¿Quién es su dios?

Un día leí el siguiente testimonio en una hoja del taco del Corazón de Jesús:

No me crié en una casa particularmente religiosa. Tuve un padre que nació musulmán pero se volvió ateo, abuelos metodistas y bautistas no practicantes, y una madre que no creía en la religión organizada, a pesar de ser la persona más bondadosa y espiritual que jamás he conocido. De niño ella me enseñó a amar y a comprender, y a tratar a otros como quisiera que me trataran a mí.

No me convertí en cristiano sino muchos años después, cuando me trasladé a la zona sur de Chicago luego de la secundaria. No fue por adoctrinamiento ni por una súbita revelación, sino porque pasé mes tras mes trabajando con gente de la iglesia que simplemente quería ayudar a los vecinos que estaban pasando por un mal momento, sin tener en cuenta qué aspecto tenían, o de dónde venían, o a quién dirigían sus oraciones. Fue en esas calles, en esos vecindarios, donde por primera vez sentí el Espíritu de Dios llamándome. Fue allí donde me sentí llamado para un propósito superior, su Propósito.

Qué bonito, ¿eh? Pues esta persona tan cristiana, tan devota de Dios, tan elegido de Dios es, ni más ni menos, el presidente de EEUU, Barack Obama.

Ahora bien, me pregunto yo: si el Espíritu de Dios le llamó para cumplir su Propósito, y este sujeto está dando alas al aborto colaborando abiertamente con Planned Parenthood, se calla culpablemente ante los infanticidios de Kermit Gosnell y ataca la libertad religiosa de los católicos de EEUU, algo está fallando. ¿El Dios de la vida proponiéndole eso?

Por tanto, quedan tres opciones a mi entender: se ha inventado todo eso para darse un cierto barniz de “elegido por Dios“, realmente el Espíritu le impulsó pero perdió el rumbo y ahora sirve a otro dios, o desde el principio se dejó llevar por otro dios.
En cualquier caso, el dios al que está sirviendo es evidente que no es Dios. Es otro. Y, si nos fijamos en lo que dijo el Papa Francisco en su primera Misa, tendremos claro a quién sirve: “Quien no reza al Señor, reza al diablo”.

Por cierto, no entiendo qué hace el testimonio de este hombre en el Taco de la Compañía de Jesús.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.