Ley de “muerte digna”

publicado en: Blog, Blog: eutanasia | 0

Estaban tardando, pero ya está aquí. La penúltima maniobra en contra de la vida protagonizada por nuestro Gobierno es una especie de tergiversación de las palabras para disfrazar el asesinato como si fuera piedad para con los enfermos terminales. Y digo que es la penúltima porque, como podemos ver en casos como Holanda, cuando se empieza a legalizar saltarse la medicina para matar a los pacientes, se entra en una pendiente resbaladiza que se hace cada vez más perversa.

En marzo se aprobará un proyecto de ley para regular los cuidados paliativos y la “muerte digna”. Básicamente, la idea es matar a los enfermos terminales. Al menos, de momento. Con la excusa de que se les quiere evitar sufrimientos, se les mata directamente y arreglado. Ya no generan gastos a las arcas del Estado. Porque, seamos realistas, ahora mismo a los enfermos terminales ya se les seda (si quieren, claro, que también los hay que quieren sus sufrimientos porque  no los ven como algo indigno) para que no tengan dolores mientras llega la muerte. Según Rubalcaba, se trataría de una opción cuando el enfermo va a morir irremediablemente y va a sufrir. Lo más curioso, es que todos vamos … Sigue leyendo

Sigue perdiendo valor la vida

Leo en Infocatólica que una fundación suiza proeutanasia propone aplicarla a pacientes con Alzheimer. Se trata de la misma que estuvo arrojando a un lago cercano cientos de urnas con cenizas humanas de sus pacientes.

La vida de los nonatos no vale nada. La vida de los ancianos no vale nada. La vida de los enfermos no vale nada. En resumen, la vida de quienes puedan molestar de alguna manera no vale nada. Ese es uno de los mandamientos que está cogiendo fuerza en esta Europa que se está convirtiendo en un monstruo sediento de la sangre de los más indefensos.

No podemos cansarnos de repetirlo: toda vida merece ser vivida. Menos ayudar al suicidio y más cuidados paliativos. Menos dejar de preocuparse de los ancianos y los enfermos y más darles cariño y apoyo. Menos preguntarse si una vida es digna de ser vivida y más maravillarse del misterio de la vida, aun en condiciones precarias.

Nadie tiene la capacidad ni el derecho de decidir si una vida merece ser vivida o no.

Más información:

Fundación suiza proeutanasia propone aplicarla a pacientes con Alzheimer.
El corazón de Europa es nazi.
Noticia del hallazgo de Sigue leyendo