Viernes Santo

publicado en: Blog, Blog: Semana Santa | 0

“No tenemos más rey que el César.” (Jn 19, 15) Esa es la última frase antes de la condena de Jesús. No se le quiere aceptar como rey, se prefiere al César. Como resultaba un rey incómodo, prefieren buscar otro más acorde con lo que se buscaba, uno que no moleste más que en lo político, cuyo seguimiento no implique un cambio radical. Se busca un cambio que lo deje todo igual.

¿O debería decir “buscamos”? ¿Cuántas veces hemos preferido otros “reyes” que satisfacían lo que queríamos en ese momento? Los judíos buscaban un mesías que les quitara el poder a los romanos, no uno que quisiera cambiar sus corazones. Para nosotros, los reyes también pueden ser partidos políticos, modas, comodidades, etc. Tantas y tantas ocasiones en los que miramos para otro lado mientras negamos a Jesús con nuestra indiferencia.

¿Que nuestro partido político preferido acepta el aborto? Da igual, es nuestro partido, y eso está por encima de Cristo. Es un ejemplo, pero podría poner miles de ellos en los que ponemos nuestros gustos y placeres por delante del Señor.

Sólo hay dos opciones: o aceptamos a Jesucristo como nuestro rey o no le aceptamos. Y, si le aceptamos, tiene que ser con todas las consecuencias. Incluso seguirle a la cruz. Especialmente, seguirle a la cruz.

Que sepamos aceptar a Cristo como rey y le sigamos con nuestras cruces de cada día.

email

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Informático y escritor, ha publicado más de cuarenta artículos en las revistas Icono, Punto de Encuentro, Ecclesia y Sembrar, además de en medios como Católicos con Acción. Autor de los ensayos La Escala de la Felicidad y Cartas desde el corazón a un hijo no nacido y de la novela Apocalipsis: El día del Señor. Puedes echar un vistazo a mis proyectos en la sección de Libros.

Jorge Sáez Criado
Últimas publicaciones de