Inmersos en la Semana Santa

Ya estamos inmersos en la Semana Santa. Una semana en la que se agolpan los principales hitos de la vida de Jesucristo y, por tanto, el tiempo más fuerte del año desde el punto de vista espiritual.

Es importante tener en cuenta que este no debe verse como un tiempo de vacaciones, sino de encuentro especial con el Señor. De revivir y actualizar estos acontecimientos que configuran nuestra fe.

Hace unos días, observábamos, vivíamos cómo Jesús entraba en Jerusalén. La gente alfombraba con ramos su camino. Gente como tú y como yo. Y gente, como tú y como yo, que dentro de unos días dirán: “¡Crucifícale!”.

En su entrada iba acompañado por sus discípulos. Incluido Tomás, quien dijo en su momento “vayamos también nosotros a morir con él”. Y Pedro, que afirmaba que jamás le negaría. ¡Qué fácil es estar junto a Él cuando todo va bien! De ellos, ¿cuántos se mantuvieron al pie de la Cruz? Tan sólo Juan, el discípulo amado. El más joven de todos ellos. ¿Dónde fueron los demás? ¿Dónde estamos nosotros cuando le insultan, le golpean o se burlan de Él? ¿Le acompañaríamos hasta la Cruz o nos quedaríamos por el camino?

Dentro de poco podremos vivir la Última Cena. Y, a partir de ahí, todo se desencadenará como un torrente. Miedo, sufrimiento, dolor. Muerte. ¿Le acompañaremos? ¿Aliviaremos su soledad al menos un poco?

Y, por fin, Gloria. Resurrección. Vida. Pero no se puede llegar a este punto sin la Cruz. Si rechazamos la Cruz, rechazamos la Resurrección.

Pero no debemos tener miedo. Al final, ese puñado de cobardes se volvió a unir alrededor del Resucitado. Y predicaron a un Jesús crucificado, sí, pero victorioso sobre la muerte. Nosotros, cobardes como ellos, también podemos seguir sus pasos.

Os deseo una Semana Santa de oración y meditación.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.