Ley de “muerte digna”

publicado en: Blog, Blog: eutanasia | 0

Estaban tardando, pero ya está aquí. La penúltima maniobra en contra de la vida protagonizada por nuestro Gobierno es una especie de tergiversación de las palabras para disfrazar el asesinato como si fuera piedad para con los enfermos terminales. Y digo que es la penúltima porque, como podemos ver en casos como Holanda, cuando se empieza a legalizar saltarse la medicina para matar a los pacientes, se entra en una pendiente resbaladiza que se hace cada vez más perversa.

En marzo se aprobará un proyecto de ley para regular los cuidados paliativos y la “muerte digna”. Básicamente, la idea es matar a los enfermos terminales. Al menos, de momento. Con la excusa de que se les quiere evitar sufrimientos, se les mata directamente y arreglado. Ya no generan gastos a las arcas del Estado. Porque, seamos realistas, ahora mismo a los enfermos terminales ya se les seda (si quieren, claro, que también los hay que quieren sus sufrimientos porque  no los ven como algo indigno) para que no tengan dolores mientras llega la muerte. Según Rubalcaba, se trataría de una opción cuando el enfermo va a morir irremediablemente y va a sufrir. Lo más curioso, es que todos vamos a morir irremediablemente. Y todos vamos a sufrir. Que yo sepa, nadie se libra ni del sufrimiento ni de la muerte. No tiene ningún sentido decir que, como alguien va a morir de todas formas, le adelantamos la muerte. Sería aplicable a cualquiera de nosotros (incluyendo a Rubalcaba). Es una falacia absurda y manipuladora. Se ve a la legua que se quieren aprovechar los sentimientos y las dificultades de las personas enfermas y de sus familiares para ahorrarse el dinero que cuesta mantener a un enfermo en la Seguridad Social.

Por otra parte, también hay que hacer hincapié en el concepto de “muerte digna”. ¿Qué es la muerte digna para estos señores? Aparte, claro está, de toda muerte que les permita ahorrar. Parece que la muerte de alguien que sufre no es digna. Parece que sufrir no es digno del ser humano. Pues creo que sólo hay que mirar a la realidad para ver justo lo contrario: todos sufrimos, y es en el sufrimiento donde encontramos nuestro verdadero yo. El nuestro y el de los demás. Lo que no es digno es que nos traten como a perros y nos maten para, supuestamente, ahorrarnos sufrimientos. Ahí sí que no hay dignidad por ninguna parte, nos rebajan a simples animales de compañía.

Para finalizar, sólo quiero indicar un par de cosas más. En primer lugar, que la victoria sobre el sufrimiento e, incluso, la muerte, no se da muriendo antes por no sufrir. Se da en la aceptación y en la lucha. Baste recordar el ejemplo de Chiara “Luce” Badano y de Alexia González Barros.

En segundo lugar, indicar que la Conferencia Episcopal Española publicó un texto titulado “La eutanasia. 100 cuestiones y respuestas sobre la defensa de la vida humana y la actitud de los católicos” en febrero de 1993 muy interesante y útil.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de