Los amó hasta el extremo

En la liturgia de este Jueves Santo encontramos, en la lectura del Evangelio, esta frase: “habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo” (Jn 13, 1).

Jesús, en esta noche tan dura, tan tenebrosa para Él, en un alarde de Amor, nos da tres regalos. Los regalos propios de todo un Dios que ama hasta el extremo:

La Eucaristía: Jesús se da a sí mismo. “Este es mi cuerpo”. “Esta es mi sangre”. Jesús se da como alimento espiritual en el signo del alimento físico. Se queda permanentemente con nosotros en cuerpo, sangre, alma y divinidad en el misterio de la Eucaristía.

El sacerdocio: Nos regala también personas especialmente elegidas por Él para continuar su misión, para hacer viva su presencia en el Pueblo de Dios y guiarlo, para hacerse presente a través de ellos en la Eucaristía, para perdonarnos los pecados… El sacerdocio es un misterio del amor de Dios.

El amor fraterno: El mandamiento nuevo de Cristo: que nos amemos los unos a los otros como Él nos ha amado (Jn 15, 12). Es un regalo, pero con una gran exigencia de fondo. Amar como Él nos ha amado quiere decir, como el mismo Jesús indica en el siguiente versículo, llegar incluso a dar la vida por los amigos. No se trata de un sentimentalismo vano, sino de un compromiso que atañe a toda la persona. Si quiero seguir a Cristo, debo amar como Cristo. Incluso si el sentimiento no acompaña. Y esto es así porque Él nos amó primero.

Decía Hermann Hesse que “la ley del amor, más que un mandamiento, es una invitación a ser felices“. La felicidad que nace del vivir en el amor.

Los tres regalos de Cristo en el Jueves Santo están íntimamente relacionados. Todo encaja, no hay partes sueltas sin relación con lo demás. Todo es un misterio del amor de Dios. El amor nos pide que amemos según su ejemplo. El amor se entrega a los demás, tal como nos indica en el mandamiento nuevo. Y el amor elige personas que perpetúen estos misterios.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.