Despidiéndome de un amigo

El día 6 de julio de 2013 fallecía en Valladolid el padre Federico García Unquera, S.J., quien ha sido mi confesor y director espiritual durante años, hasta que, debido a la enfermedad, tuvo que ser trasladado a la casa que la Compañía tiene en Villagarcía de Campos, que tiene enfermería, para ser mejor atendido.

En la homilía de la Misa que los jesuitas celebraron ayer por su alma el sacerdote recalcó algo que, ciertamente, definía al padre Unquera: era un mediador de la misericordia divina. Pasaba horas y horas en el confesionario, siempre escuchando, siempre con buena cara, siempre ayudando, dando buenos consejos. Siempre. Incluso cuando necesitaba bastón para caminar, y lo hacía muy lentamente, él se empeñaba en ir a confesar. Aunque sus compañeros le dijeran que no estaba como para ir a confesar, él quería seguir desgastándose como mediador de la misericordia de Dios. Una anécdota que puede parecer nimia, pero que a mí me ayudó mucho fue que, un día, después de contarle mi ristra de pecados, le dije: “Pues estas son mis miserias.” Y el me respondió: “No, esas eran tus miserias.“. Quizá él me haya ayudado más que nadie a entender la … Sigue leyendo

El embajador israelí reconoce la labor de Pío XII

El embajador israelí en la Santa Sede, Mordechai Lewy, ha reconocido la labor de la Iglesia y, en concreto, de Pío XII, en la ayuda a los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

Siempre es una alegría que ante las difamaciones de algunos elementos, siempre deseosos de echar sobre la Iglesia todos los males posibles, haya gente comprometida con la verdad y a la que no la importe afirmar las cosas como son. Porque, no en vano, el gran rabino de Roma de aquella época se convirtió al cristianismo poniéndose al bautizarse el nombre “Eugenio”, en honor a quien tanto había ayudado a los judíos, el Papa Pío XII, Eugenio Pacelli.

Breve biografía de Pío XII.
El embajador israelí admite que Pío XII salvó a miles de judíos.
Embajador de Israel: “No es cierto que la Iglesia y el Papa se opusieran a salvar judíos, fue al revés.”Sigue leyendo

Sobre el (sorprendentemente) polémico discurso del Papa

Llama la atención la que han liado algunos musulmanes (quiero pensar que son una minoría) por el discurso del Papa (que reproduzco íntegramente más abajo). Cuando me enteré, y dado que no le pega a Benedicto XVI insultar ni ofender a nadie, decidí buscar el discurso y leerlo. Básicamente, el problema está en el cuarto párrafo, donde se dice que Dios no puede estar de acuerdo con la violencia (evidentemente, la guerra santa es violencia), y que eso va contra la naturaleza de Dios. Al final del discurso, se ve cómo Benedicto XVI invita a todos a utilizar la razón y no la fuerza para colaborar juntos en el diálogo entre culturas. Sinceramente, me gustaría saber qué es lo que ofende tanto a esos musulmanes, que han llegado incluso a decir que lo dicho por Benedicto XVI es como las Cruzadas. Seguramente se trata de gente que no sabe que las Cruzadas comenzaron como defensa de los Santos Lugares por la invasión musulmana, pero bueno. De todas formas, no termino de ver cómo decir que la verdad no se impone por la fuerza, sino que se propone (cosa que ya decía Juan Pablo II) puede ser lo mismo que … Sigue leyendo

Un año sin nuestro amigo

Ya hace un año que nuestro gran amigo, Juan Pablo II, volvió a la casa del Padre. Parece que fue ayer cuando, con el corazón en un puño, desde todo el mundo se seguía paso a paso la evolución de la enfermedad que acabaría por matar su cuerpo, para dar el paso al lugar al que realmente pertenecía nuestro Papa. Demostró que, cuando se camina con Cristo, no hay motivo para tener miedo, sólo esperanza. Paz, esperanza, justicia, amor. En contraposición con la inestabilidad y la constante sensación de no saber a dónde se va, cuando se rechaza a Cristo. Y Juan Pablo II demostró claramente todo ello. Es más, demostró hasta qué punto la cruz es valiosa, hasta qué punto, lejos de ser un mensaje de derrota, de alguien muerto en unos maderos, es más bien un mensaje de victoria absoluta, un mensaje de amor. Nos mostró hasta qué punto el sufrimiento forma parte de la vida del ser humano, y la actitud con la que hay que aceptarlo. Porque, lo queramos o no, ser humano implica sufrir. Y no es lo mismo afrontarlo con pesimismo, abogando incluso por la eutanasia, que afrontarlo como una parte más Sigue leyendo

Sobre la paz, Juan Pablo II

Saco de Solidaridad.net unas palabras de Juan Pablo II en la celebración del jubileo, que me parecen importantes ya que se ha celebrado recientemente la Jornada Mundial de la Paz:

“En el transcurso del siglo que muere, jóvenes como vosotros eran convocados en reuniones masivas para aprender a odiar y para combatir los unos contra los otros. Los diversos mecanismos secularizados que han intentado sustituir la esperanza cristiana se han revelado después como verdaderos infiernos. Hoy estáis aquí para afirmar que no os prestaréis en el nuevo siglo a ser instrumentos de violencia y destrucción; defenderéis la paz, incluso a costa de vuestra vida si fuera necesario”. Las palabras del Pontífice se escucharon con escrupuloso silencio, a pesar de la multitud, cuando dijo:“No os conformaréis con un mundo en el que otros seres humanos mueren de hambre, son analfabetos, están sin trabajo. Defenderéis la vida en cada momento. Os esforzaréis en que esta tierra sea más habitable para todos”.

Duro compromiso el del cristiano, pero también sublime y radical. El mundo necesita un cambio radical, y los cristianos debemos ser los motores que lo impulsen.… Sigue leyendo

Reflexión en la madrugada de Navidad

Que las luces del árbol sean un reflejo de la alegría del nacimiento de Dios.
Que la ternura, el amor, el cariño con el que María y José miraban, cuidaban, protegían al Niño Jesús tenga fiel reflejo en nuestras vidas a la hora de tratar con los demás.
Que la paz encarnada del Niño Jesús inunde nuestras vidas.
Que el amor que se respira en el portal de Belén se transmita a nuestras vidas.
¡Ofrezcámonos a Jesús para ser sus discípulos! ¡Entreguémosle nuestra alma como presente en este día en el que el mismo Dios se ha hecho Niño para nosotros!

Acompañemos al Niño Dios y ayudémosle a cargar con la cruz que nosotros le pusimos encima. Acompañemos su vida, alegrémonos con Él, riámonos con Él, esperemos en Él, tengamos fe en Él. No le abandonemos cuando vengan a prenderle. Acompañémosle, como Juan, como María, hasta el final, hasta su resurrección.

Sigamos toda su vida de cerca, porque su vida es eterna y nos transforma de raíz.

El Niño Jesús nos guarde y nos transforme.

Paz y bien.… Sigue leyendo