La carta a la iglesia de Éfeso

El Apocalipsis es un libro riquísimo, lleno de significado. No se trata de un libro de catástrofes, sino de un relato sobre la victoria de Cristo y su Iglesia. No importa la persecución. No importan los esfuerzos del Enemigo. Cristo ha vencido. Eso no tiene marcha atrás.

El Apocalipsis también nos da algunas advertencias que, aunque estén en un escenario ubicado en el tiempo del apóstol Juan, son atemporales. Son válidas siempre.

Las cartas a las siete iglesias forman parte de esas advertencias. En ellas, Jesús indica lo que están haciendo bien, pero también en qué tienen que mejorar. Son consejos siempre actuales y que necesitamos tener siempre presentes.

Esta es la primera entrada de una serie en la que intentaré exponer el mensaje actual de esas cartas sin entrar en temas más teológicos que, aunque sean interesantes, harían demasiado largas las entradas. Comienzo con la carta a la iglesia de Éfeso (Ap 2, 1-7):

Al ángel de la iglesia de Éfeso, escribe: Esto dice el que tiene las siete estrellas en su mano derecha, el que camina entre los siete candeleros de oro.
Conozco tu conducta: tus fatigas y tu paciencia; y que no puedes soportar a Sigue leyendo

Ángela

En alrededor de dos semanas, ha pasado de estar en la UCI, gravemente afectada por el incendio que acabó con la vida de su madre y casi con la suya, a estar en planta y poder recibir visitas. Quienes la han visto (yo todavía no he podido) dicen que se la ve con ganas de vivir, de volver a la Adoración Perpetua, con ilusión. Y convencida de haber vivido un milagro. No en vano, había mucha gente rezando por ella. Y sigue habiéndola.

Es una persona que está en todos los ajos en la parroquia. Catequista, en el Consejo Pastoral, en la Cofradía, coordinadora de turno en la Adoración Perpetua… Y eso no la hace soberbia. En absoluto. Todos sabemos que hay quienes, en esa situación, actúan como si les debieras algo, como si la parroquia les perteneciera. Ángela no es así. Al contrario. Siempre está dispuesta a ayudar sin pedir nada a cambio. Siempre sirviendo al Señor y a los demás como mejor sabe, en tantas distintas facetas de la parroquia.

Ángela es una de esas personas que actúan un poco como motores de los demás. Ves que va cogiendo impulso y te lanzas para ir … Sigue leyendo

El sufrimiento de un niño

Hay algo de antinatural en el sufrimiento de un niño. Algo que hace que cualquier persona mínimamente normal se remueva por dentro, hasta lo más hondo, rebelándose ante ello. Son criaturas tan puras, tan inocentes, que su dolor lo asumimos, de forma inconsciente, como especialmente absurdo. No le vemos el sentido. Que un adulto sufra lo podemos ver más normal, más aceptable, por decirlo de alguna manera. Pero que un niño sufra… Lo aceptaremos, sí. Pero, incluso cuando es necesario y por su propio bien (por ejemplo, el dolor al pincharle para ponerle una vacuna), preferirías, sin duda, sufrir tú en su lugar.

Por eso, todos deberíamos alzarnos contra el maltrato infantil en cualquiera de sus formas. Alguien capaz de provocar consciente y voluntariamente sufrimiento a un niño que todavía ni sabe lo que hace, alguien que busca ese dolor para afirmar su superioridad, para que no le moleste, o para lo que sea que uno maltrataría a un niño, es un monstruo que ha perdido su humanidad, que no es capaz de amar y que debería ser apartado de la … Sigue leyendo

¿Dios castiga?

Hoy, en la homilía, el sacerdote ha dicho algo que me temo que hay que matizar bastante, porque puede llevar a grandes errores: “Dios nos ama y por eso no nos castiga“. Digo matizar por no decir algo más fuerte, porque a los que somos padres nos deja caer con esa frasecita que, al castigar a nuestros hijos, no los amamos. Y eso no es así ni por asomo. Es justo al revés: porque amamos a nuestros hijos los castigamos.

El amor corrige. Si alguien me importa realmente, no puedo dejar que cometa un error, que empiece a ir por el mal camino, sin intentar que rectifique. Es algo que, por cierto, también hacían los apóstoles en la Iglesia primitiva y se ha hecho siempre. ¿Qué tiene de malo? Precisamente el amor busca lo mejor para el otro. Desde luego, no corregir no es buscar lo mejor.

Quiero pensar que todo viene de un concepto de castigo un poco peculiar, como si fuera algún tipo de venganza o acto sádico y cruel. O quizá se refiere a castigos desproporcionados, que en los humanos se dan y no son correctos. Y no, el castigo viene más bien … Sigue leyendo

Nuestro amigo Lázaro duerme

En mis ratos de adoración tengo la costumbre de llevar, además de la Biblia y un cuaderno para tomar notas, el librito de los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola para ir haciendo, poco a poco, los ejercicios en él propuestos.

El caso es que, las tres semanas pasadas he estado con la contemplación de la resurrección de Lázaro (Jn 11, 1-44). Y me ha sorprendido que, al hacerlo, en lo que más me fijaba no era en ese “Yo soy la Resurrección y la Vida” (Jn 11, 25) que, habitualmente, me estremece. Era otra frase de Jesús que, quizás, hemos dejado algo más olvidada: “Nuestro amigo Lázaro duerme, pero yo voy a despertarlo” (Jn 11, 11).

