Despidiendo a un hombre bueno

Llevo una semana relativamente desaparecido en muchos aspectos. En las redes sociales apenas he hecho acto de presencia. Y eso solo ha sido un reflejo de lo que he llevado por dentro estos días.

El día 20, día del Inmaculado Corazón de María, fallecía mi padre a los 89 años. Quiero aprovechar para pedirte una oración por su alma. Y por las de mis hermanos, que le precedieron.

Ha sido un duro golpe. De repente, ya no va a estar ahí su sonrisa picarona, la misma que tenía de joven y que seguía ahí, con unos ojos brillantes que disfrutaban de lo lindo con sus nietos y biznietos.

Un hombre que luchó duro por su familia, para que siempre tuviéramos lo necesario. Recuerdo, como anécdota, que, cuando me decidí por estudiar informática y pensé en comprar un portátil para poder trabajar con él también en la universidad y si iba a estudiar fuera, se empeñó en pagarlo él. Había ido a primera hora a hacer la transferencia.

Tuvo una buena vida. Una gran familia que no le abandonó en ningún momento. Vitalidad y ánimo de luchar cada día. Cabezota también como él solo. Creo que eso … Sigue leyendo

El alma se tiñe con el color de sus pensamientos

“El alma se tiñe con el color de sus pensamientos”.
Marco Aurelio

"El alma se tiñe con el color de sus pensamientos". Marco Aurelio

Es conveniente, de vez en cuando, pararse un rato a reflexionar. A mirar nuestro estado interno. A fijarse en el alma.

Todos buscamos tener un alma, una conciencia, limpísima. Estar a gusto contigo mismo, en paz interior, es un objetivo más que deseable.

Sin embargo, muchas veces esperamos que esto ocurra como por arte de magia. Sin intervenir nosotros, como si no tuviéramos nada que ver con el estado de nuestro interior.

¡Qué gran error!

Nunca diremos lo suficiente que nuestro lenguaje influye en cómo somos y en cómo vemos el mundo. Y lo que decimos y lo que hacemos nace de los pensamientos, que no dejan de ser también palabras.

Por nuestros pensamientos podemos transformarnos en parte. Y eso es lo que vio Marco Aurelio.

Si albergamos continuos pensamientos de tristeza, de desesperación, de sufrimiento, incluso si a priori no tenemos motivos objetivos para todo eso, acabaremos tal y como pensamos: tristes, desolados, destrozados.

En cambio, si nuestros pensamientos son de esperanza, de fe, de ilusión, de ánimo… … Sigue leyendo

Un apoyo en la batalla

publicado en: Blog: amor, Blog: escritos | 0

Un apoyo en la batalla

El ser humano sufre. Eso es un hecho incuestionable. La vida puede ser dura, realmente dura. Puede llegar a hacerse un camino cuesta arriba del que no se consigue ver la cima.

Y lo peor de todo es si tienes que hacer el camino solo.

No estamos hechos para la soledad. Somos seres sociales, y eso se aprecia aún más cuando tenemos algún problema. Si buscamos ayuda y nadie está dispuesto a echarte una mano, si sufrimos y no encontramos a nadie a quien le importe, el sufrimiento se multiplica, a veces llevándote por el camino de la depresión, si no estabas recorriéndolo ya.

En todos los aspectos de nuestra vida es bueno tener a alguien al lado en quien puedas confiar, a quien le puedas contar tu vida sabiendo que no te va a juzgar, que no va a intentar que le dejes en paz, que no te va a apartar de su lado por contarle tus penas. Alguien que te escuche, que se interese en lo que te ocurre, en quien puedas apoyarte para seguir avanzando. O, al menos, para hacer un descanso antes de continuar.

Yo soy afortunado. Hay una persona que siempre … Sigue leyendo

Recuperar la inocencia perdida

Te voy a contar una anécdota que nos ha ocurrido hace nada en casa. El protagonista es mi hijo mayor, de siete años. Un pequeño torbellino con un corazón de oro que me ha hecho desear ser un poco más como él. Al menos un poquito.

