Soy un dogmático impenitente. Y tú también.

¡Qué le vamos a hacer, así es la vida! Muchos nos acusan a los creyentes de dogmáticos, como acusándonos de no tener pensamiento propio. El único problema (un muy serio problema) es que, si supieran lo que es un dogma, se darían cuenta de que ellos también son dogmáticos. Y también en el mismo sentido en el que lo usan.

¿Qué es un dogma? Un dogma no es más que un principio, un axioma. Algo que se toma como base para un sistema, sea científico, sea religioso, sea filosófico… Ya, decir axioma queda más bonito. Pero, para el caso, es lo mismo. Si yo afirmo que uno más uno son cuatro, me salto alegremente axiomas matemáticos. Soy muy libre de decirlo, pero no estoy haciendo matemáticas. De la misma manera, si yo afirmo que Cristo no es Dios, me salto un axioma católico. Un dogma. Soy muy libre de decirlo, pero no estoy profesando la fe católica. Así pues, tan dogmático es el católico como el matemático cuando se empeñan en defender que las bases de la fe católica o de las matemáticas son las que son y no otras.

Culturetas

¿Qué pasa en el autodenominado «mundo de la cultura» desde hace un tiempo? No sé vuestra impresión, pero a mí me da la sensación de que hay una cierta parte de sujetos de ese mundillo que parece estar convencida de que la Iglesia es una especie de freno de la cultura y del avance científico.

Los de la ceja, los que creen que, a estas alturas, descubren tremendas confabulaciones en las que la Iglesia habría ocultado terribles secretos durante dos mil años, los que quieren sacar a la Iglesia de la Universidad. Los que se creen adalides del pensamiento racional. Otro cultureta venido a escritor que se queja de las manifestaciones en favor del «maldito derecho a la vida». Alguno por ahí que se enorgullece de dar ideas sobre personajes bíblicos en sus libros que no le gustarán a la Iglesia.

Sí, uso la palabra «cultureta» para definir a estas personas. Porque un cultureta es, según el DRAE, «una persona pretendidamente culta». Pero sólo pretendidamente. Porque si fueran cultos, sabrían que, por ejemplo, el origen de la Universidad está en la Iglesia. Se darían … Sigue leyendo

Ecología

Dios quiere que cuidemos de su Creación y la administremos. Recalco la palabra “su”. La Creación es suya, así como todo lo que contiene. No es nuestra. No podemos manejarla a nuestro antojo. Pero sí que podemos disponer de ella en una escala justa de valores.

Esa escala de valores pone al ser humano en primer lugar. A cualquier ser humano. Es decir, si hay que elegir entre un ser humano en forma embrionaria y el último cóndor, adiós cóndor. El ser humano tiene un valor infinitamente superior al de toda la Creación, porque sólo él ha sido creado a imagen y semejanza del Creador. Y esa escala de valores junto con nuestra obligación de cuidar y mejorar la Creación es lo que determina la visión de la ecología desde un punto de vista cristiano. Desde luego, nada tiene que ver con el “ecologismo” más famoso, que muchas veces conecta con teorías de la Nueva Era, en el que, en el mejor de los casos, el ser humano está a la misma altura que cualquier otra criatura y, en el peor de los casos (por desgracia, bastante extendido), el ser humano sería incluso inferior a las otras … Sigue leyendo

Ética utilitarista

Me he encontrado con esta noticia: “Un comité ético da luz verde a la creación de embriones con tres padres“. Concretamente, esta nueva aberración utilizaría óvulos de dos mujeres y esperma de un hombre.

Lo que más me llama la atención es el que denominen a este comité ético como “independiente”. Independiente ¿de qué? O ¿de quién? Porque no hay nadie que sea totalmente independiente. Todos tenemos nuestras ideologías, nuestras bases. Y, por lo que se ve en la noticia, este comité ético es utilitarista. Es decir, considera bueno lo que es útil, lo que da beneficios. Ahora bien, no toma en consideración el mayor problema de estas técnicas: el niño se convierte en un producto que tiene que tener unos cánones de calidad. No se trata así de un don de amor, sino de un objeto, un producto que podemos rechazar si no cumple las expectativas. La persona se cosifica.

