Escribir para cambiar el mundo

Escribir para cambiar el mundoSi escribes, estoy seguro de que escribes por algo. Tienes un mensaje, algo que decir, algo que comunicar. De lo contrario, no lo harías. Una parte de tu interior no para de instigarte a poner por escrito historias en las que siempre, siempre, dejas algo de ti mismo. Olvídate de esas teorías que dicen que el escritor no se refleja en su obra. ¿Cómo podría no reflejarse un autor en su obra, un creador en su criatura? Incluso en el esfuerzo por no dejar rastro de sí mismo estaría dejándolo.

Pues bien, eso puede ser para el bien o para el mal. De ahí la importancia de que, quienes queramos el bien, escribamos sin miedo. Poco a poco, las presiones del mundo, de la corrección política, han ido arrinconando a todo aquel mínimamente rebelde. Hoy por hoy, vivimos en un mundo tan políticamente correcto que incluso los que se autodenominan antisistema no dejan de ser productos de ese sistema al que dicen rechazar. Una gran parte de los escritores también ha caído dentro de ese vórtice devorador de todo lo que no concuerde con la opinión oficial. Se les tiene mucho cariño en suplementos de “cultura”, incluso en … Sigue leyendo

La Epifanía del Señor

Epifanía del SeñorHoy hemos celebrado la Epifanía del Señor. Epifanía es una de esas palabras que vienen del griego y que todos los años por estas fechas se nos recuerda lo que quiere decir. Y cuyo significado tendemos a olvidar rápidamente, al menos en parte.

Epifanía significa manifestación. Se trata de la manifestación del Señor a todos los pueblos de la Tierra. Jesús había nacido como judío, como el Mesías de Israel. Pero quiere dejar claro desde el principio que no ha venido sólo por ellos, sino que está aquí para todos. Y se manifiesta a los Reyes en representación de los pueblos gentiles. Reyes que le reconocen y le ofrecen regalos como verdadero Dios, verdadero Rey y verdadero Hombre.

Pero no es la única vez que Dios se manifiesta. Toda la historia de la salvación es la historia de la manifestación de Dios a los hombres para su salvación. Porque no podemos olvidar el motivo por el que ocurre esta Epifanía (lo hemos leído en la primera lectura): “Las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor y su gloria se verá sobre ti.” (Is 60, 2). El Señor ha Sigue leyendo

Navidad

publicado en: Blog, Blog: Navidad | 0

Nacimiento de JesúsEste día celebramos algo a lo que parece que nos hemos acostumbrado. Una pena. Es más, no sólo nos hemos acostumbrado, sino que hemos permitido que un personaje gordo con renos y disfrazado de rojo y blanco, parodia de san Nicolás, junto a unos cuantos comerciantes, nos roben el verdadero sentido de lo que celebramos.

Una corriente de buenrollismo aparece siempre por estas fechas. ¡Feliz Navidad! ¡Felices fiestas! Siempre se desea paz y amor. Pero ¿por qué? ¿Porque es una época familiar? ¿Porque hay regalos? No, hay que buscar más hondo. No podemos quedarnos en los buenos sentimientos. ¿Qué significa realmente la Navidad? ¿Se agota en sensiblerías (muchas veces hipócritas) y regalos de última hora?

No. Es algo que no nos terminamos de creer de verdad, porque supone mirar al Cielo cara a cara y notar el vértigo que da verse tan cerca de Dios. Porque Dios quiso acercarse tanto a su criatura que decidió encarnarse en su Segunda Persona. Jesucristo, aquél de quien celebramos su nacimiento hoy, verdadero Dios y verdadero hombre. Las dos cosas. Si lo pensamos detenidamente, llega a estremecer un milagro de amor tan inmenso. Y nos quedamos en regalitos y tonterías. … Sigue leyendo

Un pesebre ruinoso

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: Navidad | 0

Nacimiento de JesúsEstamos cerca, muy cerca ya, de la Navidad. Si no lo has puesto todavía, va siendo hora de que prepares el belén. Y, cuando lo hagas, te propongo que te fijes en una cosa: dónde va a estar el Niño Jesús.

Un pesebre.

El Rey del Universo, tan pequeño que se deja recostar en un pesebre lleno de paja. San José le puso paja limpia, todo lo limpia que se pueda encontrar en un establo. Me lo imagino con un inmenso cariño, limpiando el pesebre, quitando lo que tuviera, la paja vieja, y poniendo paja limpia. Dentro de su humildad, de lo poco que habían conseguido para pasar la noche, lo mejor fue para el Niño Jesús.

Y ahora, en la Navidad, la historia se repite. Los cristianos no vivimos de recuerdos. Jesús vuelve a nacer en un nuevo pesebre. El pesebre al que ese Niño capaz de crear universos con solo desearlo quiere ir: tu corazón. Tu ser.

José le preparó el pesebre, se lo limpió, se lo dejó lo más confortable que pudo. … Sigue leyendo

¿Mayor comunicación?

Artículo publicado en el número 54 de la revista Punto de Encuentro, de la Obra Social de Acogida y Desarrollo (OSDAD), cuyo hilo conductor en este número es la comunicación.

¿Mayor comunicación?

Redes socialesDecir que hoy en día hay más medios y posibilidades que nunca para poder comunicarse casi con cualquier persona del mundo no tiene nada de novedoso. No es difícil, por ejemplo, hablar por Twitter con tu escritor favorito o contactar con todo tipo de personas en Facebook. Puedes compartir tus fotos, más o menos afortunadas, por Instagram y es más que probable que estés en al menos un grupo de WhatsApp. Parece como si todos estuviéramos interconectados, como si la comunicación hubiera llegado a un punto álgido.

O, quizá, la ilusión de comunicación.

Es bueno tener este tipo de herramientas. Gracias a ellas, por ejemplo, han podido volver a encontrarse familiares lejanos o amigos que se habían perdido la pista. Sin embargo, hay que tener cuidado con pasar del uso al abuso. Un ejemplo de este abuso lo tenemos con solo echar un vistazo por la calle: tantas personas agarradas a su móvil, casi incapaces de despegarse de él. Pendientes del último mensaje, de … Sigue leyendo

¿Cómo se da vida a un libro?

El proceso de dar vida a un libro no termina con el libro escrito. Ni siquiera empieza con la escritura del libro. De hecho, es la parte más breve de la vida del libro. En la siguiente entrada trataré de explicar brevemente los distintos pasos que da un libro, sobre todo para quien quiera meterse en el fascinante mundo de la escritura y ande un poco perdido, más o menos como andaba yo hace un tiempo.

  1. Idea: todo comienza con una idea. ¿De dónde viene esta? ¿De las musas? ¿De algún oscuro proceso del subconsciente que, a partir de las vivencias, preocupaciones, obsesiones, miedos y filias del escritor, y por un mecanismo inexplicable, da a luz una idea que le ocupará de tal manera la mente que no le quedará más remedio que escribir sobre ella? ¿Una simple ocurrencia, sin más? Pues es una muy buena pregunta. Quizá todo se mezcle. Quizá se trate, al menos en ocasiones, a un momento de lucidez, de inspiración, en el que algo más fuerte que nosotros nos impulsa a hablar sobre algo concreto.
    Yo no sabría qué responder, ya que cada caso ha sido diferente. Para Llorando sangre fue
Sigue leyendo

12 consejos para un matrimonio feliz

publicado en: Blog, Blog: matrimonio | 0

MatrimonioCuando te lanzas a la aventura del matrimonio, cuando respondes a esa especial vocación en la que dos, hombre y mujer, se hacen uno para toda la vida, puede parecer que todo será fácil. Un camino de rosas. Al fin y al cabo, los cuentos suelen acabar con un engañoso “y fueron felices y comieron perdices”.

El problema está en que la vida no es un cuento. Somos personas reales, con nuestros defectos, nuestras cargas, nuestros sufrimientos. La rutina está ahí todos los días y, si la entendemos mal, puede deteriorar nuestro matrimonio. Por eso me gustaría dejarte unos pocos consejos para ayudarte a vivir tu matrimonio:

  1. Orden de prioridades: Dios, matrimonio, hijos. Ni el trabajo, ni las aficiones, ni los amigos, ni siquiera el resto de la familia deben estar en ningún lugar en esas tres posiciones. Primero, Dios. Después la esposa, el marido. Y después los hijos.
  2. Reza por tu cónyuge. Reza para saber amarle como Dios quiere que le ames. Reza porque prometiste amarle todos los días de tu vida y en cualquier circunstancia, y no sabes hacerlo. Porque no, no sabes. Tus egoísmos van a tratar de ponerse por delante y
Sigue leyendo

Daños indirectos

publicado en: Blog, Blog: familia, Blog: hijos | 0

Los niños también sufrenHay veces que los padres hacen mucho daño a los hijos. Y, seguro, sin querer. No se trata de maltratadores, al menos no en el sentido estricto de la palabra. Se trata de personas imprudentes. De personas que esperan que su hijo se comporte no como es él, sino según la imagen de “hijo perfecto” que tiene el padre o la madre en cuestión.

De esta manera, se ve cómo, sin ningún pudor, tras recoger a sus hijos en el colegio, o al encontrarse paseando con otros padres, se lanzan a hablar de sus hijos como si ellos no estuvieran y en unos términos no demasiado positivos.

¿No se dan cuenta de que decirle a alguien que su propio hijo es, por ejemplo, “cobarde”, le está marcando de una forma que no conocemos? ¿No entienden que insistir en anécdotas en las que el niño sale ridiculizado le hace daño? No es una piedra, es un ser humano. Está ahí. Y, aunque parezca que no se está enterando, oye lo que dicen de él. Y que su madre hable de esa manera sobre él, o le compare saliendo mal parado con uno de sus hermanos… ¿acaso no le … Sigue leyendo

Los estigmas de Nowak

Un pequeño relato que amplía la historia de uno de los personajes de Apocalipsis y Llorando Sangre: Józef Nowak. ¿Quieres saber cómo le aparecieron los estigmas? Sigue leyendo.

Los estigmas de Nowak

Cristo crucificado«Señor mío y Dios mío, que todas mis intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de tu divina majestad».

Józef Nowak se encontraba en su habitación del seminario jesuita en el que estaba haciendo los Ejercicios Espirituales por primera vez. Un mes de soledad y silencio, un mes de oración para encontrar la voluntad de Dios para él. Para confirmar que su camino era unirse a la Compañía de Jesús.

Estaba ya en la tercera semana de los Ejercicios que san Ignacio de Loyola había desarrollado, en las contemplaciones del séptimo día: la Pasión de Cristo. Como en cada una de las anteriores, comenzó por imaginar el lugar donde ocurriría lo contemplado y por pedirle a Dios que le diera pena, lágrimas y sufrimiento por Cristo atormentado.

Pronto, en cuanto empezó a imaginar las escenas de la Pasión, sintió que su corazón se ensanchaba. Se veía junto a Jesús en la Última Cena. Vio a Judas marcharse a traicionar a quien era el … Sigue leyendo