La verdad os hará libres

Es una cita bien conocida, muy famosa. Quizás sea la cita más famosa del Evangelio. Yo, por ejemplo, la tengo en latín pegada en un post-it en mi monitor del trabajo (“et cognoscetis veritatem, et veritas liberabit vos” Jn, 8:32).

A todos, creo yo, nos parece evidente que para ser libre (es decir, para poder elegir consecuentemente entre las diversas opciones que aparecen ante nosotros) es necesario conocer antes la verdad: conocer esas opciones, saber cuáles serán sus consecuencias, saber si hay más opciones, y conocer todo ésto con la mayor transparencia que nos pueda dar nuestro conocimiento humano, de por sí limitado.

Parece razonable y lógico, ¿verdad?

Pues parece que hay algún elemento que todavía no lo tiene claro. Por lo visto, Zapatero le ha comentado este fin de semana a miembros de las Juventudes Socialistas esta especial visión que él tiene del asunto: “No es cierto que la verdad nos hace libres, es la libertad la que nos hace más verdaderos“.

Dejando aparte los conocimientos filosóficos y teológicos que pueda tener este señor para tratar de refutar el Evangelio (que es evidente que no tiene, ya que no da argumentos, sino frases propagandísticas), ni siquiera ha cuidado la lógica más elemental. Porque éste no es un tema de fe, sino de sentido común.

¿Es la libertad la que nos hace más verdaderos? Pero… ¿de qué está hablando? Es obvio que ni siquiera se para a definir la libertad. Normal, porque para ser libre es necesario lo que decíamos unos párrafos antes. La verdad es la base de la libertad, necesariamente. La libertad (sea lo que sea lo que él entiende por libertad) no provoca la verdad.

Pero, ¡ojo!. Tampoco habla de “la verdad”. Habla de hacernos “más verdaderos“. ¿Está suponiendo que quien no comulgue con su forma de entender la libertad, la familia, etc., no es verdadero? ¿Qué pasa, que somos Lunnis? Próxima portada en los periódicos: “Un millón y medio de Lunnis se manifiestan para protestar contra la discriminación que este gobierno hace contra el colectivo de Lunnis, mayoritario en la población”.

¿Será él el Lunni? Yo, por mi parte, seguiré haciendo caso a la lógica y al sentido común, y pensaré que, sin verdad, no hay libertad. Y si quiere que piense otra cosa, que al menos se esfuerce en dar algún argumento. Si eso me convierte en Lunni o en Gustavo, el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo, pues orgulloso estaré de no ser tan “verdadero” como él.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de