Está antes la vocación que la profesión

publicado en: Blog, Blog: matrimonio | 0

Siguiendo con el tema de ayer, una vez un sacerdote me dijo “está antes la vocación que la profesión“. Creo que ya he hablado de ello alguna vez, pero siempre está bien insistir. Lo primero es la vocación. Cualquier cosa que aparte de la propia vocación es algo a tener, como mínimo, en cuarentena, si no se puede rechazar directamente. Quizás haya que decir que no a ese cargo de mayor responsabilidad. Quizás nuestros hijos no necesitan más dinero, ni más juguetes, ni vacaciones en el Caribe, sino más tiempo con sus padres. Quizás nuestras esposas, nuestros esposos, prefieren estar más tiempo con nosotros que poder comprar más trastos. Quizás nuestra vocación es el matrimonio y no estar doce horas diarias generando beneficios que no van a hacer que el matrimonio vaya mejor.

La profesión es un medio, no un fin. No podemos olvidar eso. Nuestra vocación es el camino que Dios ha querido para nosotros desde la eternidad, y es lo que tiene que tener la máxima prioridad siempre. Siempre. Incluso por encima de la búsqueda de bienes materiales y de una supuesta “realización personal”. Si esta realización personal se contrapone a la propia vocación, llevará a una disociación, a una ruptura interna que puede acabar siendo externa. Hay que tener los ojos bien abiertos para distinguir una auténtica búsqueda de realización del egoísmo que hace que pensemos en nuestros intereses antes que en los de nuestro cónyuge y en la salud del matrimonio.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de