La fantasía y la ciencia ficción como herramientas para hablar de la realidad

La fantasía, un género privilegiado para hablar de la realidadSi hay algo que hace falta hoy más que nunca es la comunicación de ideas. Estamos inmersos en un ambiente de pensamiento único que es francamente agobiante. Porque, además, ese pensamiento único es políticamente correcto, débil, incapaz de soportar la más mínima crítica (por eso prefiere aplastar a todo el que piense de otra manera antes que entrar al debate). Es un pensamiento que pretende hacer sentir (siempre sentir, siempre lejos de la razón) rebelde, cuando adoptarlo significa la postración suprema ante los poderes mediáticos (que, si no todos, en su gran mayoría lo han adoptado en mayor o menor medida) y quien los utiliza.

Ese pensamiento tan, lo siento mucho, tremendamente aburrido por uniforme, ñoño y memo, no duda en utilizar todos los medios a su alcance para difundirse. Está hasta en la sopa. Cuentos para niños, películas, novelas, dibujos animados… Por todas partes aparece. Y nos lo dejamos colar en casa. Ridiculeces como la ideología de género se asientan en las mentes por el simple medio de estar expuestos continuamente a ellas. No aguanta la más mínima lógica, pero ahí está. Y el que no lo acepte es un algófobo, un nuevo modo para marcar a … Sigue leyendo

Discernimiento

San Ignacio de Loyola - Saborear la oraciónPodríamos decir que el discernimiento es el proceso por el cual uno decide qué camino tomar, qué hacer en un momento dado. ¿Cuál es mi vocación? ¿Debería aceptar ese trabajo?

No es un proceso fácil. Al menos, no necesariamente. San Ignacio de Loyola hizo discernimiento durante más de un mes para decidir si las casas de la Compañía de Jesús tendrían rentas o no. Y hablamos de un maestro de espiritualidad de primer orden.

Está claro que un católico siempre busca elegir según la voluntad de Dios. Eso tiene una serie de implicaciones, la primera de las cuales es que no se puede elegir entre algo bueno y algo malo. Eso es absurdo. Tenemos que elegir siempre el bien. O, como mínimo, lo indiferente. Pero nunca lo malo.

Pero también implica tener una cierta relación con Dios. Tratarle. Conocer cómo el Espíritu actúa en el alma, y también cómo lo hace “el enemigo de natura humana”. Y eso lleva tiempo, como lleva tiempo para dos enamorados conocerse. Tratarse todos los días, hablar, adorar…

Hay quien tiene la capacidad de discernimiento de una ameba: lo que me gusta lo interpreto como si viniera del Espíritu Santo … Sigue leyendo

Despierta, tú, que duermes

El cristiano tiene que comprometerse con la Verdad“Despierta, tú, que duermes,
surge de entre los muertos;
y Cristo con su luz te alumbrará”.

Carta de San Pablo a los Efesios, capítulo 5, versículo 14.

¿Cuántos de nosotros, de nuestros vecinos, de nuestros conciudadanos están como muertos, como dormidos ante el mundo que se nos echa encima? ¿Cuántos sencillamente se dejan llevar por la marea, como algo inerte en el mar? ¿Cuántos se niegan a despertarse, no sea que tengan que enfrentarse a la verdad? Y, lo más triste, ¿cuántos de nosotros, como cristianos, estamos tan metidos en el mundo que no nos levantamos ni tenemos puesta la vista donde debemos?

El cristiano debe salir de la “corrección política”, de las mareas del mundo, del actuar según sus instintos. Porque el cristiano está vivo, vivo de verdad, porque desde el bautismo está insertado en el Cuerpo Místico de Cristo. Y con eso no puede ningún placer inmediato y poco duradero, ninguna moda, ninguna política. Estamos por encima de eso, tenemos que surgir de entre los que se aferran a ello, siempre con las miras puestas en Cristo, para desde allí poder ayudar a los demás a despertarse, para caminar juntos hacia un mundo mejor, … Sigue leyendo

Los 450 profetas de Baal

Profeta ElíasIgual que en los tiempos del profeta Elías, en la actualidad se presenta una elección: o seguimos a los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal o al único profeta de Dios, Elías. Aunque, en realidad, se trata de una elección que siempre ha estado ahí, en todas las épocas.

