¿Por qué Dios permite males como el terremoto de Japón?

Estaban tardando. Siempre ocurre tras un desastre natural. Unos cuantos voceros lanzando sus andanadas de blasfemias contra Dios por permitir el mal (para ser concreto, en un foro supuestamente literario que abandoné por completo hace ya unos años precisamente por la costumbre de algunos de blasfemar y de otros a aplaudir a los primeros). Lo más curioso es que suele tratarse de gente que dice no creer en Dios. ¿Cómo se puede reprochar algo a alguien que se supone que no existe? ¿Acaso quieren humillar a quienes sí creemos? ¿Quieren que la rabia por lo que ha ocurrido, en lugar de convertirse en algo útil, explote hacia un objetivo ya odiado con anterioridad?

El mal es un misterio. Un doloroso misterio. Poco más se puede decir al respecto, tanto desde el punto de vista teológico como filosófico. Si, acaso, se puede apuntar que el sufrimiento y el desorden entró en el mundo por el pecado, pero eso no reconfortará a los miles de afectados. No se puede dar ninguna explicación más.

Sin embargo, quienes están en sus casas, cómodamente sentados mientras sueltan bilis contra la Iglesia y contra Dios, no suelen (ni quieren) reparar en que los primero que suelen ir siempre a los lugares problemáticos, quienes ayudan a los pueblos a recomponerse, quienes se quedan en los países donde estallan guerras para poder ayudar a los inocentes, son precisamente aquellos contra los que destilan odio. Ahí está Dios. En esas personas que ayudan, aunque sea con sus oraciones. No en quienes los insultan.

Dios no es el responsable del mal. En la propia entrega del Hijo de Dios se puede ver, en cambio, que desde Dios se ilumina el problema del mal de una forma distinta. El mismo Dios, aceptando los mayores males para redimirnos.

¿Se desahogan insultando a los demás? Y, ¿qué tal si se desahogaran resultando útiles por una vez? El odio no resuelve nada. Nunca lo ha hecho y nunca lo hará. Así que, si no quieren ayudar que no ayuden. Pero, al menos, que no molesten.

Dejo aquí el enlace a Caritas Internationalis, para que se puedan ver las líneas de acción de esta organización de la Iglesia. Y pido a todos los que leen este blog que recen por las almas de los fallecidos y por los supervivientes.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de