En este país lo que pasa es que la gente no lee

Quienes me conocen seguro que me han oído decirlo alguna vez: en este país lo que pasa es que la gente no lee. Si no no se explica que los famosos indignados, los de Europa Laica y elementos similares quieran protestar por los costes de la visita del Papa, que ya se ha dicho una y mil veces que son exactamente de 0 euros públicos. Todo pagado por los peregrinos (las dos terceras partes) y por empresas privadas. Y el beneficio ya no sólo espiritual (que a esta gente le importa bien poco) sino también material (publicidad en los medios internacionales, entrada de dinero a España) es gigantesco. Vamos, algo muy, muy malo, contra lo que protestar. Algo gratis que sólo da beneficios. Terrible.

Desde luego, uno se pregunta de dónde ha salido esa fauna. En parte, la Confederación Española de Policía responde: algunos cabecillas de todo esto tienen antecedentes y los demás se dejan llevar como tontos borregos.

Curiosamente no protestan, por ejemplo, por el hecho de que las Comunidades Autónomas tengan conciertos con “clínicas” donde se masacra a bebés. Eso sí que sale de nuestros impuestos. Pero no se han quejado. Tampoco hay protestas por tener a los proetarras en las instituciones, manejando datos fiscales de los demás ciudadanos. Ni por el adoctrinamiento de nuestros hijos, ni por la financiación de los partidos políticos, sindicatos y demás comparsas gubernamentales. Oye, por nada de eso están indignados. Curioso. Muy curioso.

Luego tenemos elementos como Jáuregui, que hace unas declaraciones que parecen sacadas de algún tipo de revista cómica. El problema es que no son de una revista cómica, sino del Ministro de Presidencia, pretendiendo decirle al Papa de qué puede y de qué no puede hablar. ¿No estábamos en un país libre? Bueno, es que ni a un dictador como Fidel Castro se le ocurrió pretender decirle al Papa lo que podía o no podía decir. ¿Tanto miedo tiene este desastre de Gobierno a lo que pueda decir el Papa? Pues me parece muy bien, que vayan teniendo miedo. Porque el Papa hablará de lo que quiera hablar, y lo hará alto y claro. Como siempre.

Aparte, claro está, de un pequeño detalle en esas declaraciones: según Jáuregui es la soberanía popular la que ha aprobado las leyes del aborto, etc. La realidad es que no se ha preguntado en ningún momento al pueblo, las han aprobado los políticos. De hecho, siempre han procurado evitar un debate serio sobre esas leyes. Así que no me vengan ahora con la “soberanía popular” y chorradas semejantes. Eso sólo se lo puede creer uno de esos comunistas trasnochados que campan por ahí. La soberanía popular la van a ver en los millones de personas que van a seguir, sea allí, sea por televisión o por otros medios, la Jornada Mundial de la Juventud. Y por eso tienen miedo. Porque el pueblo no son ellos.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de