Unos tontos muy tontos

He estado dudando si escribir algo o dejarlo pasar para no dar publicidad a estos elementos, pero al final, como informático católico, he decidido escribir un par de líneas al respecto de la noticia de que el grupo de niñatos con ordenador de Anonymous ha tirado la web del Vaticano, aprovechando para decir lo típico: que somos anacrónicos, perseguidores, que somos tan malos que no estamos de acuerdo con los condones, que somos absurdos… Vamos, las chorradas habituales que suele soltar cualquiera que tiene ganas de atacar a la Iglesia y no quiere pensar.

En términos informáticos, hay que aclarar que estos individuos no son hackers. Son crackers (se dedican, básicamente, a hacer daño). Seguramente, son unos script-kiddies con ínfulas de superioridad. El término script-kiddie hace referencia a niñatos (ya sabemos que se puede seguir siendo un niñato siendo adulto y bien adulto, ¿verdad?) cuyo mérito es ser capaz de encontrar en Google formas de atacar sistemas que otros han encontrado y utilizarlas sin saber siquiera cómo funcionan. Tan sólo las ejecutan y se creen muy duros.

No sé si realmente son sólo script-kiddies o crackers, pero desde luego lo de las ínfulas de superioridad es … Sigue leyendo

¿Qué pasaría si un fabricante de armas te hablara de seguridad?

¿Qué es lo que podemos esperar si invitamos a un fabricante de armas a hablar sobre la seguridad en el mundo? Pues es obvio, una invitación a llenarnos de armas hasta los dientes para poder mantener esa seguridad.

¿Qué es lo que podemos esperar si se le da a una empresa de preservativos la oportunidad de hablar de educación sexual a menores en los colegios? Que fomentarán su producto, al igual que el fabricante de armas fomenta el suyo.

Pues eso está ocurriendo ahora mismo en 3º y 4º de ESO. Por supuesto, sin permiso de los padres. Al fin y al cabo, ¿qué importan los padres cuando se puede sacar tajada de clientes a edades cada vez más tempranas? ¿Qué importan los padres cuando se puede fomentar una ideología aceptada y alimentada por el propio Estado?

En fin, ¿qué importa el hecho de que los preservativos sólo sirven para enriquecer a los fabricantes de preservativos cuando hay dinero de por medio?

Y, por otra parte, ¿por qué no se permite a los jóvenes usar sus verdaderas potencialidades de responsabilidad, amor y respeto, y se prefiere rebajarlos a animales irracionales en celo constante? Si no se les … Sigue leyendo

Dictadores de la elección

No entiendo cómo puede ser que no salten chispas de los cerebros de la gente cuando se encuentran ante absurdos como el denominar a quienes están a favor del asesinato de niños no nacidos “pro elección“. Hombre, no descubro nada a nadie si digo que ponerse ese nombre tan sólo responde a una estrategia para que parezca algo hasta honorable. ¡Fíjate, si se trata de libertad!

Pues es un absurdo como una catedral de grande, porque deberían llamarse “pro muerte”. Primero, porque son lo opuesto a los “pro vida”. Segundo, porque se supone que mi libertad acaba donde empieza la del otro (y el niño es indudablemente otro). Y tercero, porque están a favor de la elección únicamente cuando esa elección lleva a la muerte al niño no nacido. Cuando la “elección” es a favor de la vida, se convierten en terribles dictadores que no dudarán en presionar a quien haga falta para que esa elección cambie.

Y si no, que se lo digan a Nena Daconte. Resulta que la chica, embarazada ella, va a participar en el Día Internacional de la Vida. Poco han tardado los dictadores de la elección en insultarla, amenazarla con … Sigue leyendo

Pobreza

El primer consejo evangélico es la pobreza. Es indicativo de que la única riqueza es tener a Dios. Se trata de tener una relación recta con las cosas materiales. Esto implica, para el monje, no tener nada propio. Para el casado, como para todos los bautizados, no “casarse” con el dinero, con el coche, con la consola, con los viajes… No apegarse a las cosas materiales. Estas deben servir al matrimonio, no al contrario. Cuando se antepone el tener más dinero, el poder irse de viaje, etc. a la vida matrimonial, se está atentando contra el matrimonio.

