Despierta, tú, que duermes

El cristiano tiene que comprometerse con la Verdad“Despierta, tú, que duermes,
surge de entre los muertos;
y Cristo con su luz te alumbrará”.

Carta de San Pablo a los Efesios, capítulo 5, versículo 14.

¿Cuántos de nosotros, de nuestros vecinos, de nuestros conciudadanos están como muertos, como dormidos ante el mundo que se nos echa encima? ¿Cuántos sencillamente se dejan llevar por la marea, como algo inerte en el mar? ¿Cuántos se niegan a despertarse, no sea que tengan que enfrentarse a la verdad? Y, lo más triste, ¿cuántos de nosotros, como cristianos, estamos tan metidos en el mundo que no nos levantamos ni tenemos puesta la vista donde debemos?

El cristiano debe salir de la “corrección política”, de las mareas del mundo, del actuar según sus instintos. Porque el cristiano está vivo, vivo de verdad, porque desde el bautismo está insertado en el Cuerpo Místico de Cristo. Y con eso no puede ningún placer inmediato y poco duradero, ninguna moda, ninguna política. Estamos por encima de eso, tenemos que surgir de entre los que se aferran a ello, siempre con las miras puestas en Cristo, para desde allí poder ayudar a los demás a despertarse, para caminar juntos hacia un mundo mejor, … Sigue leyendo

Déjate sorprender por Él

publicado en: Blog: fe, Blog: Iglesia | 0

Corpus ChristiNo desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.” Mc 6, 4.

Jesús va a su propia ciudad para predicar allí y anunciar el Reino de Dios. Sin embargo, sus propios vecinos, quienes creían conocerle, le rechazan. Porque, después de haberle visto crecer durante años, creían conocerle.

Se habían acostumbrado a su idea de Jesús. Era Jesús, el carpintero. El chaval que ayudaba a José en su taller y que, cuando José murió, se hizo cargo del trabajo hasta que se fue de la ciudad.

Luego volvió a su ciudad y, para ellos, seguía siendo el mismo. No aceptaban que, quizá, había algo más en ese Jesús que lo que ellos pudieran haber conocido.

Esto, a nivel humano lo conocemos muy bien. Todos sabemos o hemos sido protagonistas de historias en las que uno, tras un tiempo fuera, vuelve a su pueblo o con sus amigos y, aunque él haya cambiado radicalmente, haya madurado y sea otro, para los demás seguirá siendo el mismo que antes. Como si el tiempo se hubiera detenido al irse y se hubiera reanudado al volver. Le recordarán antiguos fallos, y … Sigue leyendo

La tentación y el pecado en “La tienda”, de Stephen King

publicado en: Blog: libros | 0

La tiendaHace poco terminé de leer La tienda, de Stephen King. Tengo que reconocer que no soy un gran seguidor de este escritor. He leído algunos libros como Los ojos del dragón, que no me dejó prácticamente ningún recuerdo, o Cujo, que me pareció malísimo. Sin embargo, Salem’s Lot me gustó. Y La tienda me ha encantado.

No es que tenga un gran estilo literario. Eso él lo sabe y se lo han dicho muchas veces. Y, la verdad, me alegro de que sea así. No soporto a los escritores que parece que tienen que demostrar en cada párrafo que su léxico se remonta al siglo XIX (o que tienen un diccionario de sinónimos particularmente extenso), a los barrocos que para decirte una cosa dan vueltas y vueltas hasta que te mareas. Es un lenguaje directo, y lo agradezco. Es verdad que algunas cosas pueden sobrar, pero, en general, me ha parecido un gran libro.

Además, Stephen King tiene la particularidad de establecer conexiones entre sus novelas, de tal modo que hay elementos que te suenan de otras, personajes comunes, sucesos que ocurrieron en el mismo lugar o cerca…

AVISO. Si sigues leyendo te Sigue leyendo

Los 450 profetas de Baal

Profeta ElíasIgual que en los tiempos del profeta Elías, en la actualidad se presenta una elección: o seguimos a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal o al único profeta de Dios, Elías. Aunque, en realidad, se trata de una elección que siempre ha estado ahí, en todas las épocas.

Hace unos días leía que el PP va a impulsar la absurdez anticientífica de la ideología de género en los colegios de Castilla y León. Curiosamente, la lectura correspondiente al día siguiente, que leí esa misma noche, era la del profeta Elías y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal (1 Re 21-39). No pude evitar ver la relación y llenarme de esperanza.

Hoy en día, estamos inmersos en un océano de profetas de Baal. Hay una plaga de pensamiento único disfrazado de progresismo, de falsa misericordia, de sentimentalismo mugriento, de obsesión por lo políticamente correcto que hace muy difícil desmarcarse de ese discurso común por temor a ser señalado, a ser el raro, el retrógrado, el ultraloquesea. Lo vemos en la ideología de género, un sinsentido que no hay por dónde cogerlo, pero que nos meten en el cerebro a base de repetir consignas, de normalizarlo en series y … Sigue leyendo

Pero ¿qué es “Memorias del ocaso”?

Memorias del ocaso: TransferenciaImagínate un mundo en el que la tecnología cada vez es más omnipresente, en el que el ser humano cada vez depende más de ella, hasta el punto de tener siempre algún tipo de aparato informático encima…

¡Eh, espera! Eso suena un poco como el mundo en el que vivimos ahora mismo, ¿no?

Ahora imagina que la robótica también hace grandes avances y que hay una inteligencia artificial en Internet que busca, por encima de todo, aprender. Sea como sea.

Todo esto y mucho más es Memorias del ocaso.

Sin embargo, no se trata de una historia cerrada de antemano. De hecho, en ningún momento quise que lo fuera. Esta historia nació más bien para ser contada de una forma diferente, a modo de pequeños retazos clave condensados en conjuntos de relatos. Cada relato irá aportando piezas en el puzle general de esta crónica del ocaso de la humanidad a manos de sus propias creaciones.

Memorias del ocaso es un experimento y una aventura. Una historia de ciencia ficción con una poderosa inteligencia artificial desbocada, robots de una capacidad impensable y unos humanos cada vez más dependientes de la tecnología.

Así nacieron David y Billy, dos programadores con … Sigue leyendo

A pesar de todo, avanza

Artículo publicado en el número 55 de la revista Punto de Encuentro, de la Obra Social de Acogida y Desarrollo (OSDAD), cuyo hilo conductor es la resiliencia.

A pesar de todo, avanza

Si luchas, vencesHay ocasiones en las que parece como si la vida fuera una montaña cuesta arriba. Unas veces por situaciones puntuales que hacen que resulte mucho más duro avanzar, como si la inclinación de la pendiente de la vida pegara una brusca subida. Otras, por una pendiente más suave pero continua, alargándose a lo largo de días, semanas, meses, años…

Cualquiera podría pensar que es mucho más llevadera esta última situación que la anterior. Sin embargo, en mi opinión no es así. Se trata de pequeñas dificultades, sí, pero que se suman sin dar tiempo a superar la anterior y van dejando sus huellas en la mente y en las fuerzas de quien intenta avanzar mientras se da cuenta de que, por momentos, más que avanzar parece retroceder empujado por las circunstancias. Una subida fuerte puede agotarte, es cierto, pero si consigues superarla ya solo vas por terreno más suave. En cambio, una subida leve continuada a lo largo de mucho tiempo te va desgastando y … Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar