La humildad de José

La humildad de JoséNo se le suele hacer mucho caso. Pero tuvo un papel vital en la historia de la salvación. Hablo de José, padre (adoptivo) de Jesús. Pongo adoptivo entre paréntesis porque, aun siéndolo, seguro que para Jesús era ya no un padre, sino un padrazo. En ningún caso se ve a Jesús renegar de ser “el hijo del carpintero”. ¿Por qué habría de hacerlo? Seguro que se sentía plenamente orgulloso del padre adoptivo que le había buscado su Padre. Un hombre justo, que ni siquiera en la sospecha y en la dificultad quiso causar ningún daño. Más bien al contrario, escuchaba silenciosamente la voz de Dios y la cumplía sin rechistar. Cuidó de su esposa, María, y de Jesús como el mejor de los maridos y de los padres. Sin hacer ningún ruido. Trabajó de sol a sol para poder llevar comida a su casa. Enseñó a Jesús el valor del trabajo, de la familia, de cumplir con las obligaciones.

Jesús seguro que se fijaba atentamente mientras su padre, con su vida entregada a su familia, se iba desgastando poco a poco para sacarlos adelante. Seguro que mucho de lo que aprendió de José le ayudó también en su momento … Sigue leyendo

El escritor católico y su responsabilidad ante la nueva evangelización

El escritor católico y su responsabilidad ante la nueva evangelizaciónEl escritor católico (o el católico que escribe, que viene a ser lo mismo), por lo que implica ese ser católico, tiene una muy seria responsabilidad ante la nueva evangelización.

Antes de continuar, quiero dejar claro que yo entiendo por nueva evangelización volver a la primera evangelización. Esto, que parece una especie de juego de palabras, a lo que se refiere es a que pienso que debemos volver a lo de siempre: a ser coherentes. A dejar que todos los aspectos de nuestra vida estén impregnados por nuestra fe. Conocer la fe, vivir la fe, proclamar la fe.

Volviendo al tema que nos ocupa, nos encontramos con que el escritor católico, en el acto de escribir, también estará influido por esa fe. Y eso es una gran responsabilidad de la que no debemos intentar evadirnos.

Cuando uno escribe un ensayo o un texto piadoso, es fácil. Pero ¿esto es transmisible a, por ejemplo, la fantasía o la ciencia ficción?

Sin duda, así es y así debe ser.

Podemos, con nuestros textos, luchar por la creación de un mundo mejor. Mostrar las maravillas del ya existente, denunciar el mal. Tenemos un gran poder en nuestras … Sigue leyendo

Buscando el mar

publicado en: Blog, Blog: fe | 0

Buscando el marY te vas buscando el mar, porque el mar te hace más fuerte.

Así dice en un cierto momento una canción de Juan Pardo que siempre me ha gustado. En cierto modo, me identifico con esa frase. Aunque soy animal de secano, el mar me atrae poderosamente. Las veces que he tenido oportunidad de estar en un ferry no me ha importado estar sobre la cubierta, aunque el tiempo fuera el del Mar del Norte, aunque la velocidad fuera la de los ferries de pasajeros de Noruega. El mar tiene algo que me llama, que me atrae.

Quizá tenga algo que ver con que el mar es la imagen perfecta de todo lo sagrado. Es enorme, sabemos que lo es aunque nunca lo hayamos visto entero. Sin embargo, sólo vemos la superficie. Y el fondo es un absoluto misterio para nosotros. Lo observamos con una mezcla de atracción, fascinación y miedo. Sabemos que tiene un poder terrible, pero aun así nos quedamos embelesados mirándolo. Lo sentimos cercano, como si tuviéramos que estar siempre junto a él, pero a la vez lo sentimos lejano, fuera de nuestro alcance, fuera de nuestras capacidades humanas.

Otro tanto ocurre con … Sigue leyendo

Fe y compromiso

publicado en: Blog, Blog: fe | 0

Fe y compromisoCuando se inició la Adoración Perpetua en mi parroquia, me pareció un proyecto muy bueno. Ya he hablado con anterioridad de ello y de cómo me apunté como responsable de hora.

Si mal no recuerdo, no me pensé mucho lo de apuntarme a la adoración. Costó decidir el día y la hora, eso sí. Pero lo hice y creo que fue la mejor decisión que pude tomar al respecto. ¿Por qué? Porque me comprometía. Daba mi palabra de que todas las semanas, siempre que no surgiera algo que me lo impidiera (ha ocurrido algunas pocas veces), acudiría a estar esa hora ante el Santísimo. Creaba un vínculo con el que me obligaba a mí mismo.

Esto es importante. Si no me hubiera comprometido a ir esa hora, lo más probable es que habría acabado dejando de ir. Podrían más las demás ocupaciones. Siempre hay mucho que hacer y, al fin y al cabo, a la Adoración puedo ir en cualquier momento. Seguro que lo acabaría dejando “para mañana”. Y todos sabemos lo que suele querer decir eso.

Ese compromiso nació de un momento de fe y se mantiene gracias a la fe. No nos engañemos, este … Sigue leyendo

Hágase

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

Dijo Dios: «Exista la luz». Y la luz existió. (Gn 1, 3)

El libro del Génesis muestra muy a las claras el poder de Dios. No se trata, como en tantas mitologías, de una especie de Hágasedemiurgo que necesita de algo anterior y, con trabajo, va formando los diferentes seres que pueblan el universo. Tampoco es alguien que tenga un contrario, como una especie de yin-yang.

Dios, el dios cristiano, es omnipotente. En el Génesis se le muestra creando todo un universo con tan sólo quererlo. Mediante su Palabra. No hay ningún esfuerzo. Ninguna materia anterior. No hay nada. Y Dios lo crea todo, de tal manera que queda claro que tiene un completo dominio sobre su Creación. Todas las fuerzas de la naturaleza están sometidas a Él.

Podríamos llamar a Dios “el dios del hágase“. Y eso nos da una pista muy importante, porque nos indica qué actitud es la correcta respecto a Él. Se trata de algo que quien mejor lo entendió fue la Virgen María. ¿O no recordamos que la redención vino precedida de su “hágase en mí según tu palabra”? Pues esa es la actitud: dejar a Dios que haga. … Sigue leyendo

Blandengues

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

León cobardeSomos unos auténticos blandengues. Hoy por hoy, los católicos españoles somos, en una inmensa mayoría (gracias a Dios, no todos), una masa fofa, insípida, tibia, con un catolicismo que, como mucho, se muestra únicamente al estar en compañía de otros católicos. O en las Redes Sociales, siempre que no haya posibilidad de que alguien nos mire mal.

Oye, ¿y así vamos a cambiar el mundo? ¿No se supone que tendríamos que estar intentando que ya en este mundo se viviera el Reino de Dios? ¿Y eso se hace escondiendo la cabeza?

Nos hemos dejado domesticar. Nos hemos dedicado a aceptar cómo es el mundo y se nos ha olvidado que deberíamos ser inconformistas, ir contra corriente y luchar por cambiar las cosas. Pero claro, como me dijo alguien una vez, “aceptando cómo son las cosas se vive más feliz”. Por supuesto. Ya he oído antes lo de que la ignorancia es la felicidad. Pero no me vale.

Vemos cómo nuestros hermanos perseguidos son decapitados, las mujeres violadas, vendidas como esclavas. Vemos cómo tienen que … Sigue leyendo

Yo confieso

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: Iglesia | 0

 

Yo confiesoHoy me gustaría hablar de una oración que rezamos en misa y yo creo que no le damos la debida importancia. Al final, gran parte de los problemas con las misas se derivan de que nos hemos acostumbrado o de que esperamos que sea algo como un espectáculo para nosotros, cuando lo importante no es precisamente nuestro entretenimiento. Por ello me parece de vital importancia reflexionar sobre cada parte de la misa, porque por pequeña que sea, está plena de significado. Un ejemplo es esta oración, Yo confieso, que nos pone en disposición de comenzar la misa.

Yo confieso

Es decir, yo me hago responsable de mis actos, mis pensamientos y mis omisiones. Con libertad he caído y asumo que mis pecados dañan a Dios, a los demás y a mí mismo. Por eso, es necesario que me reconozca pecador. Pero, lo más importante, y que se deriva del resto de la oración, también me reconozco querido y amado por Dios.

ante Dios Todopoderoso y ante vosotros, hermanos,

Parecería normal reconocer la propia responsabilidad y la propia debilidad ante Dios, pero también la tenemos que reconocer antes los demás. Porque nosotros también somos humanos. No estamos … Sigue leyendo

Todos somos nómadas

publicado en: Blog, Blog: fe | 0

NómadasNómadas que buscan los ángulos de la tranquilidad,
en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados,
entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan.
Caminante que vas buscando la paz en el crepúsculo
la encontrarás, la encontrarás al final de tu camino.

Bajo el tránsito de la aparente dualidad,
la lluvia de Septiembre despierta el vacío de mi cuarto
y los lamentos de la soledad aún se prolongan.
Como un extranjero no siento ataduras del sentimiento,
y me iré de la ciudad, esperando un nuevo despertar.

Los viajantes van en busca de hospitalidad,
en pueblos soleados, en los bajos fondos de la inmensidad
y después duermen sobre las almohadas de la tierra.
Forastero que buscas la dimensión insondable
la encontrarás fuera de la ciudad, al final de tu camino.

He aquí una de mis canciones favoritas de Franco Battiato. Y es que todos somos nómadas. Todos, sin excepción.

Mientras vivimos, nunca estamos asentados por completo. Siempre hay algo que mejorar, algo que descubrir. Si creemos que nuestra inquietud interior se apaciguará con tal o cual elemento de consumo, en cuanto lo consigamos nos daremos cuenta de que seguimos queriendo más, de que … Sigue leyendo

El Señor de los desafíos

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

El amor exige el desafíoMe parece un terrible reduccionismo ver a Dios, como tanto se hace últimamente,  como un almohadón afectivo, una especie de copia de oso amoroso o un simple subidón emotivo. Más bien por mi experiencia creo que podríamos llamarle, sin miedo a equivocarnos, “El Señor de los Desafíos“.

Porque casi cada palabra de Dios plantea un desafío, como podrían ser:

Ten fe en mí incluso cuando parezca que me he ido de tu lado. Sobre todo en esos momentos.

– Reza por quien te hace daño.

– Responde al mal con bien.

– Deja de retozar en el barro de tus miserias y levántate. Te sostendré, aunque no veas mi mano.

Olvídate de ti mismo y déjame darte vida.

Vacíate de ti y llénate de mí.

– Vete y no peques más.

– ¿También vosotros os vais a ir?

Cree en mi Iglesia incluso aunque algunos de sus representantes sean indignos.

Cada sacramento implica un desafío. El desafío de una vida nueva, el desafío de dejarse guiar por Dios, el desafío de negarse, morir y resucitar en … Sigue leyendo

Tiempo de conversión

Con el miércoles de ceniza damos comienzo a esta nueva Cuaresma, este camino de conversión que nos invita a acercarnos a la Pasión de Cristo para poder acercarnos también a su Resurrección.

Este camino de conversión es para todos. Desde el Papa hasta el último laico, todos necesitamos conversión. ¿O alguno de nosotros es perfecto? Yo diría que no.

Un instrumento que me parece que puede ser muy útil es el examen ignaciano diario. Un examen de conciencia no tanto para la Confesión (aunque también), cuanto para tomarnos el pulso de cada día y evaluar hasta qué punto nos acercamos o nos alejamos de Dios. Se trata de un ejercicio de sinceridad orada, de humildad. De dejar de lado nuestras apariencias y enfrentarnos a la realidad.

¿En qué ocasiones hoy no he buscado la voluntad de Dios? ¿He sido egocéntrico? ¿En qué momentos me he dejado llevar al pecado? También hay que ver lo positivo: ¿en qué ocasiones he actuado bien? ¿Cuándo he seguido la voluntad de Dios? Hay que ser concreto y hacer el examen en un clima de oración. No se trata de una simple introspección.

Tras desgranar lo sucedido en el día, pedimos … Sigue leyendo