Hace unos días leía que el PP va a impulsar la absurdez anticientífica de la ideología de género en los colegios de Castilla y León. Curiosamente, la lectura correspondiente al día siguiente, que leí esa misma noche, era la del profeta Elías y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal (1 Re 21-39). No pude evitar ver la relación y llenarme de esperanza.

Hoy en día, estamos inmersos en un océano de profetas de Baal. Hay una plaga de pensamiento único disfrazado de progresismo, de falsa misericordia, de sentimentalismo mugriento, de obsesión por lo políticamente correcto que hace muy difícil desmarcarse de ese discurso común por temor a ser señalado, a ser el raro, el retrógrado, el ultraloquesea. Lo vemos en la ideología de género, un sinsentido que no hay por dónde cogerlo, pero que nos meten en el cerebro a base de repetir consignas, de normalizarlo en series y … Sigue leyendo

Gracias, Alfie, por ayudarnos a despertar

Alfie EvansHace unos días conocí a un niño. No recuerdo el contexto en el que supe de él, pero desde el momento en el que le conocí, aunque solo fue a través de Internet, de las noticias que me llegaban de él, tuve la sensación de que podría ser mi hijo, mi sobrino… mi amigo.

Se llamaba Alfie Evans. Tenía 23 meses y estaba ingresado en el hospital Alder Hey de Liverpool por una enfermedad degenerativa no diagnosticada. Estaba enchufado a un respirador artificial.

Perdón, ¿he dicho ingresado? Quise decir encerrado. Porque resulta que los “médicos” del hospital habían decidido que la vida de Alfie no merecía la pena ser vivida y querían matarle quitándole el respirador. Los padres no estaban de acuerdo. No lo estaban en absoluto. Pero los “médicos” no daban otra opción. Ni siquiera permitían que se lo llevaran. Y la “justicia” británica le dio la razón a los “médicos”.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por cierto, tampoco quiso mover ni un dedo por la vida del niño. Y yo que creía que el derecho a la vida estaba entre esos derechos.

Los padres… ¡Qué leones! Tom Evans y Kate James. Ellos … Sigue leyendo

Del cristiano se espera heroísmo

publicado en: Blog: fe, Blog: lucha | 0

Heroísmo cristianoHace un tiempo escribí una entrada que ha tenido bastantes visitas titulada La Iglesia de los héroes. En ella recordaba que esta, nuestra Iglesia, la Iglesia Católica, es una Iglesia de héroes desde su mismo principio.

Y, por tanto, lo que ahora escribo no deja de ser una consecuencia lógica de todo eso. Porque el cristiano está llamado al heroísmo. Es lo que se espera de él.

¿Acaso el cristiano puede ser alguien que se deja llevar, alguien que se acobarda ante los poderes de la tierra? ¡Ni siquiera ante los poderes del infierno deberíamos temblar! ¿Se nos ha olvidado que “si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros“? (Rm 8, 31). No estamos llamados al conformismo. No estamos llamados a quedarnos mirando, impasibles, si acaso rezongando por lo bajo (o en las redes sociales, que viene a ser lo mismo), cómo el mundo se va al traste, cómo todo va en contra de nuestra fe.

El cristiano está llamado a la lucha. A la lucha diaria, siempre. Quizá incluso a una lucha extraordinaria, a un testimonio especial que te ponga más de lo normal “en el punto de mira” del enemigo. Aunque … Sigue leyendo

Cristianos cobardes

León cobardeComo muchos ya sabéis, uno de mis intereses es la fotografía. Eso me ha llevado a comprar libros sobre diversos aspectos de ese arte y a seguir a varios fotógrafos que me resultan interesantes.

Una de las cosas que me han llamado la atención es que algunos fotógrafos estadounidenses no tienen reparos en incluir en los agradecimientos de sus libros nada menos que a Dios y a Jesucristo, e incluso hablar en Facebook, con toda naturalidad, de un retiro espiritual que hicieron. Fotos incluidas.

Lo triste es el hecho de que me llamara la atención. ¿Por qué es así? Porque no es algo que vea habitualmente. En España, los católicos tendemos a ser de perfil bastante bajo. Que es un eufemismo para decir que somos unos cobardes de tomo y lomo. Estamos aterrados. En nuestros grupitos de oración, comunidades y lo que sea, sí, unos católicos decididos y participativos. Pero es que, arropado por gente que piensa igual, es muy sencillo ser así. No es más que ser uno más del grupo. Eso no tiene mérito.

Eso sí, somos buenísimos buscando excusas. ¿O no es una excusa pretender que, por misericordia, es mejor no … Sigue leyendo

Soy un fracasado, no le importo a nadie

FénixQuizá hayas tenido la tentación de pensar así en algún momento de tu vida. Te entiendo. Yo también. Tal vez esos pensamientos se repiten con frecuencia. Tal vez sean esporádicos pero intensos.

Ves que lo que haces, lo que dices, no tiene relevancia alguna. Que lo que tú haces está siempre equivocado, pero si lo hace el de al lado es lo correcto. Que tu opinión no tiene ningún valor. A veces estás rodeado de gente, incluso te saludan, te dan palmaditas en la espalda, te ríen las gracias, se sacan fotos contigo. Pero te sientes solo. Sientes que todo lo que hagas está condenado al fracaso porque lo has visto ya, porque ha sido así en tantas y tantas ocasiones que ya ni las puedes contar.

Te sientes fracasado. Como si tu vida no tuviera ningún sentido. Como si no importaras, ni tú ni lo que hagas. Eso sí, cuando alguien quiere algo de ti, no tiene problema en exigírtelo. Lo cual no hace más que añadir dolor.

Quizá también has sufrido o sufres la falta de amistades verdaderas. Quizá alguien que era casi como un hermano para ti te demostró que no, … Sigue leyendo

Educando en la derrota

De las derrotas se aprendeCon la enorme afluencia de supuestos “gurús” que se empeñan en que pensemos de forma positiva, que nos convenzamos de que todo lo que podamos soñar lo podemos cumplir y demás frasecitas similares, que alguien te proponga educar a tus hijos en la derrota puede parecer una especie de herejía de los dogmas modernos. A quién se le ocurre, ¿verdad?

Bueno, pues es lo que vengo a proponerte.

Por supuesto, tenemos que dejar aparte la actitud maniquea de pensar que si no vamos a ser supermegapositivos tenemos que ser supermeganegativos y pensar que no conseguiremos cumplir ninguno de nuestros sueños jamás en la vida.

Que no, que no es eso tampoco.

Es algo mucho más sano. Ser realista.

Quizá en lugar de educar en la derrota tendría que haber dicho educar en la realidad con actitud luchadora. Pero no puedes negarme que “educar en la derrota” llama más la atención. 😉

No se trata de decirles que van a pasar la vida perdiendo. O quizá sí, porque resulta que la verdad es que la derrota forma parte de la vida, que unas veces se gana y otras se pierde. De hecho, se pierde muchas veces. … Sigue leyendo

Cacemos algunos dragones

Los dragones pueden ser vencidosNo son raras las historias y las leyendas, tanto para niños como para adultos, en las que el héroe en cuestión debe enfrentarse a un dragón. Ya en su momento, el gran (en al menos dos sentidos) G. K. Chesterton dejó para la posteridad una cita que me parece un buen punto de partida:

“Los cuentos de hadas no dicen a los niños que los dragones existen. Los niños ya saben que los dragones existen. Los cuentos de hadas le dicen a los niños que los dragones pueden ser vencidos.”

Los niños ya saben que los dragones existen. Son perfectamente conscientes de que hay cosas malas e injustas. De que algunas personas se portan bien pero otras se portan mal.

No son ajenos al problema del mal. En absoluto.

En Occidente, el dragón representa de forma clara el mal. Podríamos hablar sobre hasta qué punto es positivo o negativo que se dé una cierta reivindicación de la figura del dragón, haciendo que se convierta en una especie de ser sabio y simpático, injustamente perseguido. Sin embargo, no es este el objetivo del artículo. Baste dejar claro que tradicionalmente el dragón ha representado el mal y que Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar