Que tu madre sienta tu cariño

Día de la Madre, que sienta tu cariño

Este año celebramos un Día de la Madre bastante atípico, pero eso no es excusa para que nuestras madres no se encuentren con el cariño de sus hijos. Al fin y al cabo, como se suele decir, una madre es algo tan especial, tan grande, tan hermoso, que hasta el mismo Dios quiso tener una. Es algo que nos tiene que hacer reflexionar y valorar a nuestras madres.

Si no vivimos ya con ella, algo tan sencillo como una llamada de teléfono o una videollamada puede marcar la diferencia entre que pase un día triste o darle una alegría. Y no, por favor, no recurras al WhatsApp. Es la cosa más fría e impersonal que te puedes echar a la cara. Con un mensajito así lo que estás diciendo es que escribes para cumplir, pero sin querer mayor implicación. No, tiene que ser algo personal.

Pero también está la suerte de poder vivir el Día de la Madre junto a los hijos. Los niños tienen una enorme inventiva y una inocencia que hace que cualquier cosita que te regalen sea como si te dieran el universo. Mis hijos han estado preparando sus regalos también. Regalos sencillos, pero con un … Sigue leyendo

No des nada por sentado

No hay que dar por sentado que podremos estar con nuestros hijos al día siguiente

Parece que fue ayer cuando todavía podíamos pasear sin problemas por donde quisiéramos. A mí particularmente me encanta pasear. A un ritmo lento, para reflexionar y darle vueltas a la cabeza sobre algún tema; a un ritmo más rápido para disfrutar del mero hecho de caminar. Me venía muy bien para la ansiedad, resultaba terapéutico.

Sin embargo, llevamos más de un mes encerrados para tratar de evitar el contagio con el nuevo coronavirus. Fíjate, pensábamos que podíamos salir cuando quisiéramos. Y, de un día para otro, ya no es posible salvo para casos muy justificados.

Habíamos dado por sentada esa posibilidad. Y nos habíamos equivocado por completo. Las circunstancias cambian a cada instante, y lo que hoy puede ser un hecho, mañana puede no serlo.

Tenemos tendencia a pensar que el día siguiente las cosas serán como hoy. El problema es que eso no tiene por qué ser así. No podemos saber ni siquiera si mañana seguiremos vivos. Como para saber seguro cualquier otra cosa.

Ojo, que esta no es una perspectiva con la que quiera ponerte triste. Al contrario. Al ser consciente de que no tenemos ni idea de lo que nos deparará el mañana, te … Sigue leyendo

Los niños, esperanza del mundo

Los niños, esperanza del mundo

Para ir al trabajo paso al lado de nada menos que dos colegios. Y una de las pocas cosas que me arrancan una sonrisa a esas horas, cuando me encamino a mi oficina, aparte de dar un beso a mis hijos y desearles un buen día en el colegio, es ver a otros niños caminando de la mano de sus padres, compartiendo una broma, hablando de lo que les espera en el día o, sencillamente, dirigirse hacia el colegio junto a un amiguito. Chavalines que apenas me pasan de la rodilla inmersos en su mundo, un mundo que todavía es bonito, que todavía tiene sorpresas. Un mundo en el que cada minuto es único y tamizado por la inocencia en la que viven. Son unos pequeños superhéroes que, con su ilusión, nos salvan (si nos dejamos, claro) de la rutina, de los días iguales unos a otros, del egoísmo… De tantas cosas asociadas a ser adulto.

Te voy a ser franco: temo el día en el que deje de ver la inocencia reflejada en los ojos de mis hijos. Sé que algún día llegará el momento y espero estar preparado. También espero que sean capaces de mantener al menos Sigue leyendo

Lo que me anima por las mañanas al ir a trabajar

publicado en: Blog: escritos, Blog: hijos | 0

Lo que me anima a ir a trabajar

Tengo un sueño: conseguir vivir de lo que escribo para poder estar más tiempo con mi familia. Es un sueño difícil de lograr. Soy un autor independiente y, para qué nos vamos a engañar, a veces me da la sensación de que tengo “la negra”: no hay manera de sacar adelante mis proyectos literarios.

Eso implica que tengo que seguir en mi trabajo habitual como informático. No es algo apasionante ni bien pagado, pero me permite meter dinero en casa. Que ya es.

No me suelo levantar especialmente animado, pero hay algo que me ayuda todas las mañanas. Algo que me hace poner una sonrisa y afrontar el nuevo día un poco mejor.

¿Adivinas qué puede ser?

Todos los días, antes de irme a trabajar, tengo la oportunidad de dar un beso a mis hijos.

No te voy a decir que toda la vida como padre sea de color de rosa. Pero lo que sí que voy a afirmar categóricamente es que, al final, los momentos que tienen que definirla son estos momentos de cariño, estos momentos en los que se deja ver el cariño que nos tenemos.

¿A quién no le va a animar, por ejemplo, … Sigue leyendo

Cacemos algunos dragones

Los dragones pueden ser vencidos

No son raras las historias y las leyendas, tanto para niños como para adultos, en las que el héroe en cuestión debe enfrentarse a un dragón. Ya en su momento, el gran (en al menos dos sentidos) G. K. Chesterton dejó para la posteridad una cita que me parece un buen punto de partida:

“Los cuentos de hadas no dicen a los niños que los dragones existen. Los niños ya saben que los dragones existen. Los cuentos de hadas le dicen a los niños que los dragones pueden ser vencidos.”

Los niños ya saben que los dragones existen. Son perfectamente conscientes de que hay cosas malas e injustas. De que algunas personas se portan bien pero otras se portan mal.

No son ajenos al problema del mal. En absoluto.

En Occidente, el dragón representa de forma clara el mal. Podríamos hablar sobre hasta qué punto es positivo o negativo que se dé una cierta reivindicación de la figura del dragón, haciendo que se convierta en una especie de ser sabio y simpático, injustamente perseguido. Sin embargo, no es este el objetivo del artículo. Baste dejar claro que tradicionalmente el dragón ha representado el mal y que Sigue leyendo

Tienes derecho a descansar

Tienes derecho a descansarHace unos días tuve una pequeña revelación. Me quedé dormido en el sofá del salón. Tenía que haber estado haciendo unas mil cosas, más o menos, como maquetar uno de mis libros, escribir otro, etc. Sin embargo, me quedé dormido como un bendito.

No, quedarme dormido no fue la revelación.

Me explico: mi trabajo habitual, en el que paso las tradicionales ocho horas diarias, es de informático. Tengo una familia numerosa con tres maravillosos hijos que requiere mi atención cuando no estoy en el trabajo. Tengo varios proyectos abiertos a la vez para avanzar en mi carrera como escritor. Además, tres veces a la semana entreno kung-fu Choy Lee Fut. Por tanto, la escritura la dejo para la noche. A partir de que mi familia se va a dormir yo intento aprovechar para escribir y demás. Eso hace que duerma los días laborables alrededor de cuatro o cinco horas.

El tema es que, con ese ritmo llega uno a unas edades (¡que ya he pasado de los cuarenta!) en las que no da más de sí. Trato de organizarme, de planificar las cosas, pero más de una vez (y de dos) acabo quedándome dormido. Y el resultado … Sigue leyendo

Recuperar la inocencia perdida

Te voy a contar una anécdota que nos ha ocurrido hace nada en casa. El protagonista es mi hijo mayor, de siete años. Un pequeño torbellino con un corazón de oro que me ha hecho desear ser un poco más como él. Al menos un poquito.

Un acuario en casa

Tenemos que ser como los niñosCasi toda la vida he tenido acuario. Empecé de niño en casa de mis padres. A ver, yo quería un perro. Para ser concretos, un pastor alemán. Pero mis padres y mis hermanos demostraron tener mucho más juicio que yo y me dijeron que, en todo caso, un acuario. No teníamos una casa como para meter un perro. Ahora tampoco.

El caso es que acabamos poniendo un acuario y me gustó la experiencia. Contemplarlo con sus plantas, los peces nadando de un lugar a otro, unos en grupo, otros más solitarios, es relajante. Y, con el tiempo, vas aprendiendo y cogiendo mañas para evitar errores y mejorar tu acuario, tanto por tus peces como por ti mismo.

Uno de los peces que siempre ha habido es un plecostomo. Por cierto, eso es un error. Se hacen enormes y no son adecuados para acuarios pequeños como el mío

Sigue leyendo

Daños indirectos

publicado en: Blog: familia, Blog: hijos | 0

Los niños también sufrenHay veces que los padres hacen mucho daño a los hijos. Y, seguro, sin querer. No se trata de maltratadores, al menos no en el sentido estricto de la palabra. Se trata de personas imprudentes. De personas que esperan que su hijo se comporte no como es él, sino según la imagen de “hijo perfecto” que tiene el padre o la madre en cuestión.

De esta manera, se ve cómo, sin ningún pudor, tras recoger a sus hijos en el colegio, o al encontrarse paseando con otros padres, se lanzan a hablar de sus hijos como si ellos no estuvieran y en unos términos no demasiado positivos.

¿No se dan cuenta de que decirle a alguien que su propio hijo es, por ejemplo, “cobarde”, le está marcando de una forma que no conocemos? ¿No entienden que insistir en anécdotas en las que el niño sale ridiculizado le hace daño? No es una piedra, es un ser humano. Está ahí. Y, aunque parezca que no se está enterando, oye lo que dicen de él. Y que su madre hable de esa manera sobre él, o le compare saliendo mal parado con uno de sus hermanos… ¿acaso no le … Sigue leyendo

Educando en la derrota

De las derrotas se aprendeCon la enorme afluencia de supuestos “gurús” que se empeñan en que pensemos de forma positiva, que nos convenzamos de que todo lo que podamos soñar lo podemos cumplir y demás frasecitas similares, que alguien te proponga educar a tus hijos en la derrota puede parecer una especie de herejía de los dogmas modernos. A quién se le ocurre, ¿verdad?

Bueno, pues es lo que vengo a proponerte.

Por supuesto, tenemos que dejar aparte la actitud maniquea de pensar que si no vamos a ser supermegapositivos tenemos que ser supermeganegativos y pensar que no conseguiremos cumplir ninguno de nuestros sueños jamás en la vida.

Que no, que no es eso tampoco.

Es algo mucho más sano. Ser realista.

Quizá en lugar de educar en la derrota tendría que haber dicho educar en la realidad con actitud luchadora. Pero no puedes negarme que “educar en la derrota” llama más la atención. 😉

No se trata de decirles que van a pasar la vida perdiendo. O quizá sí, porque resulta que la verdad es que la derrota forma parte de la vida, que unas veces se gana y otras se pierde. De hecho, se pierde muchas veces. … Sigue leyendo

Unas vacaciones en clave cristiana

Vacaciones cristianasEsta es una época en la que es probable que cojas algunos días de vacaciones. Al fin, un poco de descanso de la rutina laboral. Quizá incluso un pequeño viaje familiar.

En este ambiente de relajación es posible que llegue la tentación de que la vida espiritual también se relaje. Sin embargo, las vacaciones son un gran momento para avanzar en la tu vida cristiana y en la de tus hijos.

En primer lugar, tienes que tener presente que el tiempo de descanso también es querido por Dios. No te sientas culpable por descansar. A veces cuesta desconectar, pero esfuérzate en hacerlo. Las vacaciones no son para trabajar, son para ti y tu familia.

Otro punto importante: no pienses en las vacaciones en un sentido egoísta. Son un tiempo idóneo para mostrar tu amor por tu familia. Dedica todo el tiempo que haga falta a tu cónyuge y a tus hijos. Juega con ellos, que sepan que estás ahí para ellos. Estrecha lazos.

Ahora bien, no se trata de una época anárquica. En vacaciones, aunque haya más relax, tiene que seguir habiendo un orden en lo que se hace. Las responsabilidades siguen siéndolo y sigue … Sigue leyendo

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar