El significado de la Cruz

Artículo publicado en el número 1058 del año XXXVII de la revista Sembrar, revista quincenal diocesana de Burgos, correspondiente al período del 25 de septiembre al 8 de octubre de 2016.

El significado de la Cruz

“Pues los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los llamados –judíos o griegos–, un Cristo que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios.” 1 Cor. 1, 22-24

El significado de la Cruz¿Qué es lo que ves al mirar un crucifijo? ¿A un hombre torturado, derrotado, clavado a unos maderos? ¿Un símbolo de sufrimiento y crueldad?

Te diré qué es lo que veo yo. Veo a alguien que pasó por el mundo haciendo el bien. Veo a alguien a quien todos colaboramos a torturar y matar. Veo a alguien que no sólo era un ser humano como tú o como yo, sino mucho más. Nada menos que Dios. Y se sometió a sus propias criaturas, dejándose humillar y matar por ellas. Y ésto por un solo motivo: para salvarnos. Para hacernos libres. Todos clavamos sus manos y sus pies a la Cruz. Todos clavamos la lanza en … Sigue leyendo

El tercer sí

Artículo publicado en Católicos con Acción el día 27/03/2016 y en en el número 1048 del año XXXVII de la revista Sembrar, revista quincenal diocesana de Burgos, correspondiente al período del 3 al 16 de abril de 2016. Podéis leer la revista en este enlace.

El tercer sí

El tercer sí

El primer “sí” fue la respuesta de una joven virgen a un plan tremendo, imposible sin ser la llena de gracia, un plan de salvación que dependía de esa respuesta. Un plan comunicado por un interlocutor venido desde los mismísimos ejércitos celestiales para llevar ese mensaje.

El segundo “sí” fue la respuesta del hijo de esa Virgen al plan de su Padre. Un plan de salvación que incluía destruir la muerte desde dentro. El Hijo, como verdadero hombre, tuvo un miedo atroz. Sabía lo que iba a llegar, sabía lo que iba a sufrir. E imploró a su Padre que ese cáliz, si era posible, pasara de él. Pero, y aquí está lo importante, también dijo que se cumpliera la voluntad del Padre y no la suya. Es decir, dijo “sí” a ese plan.

El Hijo murió en una cruz. Apaleado, destrozado, asfixiado, con el peso de nuestros pecados … Sigue leyendo