Todo para mayor gloria de Dios

publicado en: Blog, Blog: fe | 0

Hoy lunes, una imagen con un pensamiento muy importante para la semana laboral: todo lo que hagamos, que sea para mayor gloria de Dios. Y para eso no hay que hacer grandes cosas. Lo que tenemos que hacer es cumplir con nuestras obligaciones diarias, con nuestro deber, teniendo a Dios presente. De esta manera podemos dar un valor verdaderamente trascendente a todo lo que hagamos, tanto si es una actividad rutinaria, como si son cosas que parecen sencillas y sin ninguna importancia. Lo que se hace con amor, lo que se hace teniendo presente a Dios, trasciende y lo hace todo nuevo.

Recordemos que el propio Jesús dice en el Apocalipsis que Él hace nuevas todas las cosas. Todas son todas. Tanto una investigación teológica como el ordeñado de una vaca. Dios no hace acepción de personas. Si nuestras pequeñas cosas de cada día se las ofrecemos, Él las recibirá con amor. Aunque seamos la persona más sencilla y humilde de la tierra. O, en este caso, aún más.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de