Las causas de la crisis

Que estamos en medio de una crisis es algo sabido. Sin embargo, no parece que haya ni un sólo político con demasiado interés en solucionar las verdaderas causas de la crisis, que no es sólo económica.

Nuestro arzobispo, Don Francisco Gil Hellín, en su mensaje semanal, hace referencia a esta crisis.  Quisiera traer aquí un par de párrafos especialmente (las negritas son mías):

Hay una última sugerencia que no quiero dejar de apuntar. Me refiero a que no reduzcamos la crisis a términos únicamente económicos y financieros. Nadie negará que esos dos extremos forman parte del problema. Pero no son los únicos. Ni siquiera los más importantes. Detrás de ellos hay una profunda crisis de valores morales.

Si hemos llegado a esta situación, entre sus causas más graves se encuentran la codicia, el afán de enriquecimiento rápido y desmesurado, el lujo y los caprichos, el despilfarro, la corrupción a todos los niveles, la falta de responsabilidad en el ejercicio del trabajo, etcétera. Consiguientemente, la resolución de la crisis pasa necesariamente por atacar estos males. Si nos limitamos a ver las cosas sólo desde la perspectiva económica, no extirparemos las verdaderas causas de la enfermedad y la crisis volverá cuando menos lo esperemos.

¿Ha oído alguien que el Gobierno se vaya a lanzar a solucionar la crisis de valores en la que estamos sumergidos? ¡Si ni siquiera son capaces de actuar contra el aborto, teniendo mayoría absoluta!

¿Ha oído alguien que se vaya a quitar el sueldo vitalicio a expresidentes, las subvenciones a partidos y sindicatos, etc? Porque yo no. Curiosamente, sólo se oye cómo exprimir un poco más a los trabajadores. Mientras tanto, se va un dineral en tonterías como los traductores del Parlamento. Como de eso no se puede prescindir, habrá que subir el IVA al 20%.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.