No se trata de no poseer nada. Es obvio que necesitamos una casa, puede que se necesite un coche, etc. La cuestión es dónde se pone el corazón. Si se pone en las posesiones, somos esclavos del dinero y haremos que todo gire en torno a él. Si lo ponemos en Dios, seremos libres para poder amarle y, en Él, amar a nuestro cónyuge y al resto de nuestros hermanos.

En el matrimonio, además, la pobreza implica que lo tuyo ya no es sólo tuyo, sino también de la persona con la que eres uno. Las cosas no son mías, sino Sigue leyendo

Libertad

En la entrada anterior mencioné el tema de la libertad, y quiero retomarlo hoy porque tiene mucha miga. Una de las excusas que se oyen por ahí para no casarse es la de la pérdida de libertad, y pienso que el problema se debe a no terminar de entender lo que es la libertad. Lo primero, hay que dejar algo claro: si alguien piensa que puede mantenerse completamente libre, sin tomar ninguna decisión, sin decidirse por nada, está total y absolutamente equivocado. En primer lugar, siempre habrá que tomar alguna decisión, y eso implica elegir dentro de la libertad. E, incluso en el caso de que no tomara ninguna decisión, alguien tendría que decidir por él, con lo que seguro que también se quejaría de que vulneran su libertad.

Es importante tener presente que la libertad no es un absoluto. Es como el dinero: si sólo te dedicas a acumularlo no sirve para nada, es dinero muerto. El dinero tiene que ser utilizado para que realmente tenga algún valor. La libertad es exactamente igual: pretender acumularla lleva a matarla. Es necesario utilizarla para tomar decisiones responsables, inviertiendo en una decisión concreta igual que se invierte el … Sigue leyendo

El Estado como autoridad moral

¿Qué pensaríais si alguien os dijera que es el Estado quien define la moral, es decir, quien decide lo que es bueno y lo que es malo? Para ayudar un poco en la idea, sólo comentar que eso es precisamente lo propio de los regímenes totalitarios como el nacionalsocialismo y el comunismo: pretender convertirse en la conciencia de sus súbditos, hacer que piensen como ellos quieran sin planteárselo siquiera, definir el bien y el mal a conveniencia. Parece una idea como mínimo anticuada y evidentemente peligrosa, diciéndolo con mucha suavidad.

Curiosamente, hoy en día no faltan políticos que afirman que el Estado debe ser la autoridad moral, que debe ser quien defina lo que está bien y mal. Curiosamente, suelen ser esos extraños dinosaurios de regímenes que la historia ha demostrado que son incompetentes y que atentan contra la dignidad humana de forma absolutamente radical, y que en este país tienden a refugiarse en el PSOE, IU, y los partidos nacionalistas. Como ejemplo, Luis Escribano, del PSOE de Burgos, lo afirmó sin ningún pudor ayer viernes en una especie de farsa electoral en la que pretendían hacer un gesto de acercamiento a todas las religiones (curiosamente, excepto el catolicismo).… Sigue leyendo

Antes se coge a un mentiroso que a un cojo

Llego a casa de currar y me encuentro con esta noticia: La dirección del PSOE defiende el manifiesto que ensalza el laicismo y la República. Nada más leer el titular me vienen a la mente dos cosas: primero, el “ansia infinita de revanchismo” del masón zETAp y después (casi instantáneamente) el refrán anterior: antes se coge a un mentiroso que a un cojo. También sería aplicable el de “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. En dicho manifiesto se muestra una gran capacidad de demagogia que hace recordar a los sofistas de la Grecia antigua.

Como diría César Vidal, sin ánimo de ser exhaustivo los hechos son los siguientes:

1) Por mucho que lo diga tal manifiesto, la Constitución no dice que España sea un país laico ni mucho menos laicista. Es un país aconfesional, es decir, no tiene una confesión oficial, y habla de las relaciones con la religión católica, al ser mayoritaria en este país.

2) La idea de libertad y de igualdad no vino ni por los masones, ni por la República, ni siquiera por la filosofía de la Ilustración. Desde luego, tampoco vino por la Revolución Francesa. Ni siquiera … Sigue leyendo

1984

Ayer comencé a leer la obra de George Orwell “1984“. Para quien no la conozca, trata sobre un Estado totalitario en el que todo es controlado por el “Gran Hermano”, y todos son manipulados mediante la propaganda más absoluta. Todo, periódicos, libros, fotos, lo que se ve, lo que se oye, no es más que propaganda. Sólo hay una versión posible: la del Partido. Y, si en algún momento se han equivocado en algo, se encargan de cambiar todos los registros para que parezca que nunca han cometido ningún error. Debo confesar que hay cosas que, lamentablemente, me recuerdan a la política en este país. Pero quiero quedarme ahora con un detalle, uno de los eslóganes del Partido que tiene mucho que ver con esa idea de “memoria histórica” que se maneja por estos andurriales. Este es el eslogan:

“El que controla el pasado, controla también el futuro. El que controla el presente, controla el pasado.”… Sigue leyendo

Un año sin nuestro amigo

Ya hace un año que nuestro gran amigo, Juan Pablo II, volvió a la casa del Padre. Parece que fue ayer cuando, con el corazón en un puño, desde todo el mundo se seguía paso a paso la evolución de la enfermedad que acabaría por matar su cuerpo, para dar el paso al lugar al que realmente pertenecía nuestro Papa. Demostró que, cuando se camina con Cristo, no hay motivo para tener miedo, sólo esperanza. Paz, esperanza, justicia, amor. En contraposición con la inestabilidad y la constante sensación de no saber a dónde se va, cuando se rechaza a Cristo. Y Juan Pablo II demostró claramente todo ello. Es más, demostró hasta qué punto la cruz es valiosa, hasta qué punto, lejos de ser un mensaje de derrota, de alguien muerto en unos maderos, es más bien un mensaje de victoria absoluta, un mensaje de amor. Nos mostró hasta qué punto el sufrimiento forma parte de la vida del ser humano, y la actitud con la que hay que aceptarlo. Porque, lo queramos o no, ser humano implica sufrir. Y no es lo mismo afrontarlo con pesimismo, abogando incluso por la eutanasia, que afrontarlo como una parte más Sigue leyendo

Apocalipsis: El día del SeñorPara celebrar el Día del Libro y el nacimiento de mi nuevo hijo, he pensado en darte la oportunidad de conseguir mi última novela, Apocalipsis, a mitad de precio en su edición digital. Es una opción que hasta ahora sólo daba a quienes vinieran a las presentaciones, pero creo que la ocasión lo merece.

Es una oportunidad para celebrarlo contigo. Por ello no he cambiado el precio del libro. Sigue estando a 3.99€. En cambio, he generado un código en Lektu para que lo puedas adquirir por 1.99€. Menos de lo que cuestan un par de cafés.

El tiempo durante el que puedes aprovecharte de este código es limitado: el día 25 ya no estará activo. Y hay otra limitación: sólo aprovecharán esta oferta los primeros 15 que utilicen el código.

Sin más, aquí está el código: ALABSDTD8YQW1KDT

Para utilizarlo, sólo tienes que entrar en https://lektu.com/es/promo e introducir el código. O, para ponértelo más fácil aún, pulsar en este enlace, que ya incluye el código: https://lektu.com/es/promo/ALABSDTD8YQW1KDT

Una novela por menos de 2€. Y recuerda que también puedes conseguir Meditando el Santo Rosario: misterios gozosos por menos de 1€. Puedes aprovechar y comprarlos juntos en Lektu.

¡Feliz Día del Libro!