El chiste de ETA

¡Qué majos que son! Hoy, los asesinos de ETA han hecho una pequeña aparición en público, con sus capuchas blanquitas, recién lavadas para que no se note demasiado la cantidad de sangre que las mancha, para decirnos que les ha dado un apretón democrático y que hacen un alto el fuego permanente así, porque sí, porque ellos lo valen. ¿Para qué? Para que la democracia reluzca y tal y cual.

Bonito discurso. ¿En serio alguien se lo cree?

Algo evidente es su tremendo fallo dialéctico. Vamos a ver, dicen que hacen ese alto el fuego para dar paso a la posibilidad de que haya democracia en Vascongadas, y tal. Vale, como panfleto propagandístico, perfecto. Sin embargo, presenta un serio problema a poco que se piense. La democracia ya existe en Vascongadas, y en el resto de España. ETA no tiene que dar paso a la democracia, porque ETA sobra en una democracia. Por tanto, es irrelevante que haya un alto el fuego o no para el “proceso democrático”. Lo único cierto es que en una democracia, lo único que se puede esperar de unos terroristas es su rendición incondicional y su entrega. Y eso no lo han hecho, ni han mostrado ningún deseo de hacerlo. ¿Para qué quieren conservar las armas si tanto quieren ahora la democracia? ¿Por qué no quieren jugar según las reglas de la democracia, si tantas ganas tienen ahora de democracia?

Por desgracia, seguro que hay ingenuos que creen que los asesinos son unos tíos sinceros que no mienten nunca y que son transparentes en sus discursos. Pero no nos engañemos: Las capuchas no tienen lugar en democracia, y los asesinos actuando como si nos estuvieran haciendo un favor. En democracia (es decir, suponiendo que España es una democracia), la noticia verdaderamente relevante sería: ETA se rinde, con la consiguiente encarcelación de todos sus miembros. Todo lo demás es como decir: “Venga, que vamos a ser buenos”, mientras tienen una pistola sujeta, por si no eres todo lo bueno que ellos quieren que seas.

Sin que sirva de precedente, en este caso estoy de acuerdo con Rajoy. ETA no ha renunciado al terrorismo y, por tanto, hay que seguir encontrándolos y encerrándolos como antes (o mejor).

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de