El último insulto de ETA

En su último comunicado, los asesinos de ETA (aunque a ellos les gusta hacerse llamar con el rimbombante nombre de “organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional”, ahí es nada, un nombre tan largo como su historia de asesinatos) anuncian un “cese definitivo de su actividad armada“. Lo que me llama la atención es el jolgorio con el que este anuncio se recibe en las esferas políticas. Incluso he leído en el blog de un cierto sacerdote que eso quería decir que ETA desaparecía y que había que celebrarlo.

Nada más lejos de la realidad.

En ninguna parte pone nada de desaparecer. Sólo hablan de un cese de asesinatos, como tantos otros que ha habido ya antes. Si realmente tuvieran voluntad de desaparecer, entregarían las armas y se entregarían ellos. Que hablen de paz y libertad después de echarse flores por su “lucha”, en la que “compañeras y compañeros han caído” y “otros sufren prisión o exilio” (¡Pobrecitos! ¡Estos fascistas, que detienen a los asesinos, qué malos son!) es, sencillamente, repugnante.

En mi opinión, no es más que un insulto más de esos desgraciados. Otro más. Es buenísimo, como sacado del club de la comedia, … Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar