Si la verdad se perdiera

publicado en: Poesía, Poesía: verdad | 0

Si la verdad se perdiera

Si la verdad se perdiera

ayúdame a buscarla,

que lo que yo no quisiera

es no poder encontrarla.

 

Si la mentira mandara

ayúdame a desterrarla

para que nadie al que amara

pueda nunca desearla.

 

Si la verdad se durmiera

ayúdame a despertarla

para que, por fin, pudiera

enamorado abrazarla.

Si la verdad se perdieraSigue leyendo

Reencuentro

Un soneto de agradecimiento a Dios por buscarme hasta que me dejé encontrar.

REENCUENTRO

Sin saberlo, perdido me encontraba

buscando respuestas, estando inquieto,

sintiéndome en lo profundo incompleto

sin saber qué preguntas albergaba.

 

No forzándome amoroso miraba

con paciencia mis dudas sin asueto

mas intuía Su presencia en lo secreto

aunque no estando donde me fijaba.

 

Una pérdida azotó mi existencia,

en mi alma gravitaban mis pecados

despertando mi doliente conciencia.

 

Que llegaran mis tiempos apropiados

esperaste, mi Señor, con paciencia,

hasta vernos, al fin, reconciliados.

ReencuentroSigue leyendo

La tormenta (Haiku)

Desde hace tiempo tengo curiosidad por la escritura de haikus, una forma de poesía importada de Japón consistente en tres versos de 5, 7 y 5 sílabas y sin rima, que hablan de cosas cotidianas y de la naturaleza. Aunque son relativamente flexibles. Hoy dejo aquí mi primer intento, a ver qué os parece.

LA TORMENTA

El rayo nace,

el viento postra el árbol.

La lluvia es vida.

La tormentaSigue leyendo

Canto a la Virgen

Hoy, en el día de santa Cecilia, patrona de los músicos, una noticia musical.  😀

En el ya lejano año 2011, un compañero del trabajo que, además, es director de la Coral de Cámara San Esteban, César Zumel, me planteó un interesante reto: escribir una canción.

Debo decir que, de primeras, me echó un poco para atrás. Pero también era algo muy diferente a cualquier otra cosa que hubiera hecho antes. Así que acepté. Supongo que me gusta complicarme la vida.

La canción podía ser del tema que prefiriera, pero tenía que tener un número de versos y un ritmo muy concretos que tenía que mantener a rajatabla. Y ¿qué tema podía ser mejor que la Virgen?

Pues bien, lo conseguí. Hablé brevemente de ello y enlacé la descripción que César hacía de la música que le había puesto hace tiempo.

Y ahora, por fin, puedo dar una gran noticia: ¡mi canción va a ser estrenada!

El jueves 1 de diciembre, a las 19:30 horas en el Conservatorio Profesional Juan Crisóstomo de Arriaga de Bilbao (Plaza Ibarrekolanda, 1), el coro de mujeres IRAIAK estrenará, entre otras, la canción que tuve el gusto de … Sigue leyendo

Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de CalcutaDe la muerte por doquier rodeada,
en Calcuta una gran luz resplandece.
Pequeña monja que se compadece,
sufrido cuerpo de apariencia ajada.

Con Cristo siempre puesto en su mirada,
por amor, con el pobre se empobrece.
En su hogar, al moribundo guarece,
también su vida debe ser cuidada.

Por Cristo, Teresa entrega la vida.
A Cristo en los desahuciados halla.
Con Cristo, da una paz desconocida.

Mientras el mundo disimula y calla,
en Calcuta, de todos escondida,
una santa se fragua en su batalla.

Sólo una sombra

Sólo es una sombraTan solo es la tentación

una sombra vaporosa.

La traidora promesa

de la serpiente ominosa,

vendedora de la muerte

como una joya preciosa.

Y tan solo es una sombra.

Es una sombra engañosa,

una figura volátil,

mentira voluptuosa,

mortal humo envenenado,

asesina silenciosa.

Y tan solo es una sombra.

Ante la faz luminosa

del que la enfrenta se esconde.

Mas se revuelve, furiosa,

si, al contrario, la temes.

Una sombra vergonzosa,

que la descubran no quiere.

Y tan solo es una sombra.

En fin, pues, amigo mío,

solo una cosa te ruego:

que no le demuestres miedo,

pues tan solo es una sombra.

Caído

CaídoMe avergüenzo, mi Señor,
pues otra vez te he fallado.
Y me abate saber que
ya vuelvo a estar en pecado.

Por mucho que me confiese
y a tu Amor haya llorado,
mi amor es débil, Dios mío,
necesito ser sanado.

Siempre los mismos tropiezos,
y me aparto de tu lado.
Yo quiero, pero no puedo,
me veo desesperado.

No sé el motivo por que
sigo siendo por Ti amado.

Dame, Señor, tú las fuerzas
para ser resucitado
y levantar del estiércol
en el que me he revolcado.

Sin Ti alzarme no podré,
alguna vez lo he intentado.

Mi corazón no descansa
hasta estar arrodillado
ante Ti y tu sacerdote,
de los demás apartado,
dentro del confesonario
con mi cruz y bien cerrado.

Tan sólo esa medicina
para el ser atribulado.
Tú eres, mi Señor, la paz
para aquel que está agotado.

Levántame cuando caiga,
que no me quede aplastado.

Dame fuerzas en la lucha
hasta verte al Otro Lado.… Sigue leyendo

El destino

De las Parcas el oscuro palacio
buscando mi destino he visitado.
Ante mí, las tejedoras del hado
hilan mi vida despacio, despacio.

Las tres mi hilo pasan y cae lacio,
junto a sus pies, en el suelo, enrollado.
Cloto sonríe, ella esto había hilado.
Láquesis me mira, ojos de topacio.

Átropos terrible tijera eleva,
Láquesis mi futuro ha decidido.
Me lanzo, por una vida longeva.

El hilo atrapo, creo que he vencido.
Tiro y lo parto sin que ella se mueva.
No he podido huir del destino. He perdido.… Sigue leyendo

Desde la Cruz

publicado en: Poesía, Poesía: Cruz | 0

Cristo crucificadoEl dolor me arranca el alma.
Esta soledad me envuelve.
Mi vida ya se disuelve,
pronto llegará la calma.
Su abandono me desalma,
mis amigos no lo entienden:
aquí, sus pecados penden.
Mas yo todo lo haré nuevo
por mi Padre, al que me elevo.
¡Perdónales!, no comprenden.… Sigue leyendo

1 2