Unos tontos muy tontos

He estado dudando si escribir algo o dejarlo pasar para no dar publicidad a estos elementos, pero al final, como informático católico, he decidido escribir un par de líneas al respecto de la noticia de que el grupo de niñatos con ordenador de Anonymous ha tirado la web del Vaticano, aprovechando para decir lo típico: que somos anacrónicos, perseguidores, que somos tan malos que no estamos de acuerdo con los condones, que somos absurdos… Vamos, las chorradas habituales que suele soltar cualquiera que tiene ganas de atacar a la Iglesia y no quiere pensar.

En términos informáticos, hay que aclarar que estos individuos no son hackers. Son crackers (se dedican, básicamente, a hacer daño). Seguramente, son unos script-kiddies con ínfulas de superioridad. El término script-kiddie hace referencia a niñatos (ya sabemos que se puede seguir siendo un niñato siendo adulto y bien adulto, ¿verdad?) cuyo mérito es ser capaz de encontrar en Google formas de atacar sistemas que otros han encontrado y utilizarlas sin saber siquiera cómo funcionan. Tan sólo las ejecutan y se creen muy duros.

No sé si realmente son sólo script-kiddies o crackers, pero desde luego lo de las ínfulas de superioridad es algo evidente. Se creen los jueces de Internet. Todo aquel que no piense como ellos debe ser bloqueado. Y estos se hacen llamar luchadores por la libertad.

En fin, la única pega que tienen es que su ataque es una absoluta estupidez ante una Iglesia que ha sufrido persecuciones, asesinatos y torturas desde su inicio, y sigue adelante. ¿En serio creen que tirar una web hace daño a la Iglesia? Que lean sobre el testimonio que nos han dejado y nos siguen dejando a diario los mártires y que piensen si tirar una web hace más daño de lo que podría hacer insultar a alguien que aparece en una televisión.

“Señores” de Anonymous, lean un poco. No hace daño. Y les garantizo que encontrarán mucho más mundo que una pantallita.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.