La fantasía y la ciencia ficción como herramientas para hablar de la realidad

La fantasía, un género privilegiado para hablar de la realidadSi hay algo que hace falta hoy más que nunca es la comunicación de ideas. Estamos inmersos en un ambiente de pensamiento único que es francamente agobiante. Porque, además, ese pensamiento único es políticamente correcto, débil, incapaz de soportar la más mínima crítica (por eso prefiere aplastar a todo el que piense de otra manera antes que entrar al debate). Es un pensamiento que pretende hacer sentir (siempre sentir, siempre lejos de la razón) rebelde, cuando adoptarlo significa la postración suprema ante los poderes mediáticos (que, si no todos, en su gran mayoría lo han adoptado en mayor o menor medida) y quien los utiliza.

Ese pensamiento tan, lo siento mucho, tremendamente aburrido por uniforme, ñoño y memo, no duda en utilizar todos los medios a su alcance para difundirse. Está hasta en la sopa. Cuentos para niños, películas, novelas, dibujos animados… Por todas partes aparece. Y nos lo dejamos colar en casa. Ridiculeces como la ideología de género se asientan en las mentes por el simple medio de estar expuestos continuamente a ellas. No aguanta la más mínima lógica, pero ahí está. Y el que no lo acepte es un algófobo, un nuevo modo para marcar a … Sigue leyendo

El escritor católico como subcreador

El escritor católico como subcreadorFue Tolkien quien acuñó la idea del trabajo del escritor como subcreación. De hecho, es algo que él mismo se tomó muy en serio. Es de sobra conocido el nivel de detalle que otorgó a su mundo, la Tierra Media. Una mitología propia y bien desarrollada, idiomas con sus reglas ortográficas y gramaticales, una historia, una cosmogonía…

Sólo hay un Creador, y ese es Dios. Él es el único que crea, hablando con propiedad. Pero los escritores podemos subcrear mundos. Es decir, dentro de este mundo creado por Dios, crear otros mundos con sus propias reglas, sus propias características, sus propios habitantes… Universos enteros. Es significativo observar que Dios crea por la Palabra y los escritores subcreamos con palabras. Es un paralelismo que siempre me ha maravillado. En la obra escrita cabe todo, puede ser tan simple como un breve microrrelato o una extensa obra en la que el simbolismo arquitectónico, las relaciones humanas, artes y ciencias, acontecimientos de todo tipo, tienen su cabida. Todo a partir de las palabras. Todo a partir de la Palabra.

Aunque Tolkien … Sigue leyendo

Dos formas de afrontar la evangelización

El título del libro “Cásate y sé sumisa” da para muchos ratos de conversación y, a veces, puede llevar a temas mayores que la conveniencia o no de ese título.

Partamos de lo obvio: el título ha generado polémica. No estoy seguro de si ha sido buscada o no, pero así ha sido. Ahora bien, ¿esa polémica ha sido positiva para el libro y para los objetivos del libro? ¿Habría sido preferible buscar alguna palabra diferente a “sumisa” para hacer un título menos polémico, como “Cásate y sé feliz” o algo similar?

En mi opinión, si no hubiera existido esa polémica, dudo que ese libro hubiera pasado de ser otro libro más, perdido entre las estanterías de las librerías, en caso de haber llegado a ellas. Seamos realistas, en España se editan al año miles de libros. La gran mayoría apenas se vende. Y la editorial de este libro en concreto dudo que tenga unas capacidades publicitarias como las de Planeta.

El hecho es que, gracias a esa polémica, se ha hablado del libro. Unos lo han rechazado sin pensar. Otros han tenido curiosidad. Otros entendíamos lo que quería decir el título y nos quedábamos … Sigue leyendo

Muditos

En la Iglesia tenemos un grave problema de comunicación. Seguro que lo habéis oido una y mil veces. Yo, al menos, sí. Y es verdad. Pero el punto principal, el núcleo de ese problema, está en la cantidad de católicos que se vuelven como el famoso enanito de Blancanieves, muditos. Totalmente muditos. En cuanto hay que defender la fe, en cuanto hay que dar razón de ella, en cuanto hay que mostrar que se tiene fe, en cuanto hay que confrontar abusos litúrgicos… En esos momentos, de pronto, desaparece la comunicación.

En mi opinión hay varias causas para tan peculiar fenómeno:

1) No tener conciencia de formar parte de la Iglesia: ante un ataque a la Iglesia no se ve como si fuera también a uno mismo, sino hacia una etérea jerarquía, causa de todos los males posibles.

2) Catolicismo cultural: puede que  el sujeto en cuestión vaya a Misa todos los domingos y fiestas de guardar, pero lo hace por costumbre. Le gustan las Misas rápidas y entretenidas. Aparte de eso, cree en lo que se le antoja, si es que cree en algo (de lo que dice la Iglesia, me refiero).

3) Renuncia a Sigue leyendo

La batalla del lenguaje

No creo que haya sorprendido a nadie el fallo del Tribunal Constitucional. Pretender equiparar la unión homosexual al matrimonio no va contra nuestra Constitución. Tampoco habrá sorprendido que ese presidente que, supuestamente, nos representa a todos, haya deducido que, dado que esa ley no es anticonstitucional, no la toca para nada. Cómo ha deducido eso es un misterio, ya que de lo uno no se deriva lo otro. Pero no podemos sorprendernos: si la hubieran querido derogar, yo creo que un Gobierno con mayoría absoluta no habría tenido mucho problema en el caso, claro está, de haberlo querido. Igual que con el aborto. Si no hay voluntad de cambiar las cosas, no se cambian. Sólo que el PP, para intentar disimular hacia los católicos que, increíblemente, sigue engañando, hace el paripé de recurrir al TC. Y, como sabemos que en España los poderes están separados… ¿verdad? ¿Quedará mucho hasta que se reconozca la unión civil entre tres personas, como en Brasil?

Bueno, nada nuevo bajo el sol. No voy a analizar el tema, porque ya hay lugares donde se hace mucho mejor. En lo que me quiero centrar es en que, incluso en medios religiosos, hay … Sigue leyendo

Dictadores de la elección

No entiendo cómo puede ser que no salten chispas de los cerebros de la gente cuando se encuentran ante absurdos como el denominar a quienes están a favor del asesinato de niños no nacidos “pro elección“. Hombre, no descubro nada a nadie si digo que ponerse ese nombre tan sólo responde a una estrategia para que parezca algo hasta honorable. ¡Fíjate, si se trata de libertad!

Pues es un absurdo como una catedral de grande, porque deberían llamarse “pro muerte”. Primero, porque son lo opuesto a los “pro vida”. Segundo, porque se supone que mi libertad acaba donde empieza la del otro (y el niño es indudablemente otro). Y tercero, porque están a favor de la elección únicamente cuando esa elección lleva a la muerte al niño no nacido. Cuando la “elección” es a favor de la vida, se convierten en terribles dictadores que no dudarán en presionar a quien haga falta para que esa elección cambie.

Y si no, que se lo digan a Nena Daconte. Resulta que la chica, embarazada ella, va a participar en el Día Internacional de la Vida. Poco han tardado los dictadores de la elección en insultarla, amenazarla con … Sigue leyendo

Luego nos quejaremos

Curiosamente hay gente que, para ahorrar palabras, utilizan términos pertenecientes únicamente al matrimonio como si fueran válidos para otras realidades. Por ejemplo, llamar suegra a la madre de la “pareja sentimental”. Luego nos quejaremos de que hay quienes se empeñan en llamar matrimonio a lo que no lo es, y nosotros mismos deformamos el lenguaje para ajustar lo que sea con tal de ahorrarnos un par de vocablos. Y así asimilamos el matrimonio a lo que puede ser otra cosa, pero desde luego no es un matrimonio. La suegra, siguiendo con el ejemplo, es la madre del marido respecto de la mujer, o la madre de la mujer respecto del marido. No es la madre de la “pareja sentimental”, porque en una “pareja sentimental” no hay ni marido ni mujer. Son dos cosas distintas.

Parece una tontería, pero con cosas así vamos diciendo que, al final, todo da igual. Y, lo siento mucho, pero a mí no me da igual. Un matrimonio es un matrimonio, y dos que deciden irse a vivir juntos no son un matrimonio. No voy a aplicar términos iguales para algo que es distinto, sería como decir que una rama de árbol es una … Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar