La Iglesia de los héroes

La Iglesia de los héroesEn el trabajo tengo dos fondos de escritorio para el ordenador. Uno de ellos es una especie de caballero cruzado con una ballesta. El segundo tiene una cruz de Jerusalén en el centro y pone: “THE CHURCH OF HEROES… THE HOLY CATHOLIC CHURCH!”, que traducido al castellano es “LA IGLESIA DE LOS HÉROES… ¡LA SANTA IGLESIA CATÓLICA!“.

Vivimos en un ambiente en el que prácticamente todo va en contra de la Iglesia. Desde casi todos los estamentos se la intenta acallar y apartar de la vida pública. La gente de a pie se traga con gusto cada tontería que se dice sobre la Iglesia, haciendo generalizaciones ridículas a partir de casos puntuales de personas indignas. Pero que serían igualmente indignas si, en lugar de sacerdotes, fueran profesores, políticos o cualquier otra cosa. Sin embargo, todavía estoy esperando que alguien acuse a todo el profesorado de pederasta, por ejemplo. Porque casos de profesores pederastas han salido. Sin embargo, ahí está esa doble vara de medir que se usa tan a la ligera y ante la que tantos católicos callan o, peor aún, la aceptan.

Nos quieren hacer callar. Y buena parte de la culpa la tenemos nosotros, … Sigue leyendo

Compra-venta de niños

Vientre de alquilerLlevamos varios días viviendo una cierta saturación de noticias y comentarios sobre algo que han venido a llamar “gestación subrogada”. La idea, no nos engañemos, es precisamente conseguir que se hable de ello. Que se hable de forma favorable. Y, por supuesto, que quienes no estamos de acuerdo parezcamos unos monstruos sin corazón, bla, bla, bla.

Para quien no sepa de qué va el tema, se supone que esta “gestación subrogada” sería una forma de conseguir que una pareja que quiera tener un hijo biológico (y, por tanto, no quieren adoptar), pero por el motivo que sea no lo puedan (o quieran) tener ellos, lo tenga a base de implantar un óvulo fecundado en otra mujer. Por supuesto, con un contrato de por medio y una compensación económica, faltaría más. Y ampliable, si es que no va a ser lo normal, a la utilización de esperma y óvulos de donantes anónimos, lo que pervierte aún más si cabe esta historia.

Hablando claro: “gestación subrogada” no es más que un eufemismo para decir “compra-venta de niños”. Así de simple. Se trata de algo que convertiría a una mujer, por lo general con pocos recursos, en poco más que Sigue leyendo

Cómo ser provocador

Cómo ser provocadorEl otro día volvía a casa escuchando una canción de Tino Casal, Billy Boy, sobre un personaje que se vestía y se peinaba buscando provocación. En ese momento se me pasó por la cabeza algo que ayer, al escuchar el evangelio en Misa, he visto confirmado.

El evangelio de ayer nos dice que debemos ser la sal de la tierra y la luz del mundo (cf. Mt 5, 13-16). Y yo me pregunto: ¿hay, hoy por hoy, alguna manera de ser luz del mundo sin ser provocador? Ojo, no necesariamente buscando la provocación, como Billy Boy, sino por la forma en la que debemos comportarnos para ser coherentes con nuestra fe. Me da la sensación de que, por no provocar, por pasar inadvertidos, por escondernos, por cobardía pura y simple, hemos ido rebajando más y más el nivel hasta convertir la fe en un aditivo tan light que no sirve para nada al que lo tome.

Sí, la provocación conlleva que se enfaden con el provocador. Y ahora llegará algún buenista diciendo que … Sigue leyendo

El que obra el mal odia la luz

El que obra el mal odia la luz“La causa de la condenación es ésta: Que la luz ha venido al mundo y los hombres han amado más las tinieblas que la luz. Sus obras eran malas. Todo el que obra el mal odia la luz; y no viene a la luz para que no vean vituperadas sus obras.” (Jn 3, 19-20)

San Juan nos muestra la verdadera causa de la condenación: que los que hacen el mal siguen haciendo el mal incluso cuando saben que lo es. Distinguiendo el mal del bien eligen obrar el mal, y por ello reciben las consecuencias de sus actos. Es más, San Juan también indica que quien obra el mal y persevera en él no se acerca al bien para que no se pongan en evidencia ni sus obras ni él. Para poner un ejemplo, sería similar a cuando uno empieza a mentir sobre algo y, después, sigue mintiendo sobre todo lo relacionado, ya que no quiere que le descubran. Quien obra el mal no quiere reconocer que está haciendo el mal, y por ello se esconde de la luz, ya que en la luz no hay lugar para las tinieblas.

Los hombres aman más las tinieblas que la … Sigue leyendo

La Epifanía del Señor

Epifanía del SeñorHoy hemos celebrado la Epifanía del Señor. Epifanía es una de esas palabras que vienen del griego y que todos los años por estas fechas se nos recuerda lo que quiere decir. Y cuyo significado tendemos a olvidar rápidamente, al menos en parte.

Epifanía significa manifestación. Se trata de la manifestación del Señor a todos los pueblos de la Tierra. Jesús había nacido como judío, como el Mesías de Israel. Pero quiere dejar claro desde el principio que no ha venido sólo por ellos, sino que está aquí para todos. Y se manifiesta a los Reyes en representación de los pueblos gentiles. Reyes que le reconocen y le ofrecen regalos como verdadero Dios, verdadero Rey y verdadero Hombre.

Pero no es la única vez que Dios se manifiesta. Toda la historia de la salvación es la historia de la manifestación de Dios a los hombres para su salvación. Porque no podemos olvidar el motivo por el que ocurre esta Epifanía (lo hemos leído en la primera lectura): “Pues mira cómo la oscuridad cubre la tierra, y espesa nube a los pueblos, mas sobre ti amanece Yahvé y su gloria sobre ti aparece.” (Is 60, 2). … Sigue leyendo

Sólo Dios es bueno

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: verdad | 1

Sólo Dios es bueno«No hay nadie bueno más que Dios» (Mc 10, 18). Así responde Jesús al joven rico que se le acercó en una ocasión. Dios es el único en el que se cumple la bondad absoluta.

La bondad es un fruto del Espíritu Santo. Dado que lo bueno es aquello que acerca a Dios, la bondad no será otra cosa que la cualidad de buscar acercar a los demás a Dios. La inclinación a ocuparse de los demás. Y eso se traduce en actos. Será bueno un acto que acerque a Dios, que ayude a crecer a la otra persona. Será malo un acto que aleje de Dios.

Esto, que parece muy sencillo, en ocasiones no lo es. De un tiempo a esta parte parece haberse puesto de moda ser dulce, hasta llegar a un punto en el que puede hablarse de un exceso de dulzura, un buenismo que, en muchas ocasiones, más que buscar acercar al otro a Dios lo que pretende es no involucrarse, ponerse una fachada de bondad y misericordia mientras se esconde miedo, vergüenza y cobardía.

La bondad y el Sigue leyendo

Para tener éxito, aplaude lo que todos aplauden

Aplaude lo que todos aplauden y serás uno más del grupo.

Para tener éxito aplaude lo que todos aplaudenEscuchando un cierto podcast sobre literatura, los comentarios del autor sobre lo que era más compartido en las redes sociales reflejaban claramente el panorama actual. Y que se resume en la frase anterior: aplaude lo que todos aplauden. Di lo que todos digan. Haz lo que todos hagan. Sé uniforme. No sobresalgas. En definitiva, sé lo que quieren que seas.

Es triste ver que un escritor, que tiene el poder de inventar mundos, acepta algo así. Es triste ver un poder como ese servir sólo para la alabanza al status dominante. Y más triste aún que no sólo se arrodille de esa manera sino que, además, lo recomiende.

La verdad es que da que pensar. Si nos fijamos en el mundo de la cultura (o, quizá, mejor habría que decir de los culturetas), parece que está todo formado por el mismo molde. La gran mayoría de escritores, actores, músicos, etc. parece que han salido del mismo molde, al menos en España. Misma ideología, mismo pensamiento. Pocos se salen del guión. Y … Sigue leyendo

Valores cristianos sin cristianismo

Valores cristianos sin cristianismoHay veces que los hijos salen un tanto respondones. Y los hay, incluso, que no dudan, como el hijo pródigo de la parábola, en tomar lo que quieren del padre y luego aborrecerle, como si no tuviera ninguna relación con él. Como si no existiera. Como si estuviera muerto.

Este es uno de los síntomas de la degradación de Europa. Personas que aborrecen a la Iglesia se adueñan de valores y principios que nacieron del cristianismo, pero sin querer saber nada del origen de todo eso. Como si se los hubieran inventado ellos.

Es paradójico oír hablar de derechos humanos, de valoraciones éticas y morales a personas que rechazan a quien les dio esos conceptos. Unos conceptos que sólo tienen sentido en la cosmovisión cristiana de la que ha surgido la civilización que ahora mira hacia otro lado. Fuera de esa cosmovisión no son más que palabras vacías. Ideas lanzadas al viento para que queden bonitas.

Sí, es verdad que muchos creen en esos valores. Pero el problema llega cuando les preguntas el por qué. ¿Por qué es mejor no matar que matar? ¿Por qué hay que respetar a los demás? ¿Por qué no seguir Sigue leyendo

Gracias a Dios, creador de la luz

En un libro de fotografía (concretamente, de retratos) que estoy leyendo, en la página de agradecimientos, aparece un texto que, hoy por hoy, podría resultar chocante: le da las gracias a “Dios, creador de la luz”. Una frase tan sencilla da para reflexionar mucho.

Seguramente no se nos ha ocurrido nunca pensar cómo sería un universo sin luz. Sin ningún tipo de luz. No me atrae absolutamente nada tal tipo de universo. En el caso de que fuera posible, que tengo serias dudas, sería un lugar frío, inhóspito, probablemente sin vida.

Gracias a la luz tomamos conciencia de lo que nos rodea. Traducimos la luz que nos llega a los ojos en distintos colores, que a su vez nos ayudan a establecer una cierta relación con el mundo externo. ¿Parece una frase complicada? Pues sólo hay que ver cómo nos fijamos en si una pieza de ropa combina con otra para darnos cuenta de la importancia de esos colores.

Pero, ¿y los ciegos? Bueno, ¿quién ha dicho que la luz se limite a lo que vemos? ¿Acaso … Sigue leyendo

Busco un centro de gravedad permanente

“Busco un centro de gravedad permanente, que no varíe lo que ahora pienso de las cosas, de la gente”. En esta frase, Franco Battiato ha expresado, no sé si queriendo o no, el gran problema de la mentalidad simplona, sentimentalista, egoísta y nuevaerista que nos invade. Es un resumen muy, muy bueno.

Todos buscamos un centro de gravedad permanente, un punto de referencia, un centro de coordenadas. Algo que nos indique si vamos en la dirección correcta o hacia dónde encaminarnos cuando no estamos seguros. Algo a lo que hacer referencia para poder decir si algo está bien o está mal, porque el relativismo, sencillamente, es imposible de mantener coherentemente. Necesitamos ontológicamente encontrar nuestro punto, nuestra situación, en un sistema de coordenadas. Y, por eso, necesitamos encontrar ese punto a partir del cual todo cobra sentido.

Ahora bien, encontrar ese punto de referencia puede implicar algo muy serio: nada menos que el darse cuenta de que todo lo que pienso, todas mis supuestas verdades, no son ciertas. Darse cuenta de que tengo que cambiar, quizá radicalmente.

Eso no nos gusta, así que hacemos trampa y nos montamos un centro de gravedad a nuestra medida. En realidad, muchas … Sigue leyendo

1 2 3 4 7