Bajo la excusa de “mejorar la calidad de vida” se deja aparcada la investigación para curar enfermedades y se asignan recursos para fabricar niños “perfectos”. Juguetes al gusto. Muñecos por encargo. Pero no hijos.

Algunos enlaces relacionados:

Fecundación artificial.
Instrucción Donum VitaeSigue leyendo

Citas del Youcat (III)

Nosotros no somos el producto casual y sin sentido de la evolución. Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno es deseado, es amado, es necesario.” Benedicto XVI.
¡Quién, a través de la observación y el contacto sensible con el maravilloso orden del universo conducido por la sabiduría divina, no es llevado a la admiración del constructor que todo lo ejecuta!” Nicolás Copérnico.
No creas que Dios quiere prohibirnos todo amor al mundo. No, debemos amarlo, porque todo a lo que Dios dio el ser es digno de nuestro amor.” Santa Catalina de Siena.
La confianza en la divina providencia es la fe firme y viva en que Dios nos puede ayudar y lo hará. Que nos puede ayudar es evidente, porque es omnipotente. Que nos ayudará es seguro, porque lo ha prometido en muchos lugares de la Sagrada Escritura y es fiel a todas sus promesas.” Beata Teresa de Calcuta.
Ningún sufrimiento carece de sentido. Siempre se funda en la sabiduría de Dios.” Santo Tomás de Aquino.
Dios susurra en nuestras alegrías, habla en nuestra conciencia. Pero en nuestros Sigue leyendo

Citas del Youcat (II)

Creer en Dios quiere decir comprender que con las cosas del mundo no basta. Creer en Dios quiere decir comprender que la vida tiene un sentido.” Ludwig Wittgenstein.
Creo para comprender.” San Anselmo de Canterbury.
Entre Dios y la ciencia no encontramos jamás una contradicción. No se excluyen, como algunos piensan hoy, se complementan y se condicionan mutuamente.” Max Planck.
Que tu Credo sea para ti como un espejo. Mírate en él para ver si crees realmente todo lo que dices creer. Y alégrate cada día por tu fe.” San Agustín.
El amor verdadero duele. Tiene que doler siempre. Es doloroso amar a alguien; duele dejarlo, uno querría morir por él. Cuando las personas se casan, deben dejarlo todo para amarse el uno al otro. La madre, que da la vida a un hijo, sufre mucho. ¡Cuánto se malinterpreta y se abusa de la palabra “amor”!” Beata Teresa de Calcuta.
Señor mío y Dios mío, quítame todo lo que me aleja de ti. Señor mío y Dios mío, dame todo lo que me acerca a ti. Señor mío y Dios mío, despójame de Sigue leyendo

¡Qué susto! ¡Un casto!

Pues sí, hay gente que se preocupa por las cosas más pintorescas. Y así podemos leer que “sexólogos temen que la educación sexual impartida en algunos colegios valencianos promueva la castidad“. De verdad, ¡qué desvergonzados! Mira que promover la castidad… ¿Qué será lo siguiente? ¿Promover la comida sana?

Me temo que esa preocupación parte de un interés comercial (hay que recordar que la industria del preservativo es eso, una industria). Y, como no se suele decir nunca lo que es realmente la castidad, pues en la mente de la gente resuena como algún tipo de represión psicológica temerosa de la sexualidad. Oye, pues nada más lejano de la realidad. Lo aseguro como alguien que trata de ser casto en su matrimonio.

