Asia Bibi

publicado en: Blog, Blog: persecución | 0

Algo que mucha gente ignora (o prefiere ignorar) es que hoy todavía se persigue a los cristianos. En unos sitios de una forma más, llamémosla sutil, como en España, y en otros de formas más brutales. No son pocos los lugares en los que ser seguidor de Cristo implica burlas, dificultades, discriminaciones, torturas, e incluso la muerte. Es más, me atrevería a decir que son bastantes.

Asia Bibi forma parte de los católicos perseguidos en Pakistán. Allí no se conforman, como en España, con tratar de expulsar todo lo católico del ámbito público (e, incluso, el privado) y empujarnos a las catacumbas. Allí a los católicos se los condena a pena de muerte. Personas como Asia Bibi, que afirman “prefiero morir como cristiana que salir de prisión siendo musulmana” deberían hacernos recapacitar sobre la forma en la que vivimos nuestro cristianismo. ¿Realmente es un encuentro con la Verdad? ¿O se trata de algo que puede serme de utilidad en un cierto momento, pero lo aparto cuando me trae inconvenientes? Asia está claro que tuvo un encuentro con la Verdad, igual que tantas y tantas personas torturadas en países como el suyo, donde lo fácil sería abandonar a Cristo, pero prefieren seguir abrazados a Él.

Pensemos si nosotros, llegado el momento, lo abandonaríamos o no.

Webs:
Página de la plataforma HazteOír desde la que se puede ayudar a hacer presión por la liberación de Asia Bibi.
Benedicto XVI muestra su cercanía espiritual a Asia Bibi, condenada a muerte en Pakistán por ser cristiana.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de