Caído

CaídoMe avergüenzo, mi Señor,
pues otra vez te he fallado.
Y me abate saber que
ya vuelvo a estar en pecado.

Por mucho que me confiese
y a tu Amor haya llorado,
mi amor es débil, Dios mío,
necesito ser sanado.

Siempre los mismos tropiezos,
y me aparto de tu lado.
Yo quiero, pero no puedo,
me veo desesperado.

No sé el motivo por que
sigo siendo por Ti amado.

Dame, Señor, tú las fuerzas
para ser resucitado
y levantar del estiércol
en el que me he revolcado.

Sin Ti alzarme no podré,
alguna vez lo he intentado.

Mi corazón no descansa
hasta estar arrodillado
ante Ti y tu sacerdote,
de los demás apartado,
dentro del confesonario
con mi cruz y bien cerrado.

Tan sólo esa medicina
para el ser atribulado.
Tú eres, mi Señor, la paz
para aquel que está agotado.

Levántame cuando caiga,
que no me quede aplastado.

Dame fuerzas en la lucha
hasta verte al Otro Lado.… Sigue leyendo

Desde la Cruz

publicado en: Poesía, Poesía: Cruz | 0

Cristo crucificadoEl dolor me arranca el alma.
Esta soledad me envuelve.
Mi vida ya se disuelve,
pronto llegará la calma.
Su abandono me desalma,
mis amigos no lo entienden:
aquí, sus pecados penden.
Mas yo todo lo haré nuevo
por mi Padre, al que me elevo.
¡Perdónales!, no comprenden.… Sigue leyendo

¿Por qué me miras?

¿Por qué me miras, en la Cruz clavado,
de seca sangre tu cuerpo cubierto,
el corazón por cruel lanza abierto,
de tu excelsa majestad despojado?

¿Por qué, Señor, así me has mirado?
Dijeron, y creí, que habías muerto,
mas la vida me trajo el desconcierto:
los muertos no miran, ¡y me has mirado!

Señor, tu mirada no me merezco,
pero a mí vienes y me la regalas,
y, por ti, en lo hondo de mi alma florezco.

Ven, Señor, que con tu amor me acorralas.
¿Para qué el mundo, con el que embrutezco?
Llévame a la Vida que me señalas.… Sigue leyendo