La castidad implica que lo propio del ser humano, esto es, la razón, gobierne los impulsos de la concupiscencia dentro de un conocimiento de la esencia de la sexualidad humana, que no se limita, como tanto se empeñan en hacernos creer, a la genitalidad, sino que implica a la persona entera. Dentro de esa esencia de la sexualidad se encuentran los dos aspectos implicados, el unitivo y el procreativo. Cuando se busca algo inferior a Sigue leyendo

Stephen Hawking, o cómo un físico genial se empeña en hacer de teólogo

publicado en: Blog, Blog: ciencia | 0

El físico Stephen Hawking ha decidido que la ciencia moderna excluye la existencia de Dios. Supongo que, para llegar a tal conclusión, ha pasado olímpicamente de tantos científicos que sí creen en Dios y no ven ninguna incompatibilidad entre ciencia y fe (más que nada, porque no la hay). Curiosamente, antes no pensaba eso.

Es momento de recordar que ciencia y fe caminan juntas porque el objeto de ambas es la verdad. Sin embargo, sus caminos son distintos: la ciencia se ocupa de los cómos, de la manera en la que organiza la materia. En cambio, el tema de los porqués es preocupación de la filosofía y de la teología. Entre estas tres disciplinas puede haber colaboración, por supuesto. De hecho, la hay. Pero siempre recordando no entrar en el terreno de la otra parte. Así, sería absurdo que un filósofo o un teólogo, por muy eminente que fuera, sin tener ni idea de física se dedicara a decir que su filosofía excluye la existencia del estado líquido, por poner un ejemplo.

Lo gracioso es que ciertos científicos cometen el error garrafal del que acusan muchas veces a la Iglesia. Cierto es que hubo épocas en las que las fronteras … Sigue leyendo

Jugando a ser dioses

Leo en el diario gratuito 2o minutos que nace en Alicante el primer bebé libre de la enfermedad de los huesos de cristal. Esto se ha conseguido mediante la selección de embriones, y aunque deseo de todo corazón que la niña viva feliz libre de esta enfermedad no me queda más remedio que hacerme una serie de preguntas:

– ¿Quién ha determinado que los demás embriones, tan humanos como el seleccionado finalmente, no merecían vivir?
– ¿Qué parámetros rigen a la hora de determinar si la vida de un ser humano merece o no ser vivida?
– El hecho de estar enfermo, de saber que un ser humano va a nacer enfermo, ¿es excusa para decidir que su vida no merece la pena?
– ¿Por qué ese empeño en disfrazar como algo positivo un hecho que ha supuesto la muerte de una serie de seres humanos en fase embrionaria?

Espero, como ya he dicho anteriormente, que la niña tenga una vida larga y feliz. Pero también espero que la sociedad y los propios padres de la niña se den cuenta de lo que han hecho. Según la actuación de estos padres, ellos mismos no deberían haber … Sigue leyendo

Citas

Voy a iniciar una serie de mensajes con citas de diversos autores sobre distintos temas. Y, para empezar, voy a poner aquí una serie de citas de Albert Einstein sobre el cristianismo y la religión en general que recoge mi amigo Rodrigo del Pozo en su blog Contracorriente:

————————

– La ciencia puede ser creada sólo por quienes están profundamente imbuidos por la aspiración hacia la verdad y el entendimiento. La fuente de este sentimiento, sin embargo, brota de la esfera de la religión.

– La ciencia sin la religión es coja; la religión sin la ciencia es ciega.

– Siendo un amante de la libertad, cuando llegó la revolución a Alemania miré con confianza a las universidades sabiendo que siempre se habían vanagloriado de su devoción por la causa de la verdad. Pero las universidades fueron acalladas. Entonces miré a los grandes editores de periódicos que en ardientes editoriales proclamaban su amor por la libertad. Pero también ellos, como las universidades, fueron reducidos al silencio, ahogados a la vuelta de pocas semanas.
Sólo la Iglesia permaneció de pie y firme para hacer frente a las campañas de Hitler para suprimir la verdad.
Antes no había … Sigue leyendo