Tenemos que recordar que el significado de cementerio es, ni más ni menos, dormitorio. Esa es la fe cristiana. Quien cree en Jesús, aunque muera vivirá (cf. Jn 11, 25). Por tanto, sabemos que la muerte no es algo definitivo porque nuestro Dios es el Dios de la vida. Él es la Vida. Con Él, la muerte no es más que un sueño. Un sueño del que Él nos despertará. Sólo Él puede despertarnos del sueño de la muerte … Sigue leyendo

Citas del Youcat (IV)

Dios no ha venido a impedir el dolor. Ni siquera ha venido para explicarlo, sino que ha venido para llenarlo con su presencia.” Paul Claudel.
Dios extiende sus brazos en la Cruz para abrazar hasta los confines del universo.” San Cirilo de Jerusalén.
Llevando a efecto la redención mediante el sufrimiento, Cristo ha elevado juntamente el sufrimiento humano a nivel de redención. Consiguientemente, todo hombre, en su sufrimiento, puede hacerse también partícipe del sufrimiento redentor de Cristo.” Beato Juan Pablo II.
Quien conoce la Pascua no puede desesperar.” Dietrich Bonhoeffer.
Hermanos, haceos bien a vosotros mismos, ¿queda claro?” San Juan de Dios.
En Jesucristo Dios mismo se hizo hombre y nos concedió contemplar en cierto modo la intimidad de Dios mismo. Y allí vemos algo totalmente inesperado: El Dios misterioso no es una soledad infinita; es un acontecimiento de amor. Existe el Hijo que habla con el Padre. Y ambos son uno en el Espíritu, que es, por decirlo así, la atmósfera del dar y del amar que hace de ellos un único Dios.” Benedicto XVI.
Nadie puede tener a Dios por padre Sigue leyendo

Citas del Youcat (III)

Nosotros no somos el producto casual y sin sentido de la evolución. Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno es deseado, es amado, es necesario.” Benedicto XVI.
¡Quién, a través de la observación y el contacto sensible con el maravilloso orden del universo conducido por la sabiduría divina, no es llevado a la admiración del constructor que todo lo ejecuta!” Nicolás Copérnico.
No creas que Dios quiere prohibirnos todo amor al mundo. No, debemos amarlo, porque todo a lo que Dios dio el ser es digno de nuestro amor.” Santa Catalina de Siena.
La confianza en la divina providencia es la fe firme y viva en que Dios nos puede ayudar y lo hará. Que nos puede ayudar es evidente, porque es omnipotente. Que nos ayudará es seguro, porque lo ha prometido en muchos lugares de la Sagrada Escritura y es fiel a todas sus promesas.” Beata Teresa de Calcuta.
Ningún sufrimiento carece de sentido. Siempre se funda en la sabiduría de Dios.” Santo Tomás de Aquino.
Dios susurra en nuestras alegrías, habla en nuestra conciencia. Pero en nuestros Sigue leyendo

Los otros males

Sin embargo, siguiendo con la entrada anterior, de otros males sí que hay culpables, con nombres y apellidos. Y tampoco es Dios precisamente el nombre a mencionar. Por ejemplo, el problema del hambre. Aquí, el nombre y apellidos que hay que poner es, cada uno, los suyos. Y, como ese mal que es el hambre, el de las guerras, las discriminaciones, los asesinatos, las violaciones, la explotación laboral, el suicidio…

En todos esos males, que no son pocos, los nombres y apellidos son de personas concretas. Y tenemos que ser sinceros y, humildemente, ver en qué medida ayudamos a que esos males desaparezcan o a que se perpetúen. ¿Realmente, por ejemplo, con nuestras decisiones intentamos que no haya hambre en el mundo o no nos importa? ¿Nos importa que la sociedad que hemos hecho vaya impulsando al suicidio a quienes no encuentren una forma de escapar del sinsentido del consumismo? ¿Nos importa que el dar más importancia al dinero que a las personas desemboque en todo tipo de injusticias? Y, si decimos que nos importa, ¿por qué muchas veces no hacemos nada?

Esa gente a la que tanto le gustan los eslóganes y atacar a la Iglesia, ¿pueden … Sigue leyendo

¿Por qué Dios permite males como el terremoto de Japón?

publicado en: Blog: fe, Blog: sufrimiento | 0

Estaban tardando. Siempre ocurre tras un desastre natural. Unos cuantos voceros lanzando sus andanadas de blasfemias contra Dios por permitir el mal (para ser concreto, en un foro supuestamente literario que abandoné por completo hace ya unos años precisamente por la costumbre de algunos de blasfemar y de otros a aplaudir a los primeros). Lo más curioso es que suele tratarse de gente que dice no creer en Dios. ¿Cómo se puede reprochar algo a alguien que se supone que no existe? ¿Acaso quieren humillar a quienes sí creemos? ¿Quieren que la rabia por lo que ha ocurrido, en lugar de convertirse en algo útil, explote hacia un objetivo ya odiado con anterioridad?

El mal es un misterio. Un doloroso misterio. Poco más se puede decir al respecto, tanto desde el punto de vista teológico como filosófico. Si, acaso, se puede apuntar que el sufrimiento y el desorden entró en el mundo por el pecado, pero eso no reconfortará a los miles de afectados. No se puede dar ninguna explicación más.

Sin embargo, quienes están en sus casas, cómodamente sentados mientras sueltan bilis contra la Iglesia y contra Dios, no suelen (ni quieren) reparar en que los primero que … Sigue leyendo

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar