Medjugorje

Parece que todavía queda bastante para que la comisión de investigación de la Santa Sede emita un juicio sobre Medjugorje. No me extraña, la verdad es que es un tema peliagudo en el que hay mucho que desentrañar. Por eso he estado resistiéndome a escribir sobre el tema.

Sin embargo, después de mucho documentarme sobre el tema, sí que me gustaría dar mi opinión.

Creo que es algo claro para cualquiera que me conozca un poco que no creo en Medjugorje. Me parece que hay demasiados puntos oscuros y que los motivos que se suelen aducir como pruebas son de todo menos pruebas. De todas formas, igualmente para cualquiera que me conozca un poco también es claro que mi discernimiento está plenamente sujeto al de la autoridad de la Iglesia en sus pastores.

Se habla de conversiones y de prácticas de piedad. De acuerdo. Yo no soy quién para juzgar si la conversión de una persona es auténtica o no. Sin embargo, eso no demuestra nada. En las JMJ también hay conversiones y nadie dice que se aparezca la Virgen. En el Palmar de Troya también había muchas prácticas de piedad y la cosa acabó con un antipapa (sí, tenemos un antipapa en España por el apego excesivo a las apariciones). Son sólo dos ejemplos que muestran que no tiene nada que ver lo uno con lo otro. Lo más normal es que si en un sitio juntas mucha gente rezando, sacerdotes confesando, etc. haya conversiones.

Se habla también de que se nota que la Virgen se aparece allí. Eso no es más que un subjetivismo que realmente no aporta nada. El típico argumento de que, a quien dice que no cree en Medjugorje lo que le hace falta es ir, sólo encierra un subjetivismo que hace pensar que, si uno lo cree, los demás lo tienen que creer también. Eso no es así. Primero, porque hay gente que ha ido a Medjugorje y ha vuelto sin pensar que allí se aparece la Virgen. De hecho, hay incluso quien fue pensando que eran apariciones auténticas y luego quedó totalmente desencantado. Segundo, porque por mucho que yo esté convencido de algo porque lo “sienta”, eso no implica que sea verdad.

También se dice que hay curaciones milagrosas. Pues bien, resulta que, por lo visto, no es así. El obispo del lugar se preocupó de que el Bureau médico de Lourdes comprobara tales curaciones, y no daban los mínimos para considerarlas milagrosas.

Los éxtasis de los videntes no sé cómo se habrán investigado, pero hay un vídeo muy interesante en Youtube en el que se ve que una de las videntes, en uno de sus supuestos éxtasis, cuando se la acerca una mano se echa hacia atrás para evitarla. ¿No se supone que en éxtasis ni se enteran de lo que tienen alrededor?

Lo que no se suele decir es que ese lugar se caracteriza por la desobediencia a la autoridad de la Iglesia. Y eso no suele ser un buen argumento a favor de una aparición. Las indicaciones prohibiendo que se hablara de santuario, que se hable de ello como si realmente estuvieran aprobadas, etc. han caído en saco roto. Nadie ha hecho ningún caso. Como si no hubieran existido. Es más, yo mismo me he encontrado varios sacerdotes afirmando sin ambages que allí se aparece la Virgen, que es un lugar privilegiado por la Virgen y expresiones similares. Además, distintas comunidades como “Cenáculo” u “Oasis de paz” se han asentado ahí sin permiso del obispo. Y lo de los franciscanos, eso da para montones de entradas. En los enlaces que pondré más abajo se podrá leer sobre el tema.

También me preocupa el fanatismo que se da en ciertos círculos. Parece como si, para algunos, fuera obligatorio creer en Medjugorje antes que en la Iglesia. Se leen por todos los sitios críticos a Medjugorje comentarios acusando a quien no cree en ello de que no tiene confianza en la Virgen, que se va a condenar si no cree en ello, etc. Eso no es la doctrina católica. De la misma manera, otros afirman sin ningún pudor que les da igual lo que diga el Vaticano, que allí se aparece la Virgen. Me pregunto yo, si la comisión del Vaticano declara que no son auténticas, ¿cómo reaccionará toda esa gente que ha preferido poner su fe en unas apariciones en lugar de en la Iglesia? ¿Tendremos un nuevo cisma? ¿Otro Palmar de Troya?

Igualmente, es increíble que nada menos que la Virgen se aparezca miles de veces para decir continuamente lo mismo. Y que las apariciones de Medjugorje se den aunque no sea en Medjugorje, allí donde estén los videntes. Y, a veces, cuando ellos quieren.

No tengo intención de alargarme mucho más en esta entrada. Ahora posiblemente se me acusará de todo tipo de cosas, pero es precisamente la fe en Dios, en la Iglesia y en la Virgen Santísima la que me hace no creerme todo lo que me pongan delante sin buscar toda la información que pueda. Y lo dicho, si la comisión de investigación declara la autenticidad de las apariciones de Medjugorje, aceptaré el juicio de la Iglesia y procuraré defenderlo lo mejor que pueda. Como siempre.

Para más información sobre lo que pongo aquí:

Página de la diócesis de Mostar-Duvno con documentos relativos a Medjugorje.
Official Documents on Medjugorje and FAQS. Página con enlaces a distintos artículos relativos a Medjugorje, así como a documentos oficiales.
Declaraciones del cardenal Saraiva.
Medjupedia. Página del investigador Louis Bélanger.
Libro con un resumen sobre el tema.
Traducción al español de una edición anterior del libro de arriba.
Medjugorje without mask.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Una respuesta

  1. Anonymous

    La postura del Obispo es oficial. Desobedecerle es un NO SERVIAM a Dios.

    Hay quienes justifican el tinglado de Medjugorje por ciertas manifestaciones favorables de Juan Pablo II. Manifestaciones NO OFICIALES comparable a sus elogios de Maciel el drogadicto, violador y fornicador.