Un acuario en casa

Tenemos que ser como los niñosCasi toda la vida he tenido acuario. Empecé de niño en casa de mis padres. A ver, yo quería un perro. Para ser concretos, un pastor alemán. Pero mis padres y mis hermanos demostraron tener mucho más juicio que yo y me dijeron que, en todo caso, un acuario. No teníamos una casa como para meter un perro. Ahora tampoco.

El caso es que acabamos poniendo un acuario y me gustó la experiencia. Contemplarlo con sus plantas, los peces nadando de un lugar a otro, unos en grupo, otros más solitarios, es relajante. Y, con el tiempo, vas aprendiendo y cogiendo mañas para evitar errores y mejorar tu acuario, tanto por tus peces como por ti mismo.

Uno de los peces que siempre ha habido es un plecostomo. Por cierto, eso es un error. Se hacen enormes y no son adecuados para acuarios pequeños como el mío

Sigue leyendo

Discernimiento

San Ignacio de Loyola - Saborear la oraciónPodríamos decir que el discernimiento es el proceso por el cual uno decide qué camino tomar, qué hacer en un momento dado. ¿Cuál es mi vocación? ¿Debería aceptar ese trabajo?

No es un proceso fácil. Al menos, no necesariamente. San Ignacio de Loyola hizo discernimiento durante más de un mes para decidir si las casas de la Compañía de Jesús tendrían rentas o no. Y hablamos de un maestro de espiritualidad de primer orden.

Está claro que un católico siempre busca elegir según la voluntad de Dios. Eso tiene una serie de implicaciones, la primera de las cuales es que no se puede elegir entre algo bueno y algo malo. Eso es absurdo. Tenemos que elegir siempre el bien. O, como mínimo, lo indiferente. Pero nunca lo malo.

Pero también implica tener una cierta relación con Dios. Tratarle. Conocer cómo el Espíritu actúa en el alma, y también cómo lo hace “el enemigo de natura humana”. Y eso lleva tiempo, como lleva tiempo para dos enamorados conocerse. Tratarse todos los días, hablar, adorar…

Hay quien tiene la capacidad de discernimiento de una ameba: lo que me gusta lo interpreto como si viniera del Espíritu Santo … Sigue leyendo

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Cristo resucitado

Hoy celebramos en la Iglesia el acontecimiento clave en nuestra fe. Hoy celebramos que aquel que vino a cargar con los pecados de cada uno de nosotros, aquel que dócilmente se dejó insultar, humillar, torturar y asesinar, aquel que fue contado entre los malhechores siendo totalmente inocente, aquel que parecía haber sido vencido, ha vencido a la muerte y al poder del mal.

¡Cristo ha resucitado! Nuestro Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. Es el Dios de la vida. Sin la resurrección de Cristo, nuestra fe no tendría ningún sentido. Tengo que confesar que durante un tiempo, hace ya mucho, pensé que realmente tampoco era tan importante, al fin y al cabo el mensaje de Cristo era lo vital.

Sin embargo, ahora ya lo entiendo correctamente. Sin resurrección, el mensaje de Cristo no tendría sentido. No serían más que palabras bonitas de un hombre muerto, como las de tantos otros. Seguiríamos una especie de filosofía de un fracasado.

Pero la resurrección es el “sí” definitivo del Padre al Hijo. Es la confirmación de que toda la vida del Hijo fue cumplimiento de la voluntad del Padre. De que el Hijo, el Logos, es la … Sigue leyendo

Le hemos dejado solo

Está solo. En el sepulcro, la piedra encierra su cuerpo ya fallecido. Ni siquiera le han podido preparar bien para el entierro. Hubo que hacerlo a toda prisa, porque empezaba el sábado. Y allí, se ha quedado, solo.

Pero lleva solo toda la Pasión. Aunque no lo pareciera en ocasiones. Él fue traicionado, vendido por uno de sus amigos. Él vio la desbandada de quienes aseguraban serle fiel hasta el final. Rodeado de soldados pero solo, le llevaron a juicio. Un juicio injusto, en el que un cobarde que podía haberle ayudado le dejó solo y humillado.

Él solo aguantó tus latigazos. Aguantó tus insultos, tus humillaciones. Cogió la Cruz y se abrazó a ella, sabiendo que esa iba a ser su única compañía real. Nadie le podía acompañar a donde iba ahora. Por mucho que algunos, como su Madre, quisieran.

Él sufrió los clavos taladrándole las manos y los pies. La asfixia de mantenerse en una Cruz. Débil, destrozado. Aún pudo regalarnos, a cambio de nuestros desprecios, a su Madre. Pero ni ella ni el … Sigue leyendo

El silencio del Viernes Santo

Dentro de la Semana Santa, quizá este día es el que más llame al silencio. Ayer nos encontrábamos en el Cenáculo, junto a Jesús, mientras nos dejaba su Cuerpo y su Sangre para siempre. Le encontrábamos también en la oración de Getsemaní, cuando sus sufrimientos le llevan a sudar sangre.

Pero hoy… Hoy el Maestro ha sido clavado en una cruz. Hoy ha sido abandonado por sus discípulos. Hoy ha muerto, sabiendo que cumplía su misión, con absoluta confianza en el Padre, pero también experimentando la soledad más extrema.

Hoy, su Santa Madre ha tenido el cuerpo de su Hijo entre sus brazos. Un cuerpo sin vida. Sucio por la sangre coagulada y por los escupitajos de sus enemigos. Un cuerpo maltratado hasta la saciedad. Maltratado por ti. Por mí.

Y ese cuerpo es depositado a toda prisa en un sepulcro. Ni siquiera da tiempo para ponerle, como a otros, aceites y perfumes. Y allí se queda, solo.

Solo.

No es un día de alegría. Aunque sea un preludio necesario de la mayor alegría de todos los tiempos. Hoy es un día que se presta a la reflexión. A mirar, como diría san Ignacio de … Sigue leyendo

Inmersos en la Semana Santa

Cristo crucificadoYa estamos inmersos en la Semana Santa. Una semana en la que se agolpan los principales hitos de la vida de Jesucristo y, por tanto, el tiempo más fuerte del año desde el punto de vista espiritual.

Es importante tener en cuenta que este no debe verse como un tiempo de vacaciones, sino de encuentro especial con el Señor. De revivir y actualizar estos acontecimientos que configuran nuestra fe.

Hace unos días, observábamos, vivíamos, cómo Jesús entraba en Jerusalén. La gente alfombraba con ramos su camino. Gente como tú y como yo. Y gente, como tú y como yo, que dentro de unos días dirán: “¡Crucifícale!”.

En su entrada iba acompañado por sus discípulos. Incluido Tomás, quien dijo en su momento “vayamos también nosotros a morir con él”. Y Pedro, que afirmaba que jamás le negaría. ¡Qué fácil es estar junto a Él cuando todo va bien! De ellos, ¿cuántos se mantuvieron al pie de la Cruz? Tan sólo Juan, el discípulo amado. El más joven de todos ellos. ¿Dónde fueron los demás? ¿Dónde estamos nosotros cuando le insultan, le golpean o se burlan de Él? ¿Le acompañaríamos hasta la Cruz o nos quedaríamos por … Sigue leyendo

La Epifanía del Señor

Epifanía del SeñorHoy hemos celebrado la Epifanía del Señor. Epifanía es una de esas palabras que vienen del griego y que todos los años por estas fechas se nos recuerda lo que quiere decir. Y cuyo significado tendemos a olvidar rápidamente, al menos en parte.

Epifanía significa manifestación. Se trata de la manifestación del Señor a todos los pueblos de la Tierra. Jesús había nacido como judío, como el Mesías de Israel. Pero quiere dejar claro desde el principio que no ha venido sólo por ellos, sino que está aquí para todos. Y se manifiesta a los Reyes en representación de los pueblos gentiles. Reyes que le reconocen y le ofrecen regalos como verdadero Dios, verdadero Rey y verdadero Hombre.

Pero no es la única vez que Dios se manifiesta. Toda la historia de la salvación es la historia de la manifestación de Dios a los hombres para su salvación. Porque no podemos olvidar el motivo por el que ocurre esta Epifanía (lo hemos leído en la primera lectura): “Las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor y su gloria se verá sobre ti.” (Is 60, 2). El Señor ha Sigue leyendo

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar