleza. Los vivarachos pájaros que parecen responder a la curiosidad de los niños con sus vuelos, cantos y movimientos. Atentos a cada elemento que se cruza ante sus ojos, casi a cada brizna de hierba. Todo es nuevo, todo es mágico.

La tragedia es que, a medida que vamos creciendo, nos vamos acostumbrando a lo que habíamos descubierto, o más bien habíamos creído descubrir. Y digo que habíamos creído descubrir porque con Sigue leyendo

Bendito trabajo

Artículo escrito en febrero de 2010 y publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 5, de Mayo de 2011.

Bendito trabajo


Bendito trabajoEn la Roma clásica la percepción del trabajo era muy especial. Recordemos que se trataba de una sociedad en la que la mayoría de la gente eran esclavos y en la que unos pocos se mantenían del trabajo de los demás. El trabajo se veía precisamente como algo propio de pobres y de esclavos, mientras que los ciudadanos y los nobles no se tenían que preocupar de esas ocupaciones tan poco elevadas.

En ese clima la predicación cristiana dio como fruto una renovación que, aunque al principio no parecía más que algo de unos pocos locos, llegó a revolucionar el mundo. Tras el edicto de Milán, cuando las persecuciones oficiales cesaron, quienes habían huido al desierto regresaron a la ciudad. Pero lo que encontraron no les gustó demasiado, se encontraron con una sociedad en decadencia que lo único que les ofrecía era tentación. Y, precisamente porque querían vivir su fe, volvieron al desierto. De esta manera nació el anacoretismo. Con el tiempo, el anacoretismo dio lugar al cenobitismo y a Sigue leyendo

Ars Diaboli

Artículo escrito en Enero de 2010 y publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 112, número 2, de Febrero de 2011. También publicado en Católicos con Acción el día 18/09/2016.

Ars Diaboli


Hoy en día no está de moda hablar del Diablo. En absoluto. Se considera, incluso entre muchos cristianos, como un tema lejano, de la noche de los tiempos, como una superstición todavía no terminada de erradicar, como algo que pertenece al pasado más remoto y más oscuro de la Iglesia ¡Qué gran trabajo ha hecho convenciendo a tanta gente de que no existe! Ahora puede campar a sus anchas, porque pocos le reconocen y menos aún tienen algún interés en reconocerle.

No es mi intención tratar de demostrar la existencia de los demonios. Para mí es un hecho, y además es una verdad de fe de la Iglesia. Más bien quiero exponer algunas notas del “ars diaboli”, del arte del Diablo para engañarnos. Para vencer a un enemigo es importante conocer su estrategia y, aún así, es una batalla de cada día. Y este, no lo dudemos ni por un instante, es un duro enemigo al que vencer continuamente.

La Sigue leyendo

Una humilde grandeza

Este artículo fue publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 111, número 1, de Enero de 2010.

Una humilde grandeza


Vocación. La llamada de Dios. Es oír estas palabras y, en seguida, se nos viene a la mente la imagen de sacerdotes, monjas, religiosos de toda índole. Pero pocas veces nos viene la imagen de un matrimonio. Nos hemos acostumbrado tanto a esta vocación que se nos ha olvidado su esencia, su grandeza. Una humilde grandeza, como todo lo que es de Dios.

Hemos olvidado que se trata de una vocación de santidad, exactamente igual que las demás. Es el camino que Dios quiere para dos personas que, libremente, hacen caso a esa llamada a dúo y deciden amarse durante toda la vida. No es un camino fácil en absoluto. Puede que sea el camino más habitual, pero no es nada sencillo seguirlo bien. Prueba de ello es la cantidad de separaciones, divorcios, casos de violencia doméstica, etc. que surgen cada vez más. Surgen dificultades constantemente y, si no se tiene una base sólida, las dificultades crecerán y devorarán el matrimonio hasta derribarlo. Esa base sólo es y puede ser una: Cristo
Sigue leyendo

El animal sufriente

Este artículo fue publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 110, número 10, de Noviembre de 2009.

El animal sufriente


Hay una característica del ser humano que quizá rebasa todas las que se nos suelen ocurrir al pensar en lo peculiar del hombre, probablemente porque no queremos verla. Se trata de que el hombre es un animal sufriente. Toda su vida está marcada, de una u otra manera, por el sufrimiento, por el dolor. El más evidente es el físico, que todos conocemos y sabemos que nos acompaña de por vida. Todos hemos estado enfermos alguna vez y dudo que alguien mínimamente realista mantenga la esperanza de estar perfectamente privado de dolor toda su vida. Pero, como decía, ese es el dolor más claro, el que salta a la vista. Queda por debajo un sufrimiento que puede ser mucho más intenso que el anterior, el mental. No se puede desdeñar en absoluto el dolor psicológico. Angustias, miedos, inseguridades, son cosas que también pasamos todos y que nos atormentan en mayor o menor medida. Y, entre todos ellos, es posible que el más amenazador, el que más nos afecta sea el miedo. La incertidumbreSigue leyendo

La asignación tributaria

Este artículo fue publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 110, número 5, de Mayo de 2009.

La asignación tributaria
Una vez más, como todos los años, llega el momento en el que buena parte de los españoles veremos cómo nuestro bolsillo se queda más vacío para engordar las arcas del Estado. En lo que a mí respecta, y por motivos que desconozco aún, sin ser rico ni tener grandes ingresos, ni siquiera una casa propia, me veo obligado a compartir mi humilde sueldo con Hacienda una vez más por segundo año consecutivo. De hecho, más de la mitad de un sueldo se me llevarán. No es demasiado grave, el año pasado fue toda la paga extra y todavía tuve que poner. Sinceramente, no entiendo cómo puede ser que, cuando se está recaudando por cada compra, por cada sueldo cobrado, casi hasta por cada respiración que se hace, todavía se haga una derrama una vez al año.

 

Pero, dejando aparte lo poco que me gusta que me quiten a la fuerza un dinero que es mío, o al menos eso se suponía, hay algo que me gusta todavía menos. El tener que colaborar Sigue leyendo

El gigante dormido

Este artículo fue publicado en la revista Icono de la editorial Perpetuo Socorro, año 110, número 2, de Febrero de 2009. También publicado en Católicos con Acción el 23/02/2017.

El gigante dormido


Ante la pregunta sobre quiénes forman la Iglesia es habitual que se empiece a hacer recuento de cargos eclesiásticos: sacerdotes, obispos, monjas, el Papa… Es una forma de pensar típica de quien no tiene muy claras las ideas acerca de lo que es la Iglesia, y debo reconocer que una buena parte de cristianos tienden a dar la misma respuesta. Yo mismo hubo un tiempo en el que la habría dado sin pensármelo dos veces. En cierto modo es normal. Cuando todo lo que conoces sobre la Iglesia se limita a lo que quieran decir los que controlan los medios de comunicación lo lógico es vivir equivocado.

En el seno de la Iglesia está presente un enorme gigante que, todavía hoy, permanece dormido. Se va desperezando poco a poco, pero todavía le queda mucho para estar plenamente despierto. Se trata de quienes conforman la mayoría de la Iglesia, los laicos. Durante demasiado tiempo nos hemos dejado anestesiar, hemos ido reduciendo paulatinamente nuestro compromiso con la Iglesia Sigue leyendo

1 2 3 4 5