Un cuento para tu hijo

Un cuento para tu hijoEscribir es una experiencia única. Es una actividad que te permite crear mundos nuevos, con nuevas reglas, y explorarlos con personajes de tu invención, que tendrán su propia personalidad, a la que tendrán que ser fieles. Contar historias, maravillarte y sorprenderte con tu propio mundo.

En cierto modo, la potencia de la escritura es ilimitada. Como se suele decir, el papel todo lo soporta. Puedes relatar la última batalla de los pictos o describir la vida de los elfos como si ambas cosas estuvieran al mismo nivel. Como si ambas formaran parte de la realidad y el escritor hubiera estado viviéndolas. Y así debe ser de alguna manera.

Sin embargo, posiblemente la experiencia más enternecedora, más bonita para mí dentro de este mundo de la escritura, ha sido la de escribir un cuento para mi hijo. Un cuento muy cortito, para no aburrirle. Adecuado a la edad que tenía cuando se lo escribí.

En ese momento, confluye tanto la responsabilidad de dejar por escrito algo a tu hijo que perdure, que de alguna manera le ayude y le entretenga, como la ilusión de salir de los cuentos ya escritos para entrar en un lugar en el que … Sigue leyendo

¿De este van a tomar ideas en el colegio de mi hijo?

Hace no mucho estaba feliz. Habían admitido a mi hijo en el colegio en el que estudié yo de pequeño, el Círculo Católico de Obreros. Tengo buenos recuerdos de los profesores, en especial del padre Hernando y del padre Carlos Conde. Fieles jesuitas de los de toda la vida, de los que antes habrían muerto que permitido el avance de los ataques a la Iglesia. Grandes sacerdotes, y muy buena educación católica.

Esa felicidad se desdibujó un poco cuando vi que, al menos en la web, del colegio “Círculo Católico de Obreros” había desaparecido “Católico de Obreros”. Pero bueno, te queda el beneficio de la duda, el pensar que se tratará de hacerlo más “moderno”. Vale.

Luego, en la primera reunión con la profesora, nos habló de que, cada curso, lo dedican a un tema y que, en este curso, tocaba “educar en la solidaridad“. Bueno, en mi época no teníamos que hacer cosas de esas. La solidaridad va implícita y explícita en el catolicismo, y se supone que van a dar educación católica. Pero vale, aceptémoslo también.

Ahora bien, cuando ves que organizan una conferencia para lo de “educar en la solidaridad” … Sigue leyendo

San José Obrero

Hoy celebramos san José Obrero y no me he querido resistir a escribir unas palabras sobre él.

Una de las cosas que más me llaman la atención es que alguien que casi podríamos decir que es un “personaje secundario” en los Evangelios tenga en realidad tanta importancia. En los Evangelios casi ni se le menciona (lo que lleva a una sorpresa aún mayor cuando uno se entera de que sobre él se han escrito mares de páginas). No se recoge ni una sola de sus palabras. Pero lo que sí se recoge es más importante que todo eso. Por una parte, se dice que es un hombre justo. Y, por otra, se añade hasta qué punto se fiaba de Dios. No dudó en cumplir los encargos que Dios le hacía por medio de sus ángeles. Ni una pregunta, ni un comentario. Nada. Calla y obedece.

La Virgen María es la Llena de Gracia. Pero José, aun sin llegar a ese nivel, también estaba lleno de Dios. Toda su vida estaba orientada a cumplir su voluntad. No es raro que fuera elegido para hacer las veces de padre de Jesús. ¿Con quién estaría mejor?

Hace … Sigue leyendo

Warrior (y II)

Una vez más, aviso de que a continuación hablaré de la trama de esta, en mi opinión, sensacional película. Por tanto, si no queréis que os desvele nada, mejor será que no sigáis adelante.

Desde el primer momento podemos ver que no se trata de una película de artes marciales al uso. Más bien, las artes marciales actúan como hilo conductor o catalizador de las relaciones entre los tres protagonistas principales. Pero no se regodea en la violencia ni la sangre. Las luchas están ahí para mostrar algo, para indicarnos cómo es cada uno de los dos hermanos.

También es interesante ver que, en realidad, no hay ningún “malo”. Es una historia de gente con sus problemas. Tommy, con mucho rencor y mucha rabia dentro, pero también dispuesto a hacer lo que sea para ayudar a la viuda de su compañero marine. Brendan, un padre de familia que ve que, si no hace algo, se quedarán sin casa. Paddy, un padre ex alcohólico que pegaba a su mujer, pero que ha cambiado y busca la reconciliación con sus hijos.

Es curioso que el título sea Warrior. Guerrero. En singular. ¿A cuál de ellos se referirá? Porque los Sigue leyendo

Warrior (I)

No suele ocurrir que una película de artes marciales te conmueva. Que te emocionen puede ser relativamente frecuente en las que te hablan de una historia de superación. Pero conmoverte es algo muy diferente. Y de esas es “Warrior“, de Gavin O’Connor. Quizá no hayas oído hablar de ella. Pero creo que merece la pena, incluso si no eres especialmente aficionado a las artes marciales. En esta entrada y en la siguiente hablaré un poco sobre ella. Espero que, como mínimo, haga que te pique la curiosidad.
Aviso: a continuación voy a destripar la película. Si no la has visto y no quieres que te descubra su trama, no sigas leyendo.
Esta película tiene tres grandes protagonistas: un padre y sus dos hijos. Y su relación se verá dentro del entorno de las artes marciales mixtas. Casi podríamos decir que las artes marciales mixtas son una excusa para mostrar esa relación.
  • Paddy Conlon: ex luchador, padre de Tommy y Brendan. Ex alcohólico. Pegaba a su mujer, lo que llevó a que ella y Tommy huyeran y Brendan se distanciara también de él. Ambos hijos fueron entrenados por él en las artes marciales mixtas.

 … Sigue leyendo

Cásate y sé sumisa

Sí, soy uno de los pocos que van a opinar sobre este libro habiéndoselo leído. Según parece, me he arriesgado a mutar en un misógino violento, si hacemos caso a las opiniones que indican que “Cásate y sé sumisa” fomenta la violencia machista. Debo de ser un poco raro, porque no me ha afectado esa terrible influencia.

Comencemos por el título. Sobre si es acertado el hecho de que pueda resultar polémico no voy a entrar ahora, prefiero dejarlo para otra entrada y explayarme en ella a gusto. El hecho es que ha molestado a propios y extraños. En los extraños (a la Iglesia) es normal. Pero lo sorprendente es que a los propios también les haya molestado. ¿Nunca han leído la carta a los Efesios? ¿Nunca nadie se ha molestado en explicársela? ¿O nunca han tenido interés en saber qué quería decir lo que leían?

Ser sumiso en el contexto paulino implica estar siempre dispuesto a servir. No es ningún tipo de humillación. Como bien dice Pablo, el marido tiene que ser sumiso hacia la mujer y la mujer hacia el marido, pero cada uno con sus propias características. La mujer es la base de Sigue leyendo

Feminismo

Revuelo por el libro “Cásate y sé sumisa” (sobre el que procuraré escribir un poco la próxima semana), pidiendo incluso que se retire sin haberlo siquiera leído, las de FEMEN con lo de “el aborto es sagrado“, mujeres que prefieren apartarse de la familia para ser esclavas del trabajo… Todo esto tiene una palabra que lo caracteriza: feminismo.

El feminismo no comenzó mal. Al principio buscó el justo reconocimiento de la dignidad de la mujer, dignidad en no pocas ocasiones ignorada. Así, jugó un importante papel en su momento reivindicando una merecida igualdad en dignidad y ante la ley con el hombre.

Pero luego, empezó a perder el norte. Empezó a buscar igualarse al hombre en todo, olvidando que hombre y mujer son, gracias a Dios, diferentes y, por eso, complementarios. Ser diferente no implica que uno sea superior a otro. Reconocer que mi mujer y yo somos diferentes, cada uno con las características propias del sexo correspondiente, no es hacerla a ella inferior y a mi superior ni viceversa. Es observar la naturaleza de hombre y mujer y darse cuenta de que, el uno sin el otro, no somos nada.… Sigue leyendo

Paternidad responsable

Este es un tema que con mucha frecuencia se presta a confusión, mezclándolo incluso con la anticoncepción para tratar de ocultar, más bien, una paternidad irresponsable. Pero veamos básicamente en qué consiste dividiéndolo en varios puntos.

¿Qué implica una paternidad responsable?

  • Discernimiento. Palabra fatídica para muchos, pero algo fundamental en la vida cristiana. Tristemente, no es algo de lo que se suela hablar ni siquiera en las catequesis prematrimoniales. Se trata de tomar decisiones. Ni más ni menos. Tomar una decisión de mutuo acuerdo entre los esposos y, esto es vital, buscando la voluntad de Dios. Para esto hace falta hablar mucho, pensar mucho y rezar mucho. Y tener fe en que Dios no nos pide imposibles.

 

  • Amor. Como es lógico, ese discernimiento, esa decisión, tiene que tener su fundamento en el amor. Eso es lo contrario al egoísmo y suele estar muy reñido con el acomodamiento. Es decir, decidir espaciar los hijos o tener menos porque no vamos a poder ir a Cancún de vacaciones no es tomar una decisión con amor. Decidir no tener más hijos porque dan guerra tampoco es tomar una decisión con amor. El amor es una entrega
Sigue leyendo

Cuatro años

Hoy, Ana y yo celebramos nada menos que nuestro cuarto aniversario de boda. Cuatro años ya. Echo la vista atrás y veo tantos momentos, positivos muchos y, por supuesto, negativos otros. No hay que ser tan ingenuo como para pensar que todo es “vivieron felices y comieron perdices” (aparte del hecho de que prefiero un buen chuletón a una perdiz). Las dificultades se entretejen siempre en nuestra vida. Siempre. Nunca podrás apartarte de ellas. Y ¿sabes? Es mejor que sea así. Son precisamente las dificultades las que te miden como persona. Son ellas las que te hacen madurar, las que te enseñan a vivir.

A estas alturas, Ana y yo podemos decir que, en este proyecto de comunión que Dios nos ha dado y que se llama matrimonio y paternidad, vamos pasando por los momentos complicados aprendiendo de ellos, asimilándolos en el todo de nuestra vida con la ayuda del Señor. Subir cuesta arriba ayuda a fortalecer las piernas.

En el matrimonio, ni las alegrías ni las tristezas son patrimonio exclusivo de uno de los dos. Se convierten en nuestras alegrías y en nuestras … Sigue leyendo

Cómo ser un buen padre

Debo reconocer que, esta vez, el título lleva trampa. Yo no sé cómo ser un buen padre. No tengo ni idea. Todos los días dudo que lo sea y que llegue a ser lo suficientemente bueno para Ignacio. Pero creo que la esencia está en una sola frase:

Debes ser lo que quieres que tu hijo sea.

Así, sin más. Sin anestesia. Y no me refiero a cosas “menores”, como en qué trabajará cuando sea mayor, sino más bien a su forma de ser como persona. Eso es mucho más importante porque trasciende todo lo que pueda hacer. Si quiero que mi hijo sea una persona honrada, alegre, generosa, no me queda más remedio que serlo yo antes. Eso es muy duro. Es un proyecto para toda la vida porque, ¿sabéis?, somos padres durante toda la vida.

Tenemos que ser conscientes de que estamos bajo estricta vigilancia. Nuestros hijos no nos quitan ojo de encima, y todo lo que hagamos se les va a quedar grabado de una u otra manera. Aunque no lo parezca. Aunque creamos que es algo trivial. No lo es. Dicen que “el … Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar