El sentido de la mortificación cristiana

Mortificación cristianaComo en cada nueva Cuaresma, surgen voces (incluso de supuestos católicos) diciendo lo absurdo que es el ayuno, la penitencia, la mortificación en general. Curiosamente, las dietas o el machacarse en el gimnasio no se cuentan entre las mortificaciones absurdas. Pero bueno, ya se sabe cómo son estas cosas.

Hay por ahí quien piensa que es que la Iglesia tiene una guerra contra el cuerpo. Como si la Iglesia creyera que el cuerpo es algo malo. Y resulta que no es así en absoluto. Eso es propio de los gnósticos, no de los cristianos. Para mí fue muy triste una discusión que mantuve con alguien que se mostraba como católico y que se empeñaba en que el cuerpo no es más que una cárcel, saltándose alegremente el Magisterio y dando como “argumentos” citas de san Agustín mal entendidas y sacadas de contexto. Y no, el hombre es un alma encarnada. El cuerpo no es una máquina dirigida por el alma, sino que somos una unidad. De lo contrario, no creeríamos en la resurrección de la carne, ¿no? Nos quedaríamos contentos con que el alma pululara ella sola, incorpórea. Sin embargo, esa no es la doctrina católica. … Sigue leyendo

He combatido el noble combate

«He combatido el noble combate, he acabado la carrera, he conservado la fe» (2 Tim 4, 7).

He combatido el noble combateOjalá en mi lecho de muerte pueda decir, como Pablo en la segunda carta a Timoteo, que he combatido el noble combate. Es preciosa y llena de significado la forma que tiene de relacionar la fe con el combate. Porque no se nos puede olvidar que la fe tiene una enorme relación con la lucha. La vida de fe es lucha. Mantenerse coherente en medio del mundo, agarrarse a Dios ante las tentaciones y las dificultades de todo tipo, saber que te verán como un bicho raro y seguir adelante es lucha. Y es muy dura.

¿Acaso no has tenido nunca esa sensación de estar en guerra? La primera, en tu propio interior, contra el pecado. Siempre asistido por la gracia divina, pero también dependiendo de tu respuesta a esa gracia. Una respuesta que no siempre es tan satisfactoria como debería ser, ¿verdad? Cada vez, una pequeña (o no tan pequeña) batalla. Una carrera, como también dice Pablo, en la que no hay que detenerse. En la que, al caer, no hay que quedarse en el suelo sino levantarse … Sigue leyendo

Para tener éxito, aplaude lo que todos aplauden

Aplaude lo que todos aplauden y serás uno más del grupo.

Para tener éxito aplaude lo que todos aplaudenEscuchando un cierto podcast sobre literatura, los comentarios del autor sobre lo que era más compartido en las redes sociales reflejaban claramente el panorama actual. Y que se resume en la frase anterior: aplaude lo que todos aplauden. Di lo que todos digan. Haz lo que todos hagan. Sé uniforme. No sobresalgas. En definitiva, sé lo que quieren que seas.

Es triste ver que un escritor, que tiene el poder de inventar mundos, acepta algo así. Es triste ver un poder como ese servir sólo para la alabanza al status dominante. Y más triste aún que no sólo se arrodille de esa manera sino que, además, lo recomiende.

La verdad es que da que pensar. Si nos fijamos en el mundo de la cultura (o, quizá, mejor habría que decir de los culturetas), parece que está todo formado por el mismo molde. La gran mayoría de escritores, actores, músicos, etc. parece que han salido del mismo molde, al menos en España. Misma ideología, mismo pensamiento. Pocos se salen del guión. Y … Sigue leyendo

Los cristianos no tenemos derecho a desanimarnos

«Ánimo, soy yo, no tengáis miedo». Mc 6, 50

Los cristianos no tenemos derecho a desanimarnosAlgo que procuro tener siempre presente son estas palabras de mi primer director espiritual (fallecido en 2013): «los cristianos no tenemos derecho a desanimarnos».

Hay veces en las que nos miramos y miramos alrededor y sentimos la tentación de echarlo todo por la borda. Nos empeñamos en ser cada vez mejores, pero tendemos a caer siempre en las mismas piedras. En cada confesión hacemos propósito de enmienda, pero sabemos que somos débiles y que es casi seguro que volveremos a caer. Vemos que ser un católico comprometido hoy en día es casi una actividad de riesgo. Sabes que vas a estar señalado, que vas a ser insultado. Y, según el ambiente en el que estés, puedes ser atacado físicamente además de verbalmente. De hecho, la sociedad está cada día más alejada ya no del cristianismo, sino de los valores más elementales. Puede dar la impresión de que la lucha contra todo esto no tiene sentido.

Hace unos dos mil años, el mundo no estaba mucho mejor. Y, sin embargo, Dios dio el todo por el todo y se encarnó, uniendo lo humano y lo divino … Sigue leyendo

Pequeños pasos para cambiar el mundo

Pequeños pasos para cambiar el mundo¿Quién no ha soñado alguna vez con cambiar el mundo? Ante una injusticia, ante la constatación de cómo el mal parece avanzar a pasos agigantados, ante un desengaño… Quizá no todo el mundo, sino nuestra parcela particular. El trabajo, el colegio, tu país, tu ciudad… ¡A mí también me gustaría cambiar muchas cosas!

Se trata de una pretensión que, si no dejamos que se empañe de egoísmo, puede ser muy justa. Porque este cambio debe ser por amor, por conseguir un mundo mejor, no para conseguir un mundo a imagen y semejanza de nuestras ambiciones.

El tema es cómo lograr tal objetivo.

A veces se puede pensar que la única forma de cambiar el mundo es echarlo abajo todo para reedificarlo de nuevo. Sin embargo, creo que todos coincidiremos en que eso sólo es posible en contadas ocasiones, en ámbitos relativamente pequeños, y de mano de gente muy especial. Además, estos cambios tienen la tendencia a no arraigar, al ser un cambio demasiado radical.

Sin embargo, hay una forma de cambiar el mundo en la que todos podemos contribuir. Es lenta, pero los resultados son más duraderos, porque van calando en el interior de la gente poco … Sigue leyendo

Que las musas te encuentren trabajando

Que las musas te encuentren trabajandoEso dijo Picasso. Y no es que me apasione la obra ni la vida de ese hombre, pero en esto tengo que estar de acuerdo con él.

No es infrecuente que, al hablar de escribir, los propios escritores lo mostremos como un producto de la inspiración. Como si realmente un buen día viniera un puñado de musas a bailotear alrededor del susodicho y a susurrarle lo siguiente que tiene que ir escribiendo.

Bien, esto a veces sucede. No lo de las musas bailoteando, sino lo de que te pongas a escribir y todo salga totalmente fluido, como si realmente todo ya estuviera escrito y te lo estuvieran dictando. Hay que reconocer que da gusto que esto ocurra. También hay que reconocer que no tiene por qué ser lo más frecuente.

Baudelaire dijo que “la inspiración es trabajar todos los días“. Stephen King y Brent Weeks, entre otros muchos, coinciden en este punto. Lo más importante es escribir todos los días. Sea lo que sea, pero escribir. A las musas, por lo general, hay que echarlas una manita. O, al menos, hay que dejarlas claro que, si quieren venir, estarás ahí, delante del ordenador, tecleando. Si quieren … Sigue leyendo

Hágase

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

Dijo Dios: «Exista la luz». Y la luz existió. (Gn 1, 3)

El libro del Génesis muestra muy a las claras el poder de Dios. No se trata, como en tantas mitologías, de una especie de Hágasedemiurgo que necesita de algo anterior y, con trabajo, va formando los diferentes seres que pueblan el universo. Tampoco es alguien que tenga un contrario, como una especie de yin-yang.

Dios, el dios cristiano, es omnipotente. En el Génesis se le muestra creando todo un universo con tan sólo quererlo. Mediante su Palabra. No hay ningún esfuerzo. Ninguna materia anterior. No hay nada. Y Dios lo crea todo, de tal manera que queda claro que tiene un completo dominio sobre su Creación. Todas las fuerzas de la naturaleza están sometidas a Él.

Podríamos llamar a Dios “el dios del hágase“. Y eso nos da una pista muy importante, porque nos indica qué actitud es la correcta respecto a Él. Se trata de algo que quien mejor lo entendió fue la Virgen María. ¿O no recordamos que la redención vino precedida de su “hágase en mí según tu palabra”? Pues esa es la actitud: dejar a Dios que haga. … Sigue leyendo

Blandengues

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

León cobardeSomos unos auténticos blandengues. Hoy por hoy, los católicos españoles somos, en una inmensa mayoría (gracias a Dios, no todos), una masa fofa, insípida, tibia, con un catolicismo que, como mucho, se muestra únicamente al estar en compañía de otros católicos. O en las Redes Sociales, siempre que no haya posibilidad de que alguien nos mire mal.

Oye, ¿y así vamos a cambiar el mundo? ¿No se supone que tendríamos que estar intentando que ya en este mundo se viviera el Reino de Dios? ¿Y eso se hace escondiendo la cabeza?

Nos hemos dejado domesticar. Nos hemos dedicado a aceptar cómo es el mundo y se nos ha olvidado que deberíamos ser inconformistas, ir contra corriente y luchar por cambiar las cosas. Pero claro, como me dijo alguien una vez, “aceptando cómo son las cosas se vive más feliz”. Por supuesto. Ya he oído antes lo de que la ignorancia es la felicidad. Pero no me vale.

Vemos cómo nuestros hermanos perseguidos son decapitados, las mujeres violadas, vendidas como esclavas. Vemos cómo tienen que … Sigue leyendo

El Señor de los desafíos

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: lucha | 0

Me parece un terrible reduccionismo ver a Dios, como tanto se hace últimamente,  como un almohadón afectivo, una especie de copia de oso amoroso o un simple subidón emotivo. Más bien por mi experiencia creo que podríamos llamarle, sin miedo a equivocarnos, “El Señor de los Desafíos“.

Porque casi cada palabra de Dios plantea un desafío, como podrían ser:

Ten fe en mí incluso cuando parezca que me he ido de tu lado. Sobre todo en esos momentos.

– Reza por quien te hace daño.

– Responde al mal con bien.

– Deja de retozar en el barro de tus miserias y levántate. Te sostendré, aunque no veas mi mano.

Olvídate de ti mismo y déjame darte vida.

Vacíate de ti y llénate de mí.

– Vete y no peques más.

– ¿También vosotros os vais a ir?

Cree en mi Iglesia incluso aunque algunos de sus representantes sean indignos.

Cada sacramento implica un desafío. El desafío de una vida nueva, el desafío de dejarse guiar por Dios, el desafío de negarse, morir y resucitar en … Sigue leyendo

Cobardes

Como muchos ya sabéis, uno de mis intereses es la fotografía. Eso me ha llevado a comprar libros sobre diversos aspectos de ese arte y a seguir a varios fotógrafos que me resultan interesantes.

Una de las cosas que me han llamado la atención es que algunos fotógrafos estadounidenses no tienen reparos en incluir en los agradecimientos de sus libros nada menos que a Dios y a Jesucristo, e incluso hablar en Facebook, con toda naturalidad, de un retiro espiritual que hicieron. Fotos incluidas.

Lo triste es el hecho de que me llamara la atención. ¿Por qué es así? Porque no es algo que vea habitualmente. En España, los católicos tendemos a ser de perfil bastante bajo. Que es un eufemismo para decir que somos unos cobardes de tomo y lomo. Estamos aterrados. En nuestros grupitos de oración, comunidades y lo que sea, sí, unos católicos decididos y participativos. Pero es que, arropado por gente que piensa igual, es muy sencillo ser así. No es más que ser uno más del grupo. Eso no tiene mérito.

Eso sí, somos buenísimos buscando excusas. ¿O no es una excusa pretender que, por misericordia, es mejor no … Sigue leyendo

1 2 3 4 5