¿Eso es ciencia?

Acabo de leer el número del mes de Noviembre de la revista de divulgación científica Muy Interesante, y hay algo que me ha sorprendido. Hay un artículo, titulado “La edad oscura”, escrito por un tal Antonio Muñoz Molina, que es escritor y director del Instituto Cervantes de Nueva York.

A primera vista, lo primero que llama la atención es que en una revista supuestamente científica escriba un artículo sobre ciencia un escritor, sin ningún conocimiento científico (como demuestra una y otra vez en el artículo). Es algo, como mínimo, para desconfiar.

En este artículo, este señor se queja de la educación en Estados Unidos, porque según él, “El integrismo religioso impregna la educación en muchas escuelas de Estados Unidos, en las que se niega la teoría de la evolución, al tiempo que se predica contra el uso del preservativo y la investigación con células madre.”.

Ahora vamos a ver paso por paso el cacao mental que demuestra este caballero, ya que no para de mezclar churras y merinas y su artículo es todo un compendio de falacias, terriblemente mal conectadas.

Por un lado, se queja de que en algunas escuelas públicas americanas se estudie, a la vez que la teoría de la evolución, la teoría del diseño inteligente. Según él, es como estudiar en la misma asignatura astronomía y astrología, además de tacharlo de fanatismo religioso y de un engendro que no es una alternativa seria.

Bien, falla en varios puntos. En primer lugar, la teoría de la evolución es eso, una teoría. Por tanto, es totalmente científico buscar otras teorías que satisfagan los hechos. Y, mira qué casualidad, resulta que la teoría del diseño inteligente (teoría sobre la que se ve que ni siquiera se ha informado) no descarta a Darwin, sino que lo completa. Nadie niega que los seres hayan evolucionado, sino que se habla de que parecen seguir un cierto patrón en su evolución. Esa teoría que para el susodicho escritor no es seria es respetada y aceptada por multitud de científicos de todo el mundo (aunque parece que a algunos escritores no les gusta). Cabe también destacar que explicar únicamente una teoría (la de la evolución) habiendo otras sería algo de una cerrazón inaudita. Si hay varias teorías científicas, ¿por qué no explicarlas todas? La teoría de la evolución no es perfecta, y en la misma Muy Interesante alguna vez han publicado algún artículo donde daban algún ejemplo de animales donde no se cumplía la teoría de la evolución al 100%. Por tanto, es necesario hacer ajustes en la teoría de la evolución, y una posible es la del diseño inteligente. Pero claro, a esta gran autoridad científica no le gusta. Y eso, sin conocerla.

Además, eso de llamar integristas religiosos a quienes defienden que hay alternativas a la teoría de la evolución es situarse en un plano inquisitorial totalmente. Él marca qué teorías son las buenas, y las que no le gustan, son propias de integristas. Que haya más de una teoría no implica que se niegue la ciencia; más bien, al contrario. Es lo que hace avanzar la ciencia. Lo de este hombre llega a niveles de fascismo pseudo científico.

Ya de paso, para seguir con los desvaríos, sigue diciendo que la ciencia se niega para asegurar los privilegios de los poderosos. Es decir, que él ¿está negando la ciencia para privilegiar a alguien? ¿A quién? Vete tú a saber.

Luego, continuamos. Según él, los pobres siempre pagan por este avance del “oscurantismo”. Y asegura: “El aprovechamiento de las células madre es uno de los hallazgos más espectaculares de la ciencia médica y un camino esperanzador para remediar sufrimientos terribles, pero se ve que el amor por los embriones es muchas veces más intenso que el que despiertan los seres humanos hechos y derechos”.

¡Vaya mezcla se ha montado! En primer lugar, se le ha “olvidado” distinguir entre células madre embrionarias y células madre adultas. Las células madre embrionarias, mayormente lo único que han logrado es provocar cáncer. Sin embargo, las células madre adultas (que no suponen ningún problema ético) sí que han tenido buenísimos resultados. Pero esas no se quieren utilizar, a ver si explica el motivo este hombre.

Y, en segundo lugar, se ha olvidado de una cosilla de EGB: el ADN. Su opinión no es lo que distingue si algo es un ser humano o no. Es el ADN. Y, fíjate, resulta que esos embriones tienen ADN de humano, por lo que son seres humanos. Seres humanos de verdad, hechos y derechos. Da la sensación de que este caballero distingue entre seres humanos de primera (entre los que, obviamente, se cuenta él mismo) y seres humanos de segunda, totalmente prescindibles para beneficio de los seres humanos de primera. ¿Había dicho algo de perpetuar a los poderosos?

Seguimos despiezando: “Igual que el Vaticano, la Casa Blanca propone que los mejores remedios contra la extensión del SIDA son la continencia sexual y la fidelidad conyugal, pero al chantaje moral añade una mentira palpable, y es que el preservativo no garantiza la inmunidad contra el virus…”.

¿Chantaje emocional? ¿Dónde? Es algo evidente que la mejor alternativa es la abstinencia. Es el método infalible. Pero no lo digo yo, ni la Casa Blanca, ni el Vaticano. Lo dice ONUSIDA, la OMS, y la revista The Lancet. Organismos científicos. Pero parece ser que este señor sabe más que esos organismos. ¡Qué suerte la suya, ser tan sabio! A lo mejor tendría que leer algo sobre Uganda, para que vea si es útil el método ABC (Abstinencia, Fidelidad y Condón) o no. Los números, la ciencia, siguen contradiciendo a este pseudo científico.

Suma y sigue: Según él, el preservativo garantiza que no coges SIDA. Eso no sólo es un error, es una afirmación que pone en peligro vidas. Si ni siquiera es totalmente válido (los números no mienten, falla en un 15% de ocasiones) para evitar embarazos, ya me dirás para detener el SIDA. Que lea y que estudie, que le hace falta. Y después que explique por qué los abortos y los casos de SIDA han aumentado en los países que promueven el uso del preservativo. Lo que no dice es el dinero que mueve la industria del preservativo. Pero claro, eso no es para perpetuar a los poderosos…

Más: “La salvación de las almas se ve que les importa más que la salud de los cuerpos, y la enfermedad les debe de parecer el castigo justo que merece un pecado tan capital como el de la lujuria.”. Ante esto, con decirle que se lea el Catecismo para ver si encuentra algo sobre que las enfermedades sean castigos, suficiente. No merece más comentario semejante insensatez. De hecho, no creo que él acoja a los enfermos de SIDA en su casa, ni les vaya a cuidar. Sin embargo, ¿quién lo hace? La Iglesia a la que desprecia tanto. Por amor al prójimo, ni más ni menos. No sé si este hombre sabrá qué es eso.

Para terminar: “En unos pocos siglos la causa de la emancipación humana ha avanzado en estrecha alianza con el progreso de la ciencia, pero los enemigos de las dos no son ahora menos peligrosos que en tiempos de Galileo“.

Primera pregunta: ¿De qué se está emancipando la humanidad? Segunda pregunta: ¿Sabe cómo fue realmente el caso Galileo? Una búsqueda en el Google le vendría de perlas para saber exactamente qué ocurrió y no meter la pata tan lamentablemente. Y, como tercer punto, indicarle que lea algo de historia de la ciencia, para qué vea quiénes impulsaron la ciencia. Para él serán enemigos, pero sin ellos ahora no habría conocimiento ni siquiera de los clásicos griegos y latinos. Si esos son sus enemigos, me pongo del lado de sus enemigos.

En una cosa sí que estoy de acuerdo: Hay elementos muy peligrosos para el avance de la ciencia. Y es gente como este escritor venido a pseudo científico, que divulga falsedades alegremente como si fueran dogmas de fe. Y, por desgracia, no tiene la excusa de la ignorancia, porque con una simple búsqueda en el Google se podría haber informado sobre aquello sobre lo que habla.

Desde aquí me gustaría pedir a la revista Muy Interesante y a sus editores que divulguen ciencia, no opiniones de cientificistas intolerantes. El integrismo laicista es tan peligroso como cualquier otro. Siempre y cuando se sepa lo que quiere decir integrismo, cosa que no parece saber ese escritor, ya que él mismo muestra una actitud integrista.

Por cierto, comprenderán que no compre una revista donde se permite el insulto y el desprecio a quienes no piensan tal como establece un articulista que no tiene nada que ver con el tema de la revista.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de