Exaltados, perturbados…

Leo que medio centenar de menores han asaltado un colegio de Mérida al grito de “dónde están los curas que los vamos a quemar”. Y me pregunto si esto tendrá algún tipo de consecuencia para estos niñatos malcriados. O si, como es la moda, se dirá que son unos exaltados o unos perturbados, y arreglado. Que muchos perturbados hay últimamente, como el que le dio una patada en la cabeza a una monja de 85 años. O el que incendió la cripta de la Sagrada Familia. O el que destrozó imágenes religiosas en la iglesia parroquial de Navalcarnero. Y suma y sigue. ¿Por qué no asaltan o se exaltan o se perturban con los lugares donde se reunen los culpables de la pobreza económica, moral y educativa de España? ¡A ver cuándo asaltan las sedes del PSOE, PP, IU y otros partiduchos bisagra! Pero no, aquí sólo se va a por los católicos. Somos para esta gentuza como los judíos para Hitler. A base de repetir millones de veces los mismos tópicos estúpidos, los aficionados al pensamiento de bajura (o al no pensamiento directamente) se creen lo que haga falta, y con sumo gusto. Y viene bien alguien sobre el que descargar la rabia, más aún cuando no se defienden.

En fin, en este país en su momento hubo grandes pensadores. Pero de los ceporros adictos a los topicazos propagadores del odio no va a salir una nueva generación más que de mediocres ceporros. Seguramente hagan carrera en la política.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Una respuesta

  1. Anonymous

    Totalmente de acuerdo. Creo que debido a la presión ciudadana han “cogido” ya a esos chavales, pero quedará todo en nada.