Compra-venta de niños

Vientre de alquilerLlevamos varios días viviendo una cierta saturación de noticias y comentarios sobre algo que han venido a llamar “gestación subrogada”. La idea, no nos engañemos, es precisamente conseguir que se hable de ello. Que se hable de forma favorable. Y, por supuesto, que quienes no estamos de acuerdo parezcamos unos monstruos sin corazón, bla, bla, bla.

Para quien no sepa de qué va el tema, se supone que esta “gestación subrogada” sería una forma de conseguir que una pareja que quiera tener un hijo biológico (y, por tanto, no quieren adoptar), pero por el motivo que sea no lo puedan (o quieran) tener ellos, lo tenga a base de implantar un óvulo fecundado en otra mujer. Por supuesto, con un contrato de por medio y una compensación económica, faltaría más. Y ampliable, si es que no va a ser lo normal, a la utilización de esperma y óvulos de donantes anónimos, lo que pervierte aún más si cabe esta historia.

Hablando claro: “gestación subrogada” no es más que un eufemismo para decir “compra-venta de niños”. Así de simple. Se trata de algo que convertiría a una mujer, por lo general con pocos recursos, en poco más que Sigue leyendo

Cómo ser provocador

Cómo ser provocadorEl otro día volvía a casa escuchando una canción de Tino Casal, Billy Boy, sobre un personaje que se vestía y se peinaba buscando provocación. En ese momento se me pasó por la cabeza algo que ayer, al escuchar el evangelio en Misa, he visto confirmado.

El evangelio de ayer nos dice que debemos ser la sal de la tierra y la luz del mundo (cf. Mt 5, 13-16). Y yo me pregunto: ¿hay, hoy por hoy, alguna manera de ser luz del mundo sin ser provocador? Ojo, no necesariamente buscando la provocación, como Billy Boy, sino por la forma en la que debemos comportarnos para ser coherentes con nuestra fe. Me da la sensación de que, por no provocar, por pasar inadvertidos, por escondernos, por cobardía pura y simple, hemos ido rebajando más y más el nivel hasta convertir la fe en un aditivo tan light que no sirve para nada al que lo tome.

Sí, la provocación conlleva que se enfaden con el provocador. Y ahora llegará algún buenista diciendo que … Sigue leyendo

¿De este van a tomar ideas en el colegio de mi hijo?

Hace no mucho estaba feliz. Habían admitido a mi hijo en el colegio en el que estudié yo de pequeño, el Círculo Católico de Obreros. Tengo buenos recuerdos de los profesores, en especial del padre Hernando y del padre Carlos Conde. Fieles jesuitas de los de toda la vida, de los que antes habrían muerto que permitido el avance de los ataques a la Iglesia. Grandes sacerdotes, y muy buena educación católica.

Esa felicidad se desdibujó un poco cuando vi que, al menos en la web, del colegio “Círculo Católico de Obreros” había desaparecido “Católico de Obreros”. Pero bueno, te queda el beneficio de la duda, el pensar que se tratará de hacerlo más “moderno”. Vale.

Luego, en la primera reunión con la profesora, nos habló de que, cada curso, lo dedican a un tema y que, en este curso, tocaba “educar en la solidaridad“. Bueno, en mi época no teníamos que hacer cosas de esas. La solidaridad va implícita y explícita en el catolicismo, y se supone que van a dar educación católica. Pero vale, aceptémoslo también.

Ahora bien, cuando ves que organizan una conferencia para lo de “educar en la solidaridad” … Sigue leyendo

Si conocieran a la Iglesia…

Hace poco, comiendo en mi lugar de trabajo, tuve la oportunidad de oír parte de una conversación que tenía lugar en una mesa relativamente cercana.

La verdad es que no quedaba más remedio, porque la que llevaba la voz cantante no era muy discreta que digamos. Así que me sacó de mis propias disquisiciones mentales para escuchar todo un catálogo de tópicos que repetía con el convencimiento con el que un loro repite las palabras que le han enseñado a decir. Que si los curas son pederastas e invertidos (sic), que si la Iglesia dice tal o cual cosa sobre la homosexualidad… Vamos, un clásico.

Lo más sorprendente es que estaba convencido de que esas opiniones me iban a enfadar o irritar. Pero, en su lugar, me invadió la pena.

Pena por la cantidad de loros que se limitan a repetir lo que los “creadores de opinión” les sirven en bandeja, sin pensar en que pueden estar equivocados o, directamente, que pueden estar siendo manipulados sin ningún pudor ni oposición.

Pero, especialmente, pena porque no conocen la doctrina de la Iglesia. La de verdad, no la versión que organizan otros. Pena porque se han cerrado a … Sigue leyendo

Cadenas de correo

publicado en: Blog, Blog: manipulación | 0

No recuerdo haber visto ninguno en formato físico, pero desde la llegada y popularización del correo electrónico son una auténtica plaga. Sí, me refiero a esos odiosos correos en los que te cuentan cualquier historia delirante y terminan pidiéndote, de mejor o peor manera, que lo reenvíes a todos tus contactos.

Lo verdaderamente increíble es que la gente obedece. Es más, no sólo obedece, sino que se cree a pies juntillas lo que dice ese correo, que ha escrito originariamente alguien que nadie tiene la más remota idea de quién es.

¿Por qué ese acto de fe? Pues, por mal que quede, creo que la respuesta es que no nos gusta pensar. Preferimos que los demás piensen por nosotros. Así que si me ha llegado un correo de alguien a quien conozco, aunque me diga que hay que salvar el ecosistema del monstruo del Lago Ness porque los residuos de los OVNIs que pasan por la zona son altamente contaminantes, voy y me lo creo. Y si me dice que lo reenvíe, yo lo reenvío. Sin más comprobaciones. Porque, seamos sinceros: ¿cuál fue la última vez que te llegó un correo que era obviamente uno de … Sigue leyendo

Culturetas

¿Qué pasa en el autodenominado «mundo de la cultura» desde hace un tiempo? No sé vuestra impresión, pero a mí me da la sensación de que hay una cierta parte de sujetos de ese mundillo que parece estar convencida de que la Iglesia es una especie de freno de la cultura y del avance científico.

Los de la ceja, los que creen que, a estas alturas, descubren tremendas confabulaciones en las que la Iglesia habría ocultado terribles secretos durante dos mil años, los que quieren sacar a la Iglesia de la Universidad. Los que se creen adalides del pensamiento racional. Otro cultureta venido a escritor que se queja de las manifestaciones en favor del «maldito derecho a la vida». Alguno por ahí que se enorgullece de dar ideas sobre personajes bíblicos en sus libros que no le gustarán a la Iglesia.

Sí, uso la palabra «cultureta» para definir a estas personas. Porque un cultureta es, según el DRAE, «una persona pretendidamente culta». Pero sólo pretendidamente. Porque si fueran cultos, sabrían que, por ejemplo, el origen de la Universidad está en la Iglesia. Se darían … Sigue leyendo

Un argumento ya desgastado

Echando un vistazo a los libros que leía en mi, como me gusta llamarla, “época absurda”, me doy cuenta de que unos cuantos de ellos, incluso de los que me había quedado una buena sensación, adolecen de un argumento ya, de tan usado, desgastado. O eso debería ser, porque todavía sigue presente en infinidad de libros actuales. Me refiero, como no, a algo tan manido como las infames conspiraciones de la Iglesia.

En serio, no entiendo cómo, después de tantos años dándole vueltas a esas absurdas historias, todavía siguen atrayendo al personal. Si es que ya aburren hasta a las vacas. Casi siempre con la misma tontería: un terrible secreto que, de descubrirse, hará tambalearse los cimientos de la Iglesia. Aunque, a veces, nos sorprenden con nuevas conspiraciones a cada cual más ridícula (incluso, si es necesario, resucitando a los templarios, que siempre quedan bien en una historia de ese tipo). Y esas historias siguen vendiendo.

Por cierto, llama la atención que siempre, al decir “Iglesia”, se refieren a la jerarquía. Nunca nos incluyen precisamente a los que conformamos el tejido social de la Iglesia, los laicos. ¿Será que somos los pobrecitos engañados, a la espera de … Sigue leyendo

¿Quién es su dios?

Un día leí el siguiente testimonio en una hoja del taco del Corazón de Jesús:

No me crié en una casa particularmente religiosa. Tuve un padre que nació musulmán pero se volvió ateo, abuelos metodistas y bautistas no practicantes, y una madre que no creía en la religión organizada, a pesar de ser la persona más bondadosa y espiritual que jamás he conocido. De niño ella me enseñó a amar y a comprender, y a tratar a otros como quisiera que me trataran a mí.

No me convertí en cristiano sino muchos años después, cuando me trasladé a la zona sur de Chicago luego de la secundaria. No fue por adoctrinamiento ni por una súbita revelación, sino porque pasé mes tras mes trabajando con gente de la iglesia que simplemente quería ayudar a los vecinos que estaban pasando por un mal momento, sin tener en cuenta qué aspecto tenían, o de dónde venían, o a quién dirigían sus oraciones. Fue en esas calles, en esos vecindarios, donde por primera vez sentí el Espíritu de Dios llamándome. Fue allí donde me sentí llamado para un propósito superior, su Propósito.

Qué bonito, ¿eh? Pues esta persona tan cristiana, … Sigue leyendo

Bueno, a ver si nos tranquilizamos

En el poco tiempo que lleva el Papa Francisco, ya ha dado tiempo a todo tipo de reacciones. Por un lado, las de siempre, las que cabía esperar. Que si apoyó la dictadura argentina, que si misógino… Payasadas que le caen siempre al que sea el Papa, nada nuevo bajo el sol. De hecho, es buena señal que se den estos ataques.

Sin embargo, esas no son las reacciones que me preocupan, sino más bien el fuego amigo. Porque tan peligroso es que haya ataques tan burdos como los que acabo de mencionar como el exceso de apasionamiento de otros. De todo he leído, encumbrándole como el paradigma de todo lo mejor. Y eso es peligroso porque todos tenemos defectos. Todos. No debemos divinizar a nadie ni exagerar las cosas.

El Papa es humilde. Claro que sí. Pero también lo es Benedicto XVI. Y lo fue Juan Pablo II. Y Juan Pablo I. Etc. Francisco tiene otro estilo, claro que sí. Se ve de forma quizá más clara. Pero la esencia no ha cambiado. ¿O creemos que es el único realmente preocupado por los pobres? Es lamentable ver tantos comentarios insistiendo en esa “nueva humildad” y … Sigue leyendo

La mula, el buey…

Con motivo del lanzamiento del libro de Benedicto XVI sobre la infancia de Jesús, veo con sorpresa que muchos se han puesto a asegurar que el Papa dice que hay que quitar la mula y el buey y cosas semejantes. Como de costumbre, me llama la atención que los medios de comunicación se fijen en cosas como estas, de las que, por cierto, los que escriben no suelen tener ni pajolera idea, y no se fijen en otras cosas. Pero bueno, al margen de esto, resulta que el Papa no ha dicho nada de eso.

Está muy bien explicado en el artículo de la revista Ecclesia “¿Qué pasa con los belenes?“, con lo que no tiene mucho sentido que me extienda en ello. Pero sí que quería hacer notar eso, cómo los medios de comunicación eligen qué publicar. ¿Quién decide lo que se publica y la orientación con la que se publica? ¿Bajo qué directrices? En mis tiempos jóvenes me dijeron que el periodismo tenía que ser neutral. Sólo había que dar la información clara, concisa y correcta. El problema es que no se cumple nada de eso. Nos cuelan interpretaciones de una información que, … Sigue leyendo

1 2 3 4 8