La Luz del mundo

En aquellos tiempos, una luz del este anunció la llegada de otra luz, la Luz de luces. Pero esta Luz no iba a llegar envuelta de vana majestuosidad, sino rodeada de pobreza y sencillez. Y esa Luz, nacida en cuerpo humano en un pequeño pueblo de una nación prácticamente olvidada por el resto del mundo, comenzó a brillar con fuerza, y encendió nuevas luces, que se dispersaron y llegaron a iluminar todo el mundo. Se intentó apagar esa Luz, pero no puede ser apagada, y nos acompañará siempre.

Los seres humanos tenemos una gran pobreza y miseria. Nos revolcamos en nuestros defectos, pensando que nos dan libertad. Sin embargo, en nuestro interior también se esconde una luz, que nos une a la Luz, que nos saca de nuestra miseria y nos da libertad.

Que seamos capaces de reconocer nuestra miseria, nuestra pobreza. Pero que seamos también capaces de ver la luz que llevamos dentro y que nos llama para que le mostremos su luz a los demás.

¡Feliz Navidad a todos!

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de