Tienes derecho a descansar

Tienes derecho a descansarHace unos días tuve una pequeña revelación. Me quedé dormido en el sofá del salón. Tenía que haber estado haciendo unas mil cosas, más o menos, como maquetar uno de mis libros, escribir otro, etc. Sin embargo, me quedé dormido como un bendito.

No, quedarme dormido no fue la revelación.

Me explico: mi trabajo habitual, en el que paso las tradicionales ocho horas diarias, es de informático. Tengo una familia numerosa con tres maravillosos hijos que requiere mi atención cuando no estoy en el trabajo. Tengo varios proyectos abiertos a la vez para avanzar en mi carrera como escritor. Además, tres veces a la semana entreno kung-fu Choy Lee Fut. Por tanto, la escritura la dejo para la noche. A partir de que mi familia se va a dormir yo intento aprovechar para escribir y demás. Eso hace que duerma los días laborables alrededor de cuatro o cinco horas.

El tema es que, con ese ritmo llega uno a unas edades (¡que ya he pasado de los cuarenta!) en las que no da más de sí. Trato de organizarme, de planificar las cosas, pero más de una vez (y de dos) acabo quedándome dormido. Y el resultado … Sigue leyendo

Cristianos cobardes

León cobardeComo muchos ya sabéis, uno de mis intereses es la fotografía. Eso me ha llevado a comprar libros sobre diversos aspectos de ese arte y a seguir a varios fotógrafos que me resultan interesantes.

Una de las cosas que me han llamado la atención es que algunos fotógrafos estadounidenses no tienen reparos en incluir en los agradecimientos de sus libros nada menos que a Dios y a Jesucristo, e incluso hablar en Facebook, con toda naturalidad, de un retiro espiritual que hicieron. Fotos incluidas.

Lo triste es el hecho de que me llamara la atención. ¿Por qué es así? Porque no es algo que vea habitualmente. En España, los católicos tendemos a ser de perfil bastante bajo. Que es un eufemismo para decir que somos unos cobardes de tomo y lomo. Estamos aterrados. En nuestros grupitos de oración, comunidades y lo que sea, sí, unos católicos decididos y participativos. Pero es que, arropado por gente que piensa igual, es muy sencillo ser así. No es más que ser uno más del grupo. Eso no tiene mérito.

Eso sí, somos buenísimos buscando excusas. ¿O no es una excusa pretender que, por misericordia, es mejor no … Sigue leyendo

Autorregulación de la mediocridad

publicado en: Blog, Blog: lucha, Blog: trabajo | 0

No sé si estaréis de acuerdo, pero tengo la sensación, cada vez más, de que, al menos en España, hemos renunciado a la lucha por los sueños, a la lucha por la excelencia, por salir del rebaño homogeneizado. Y esto se nota más aún en el mundo laboral.

Los mismos que te decían que querían cambiar, buscar otra cosa, cuando les dices que estás luchando por lograr el cambio te llevan aparte, te miran con una mirada beatífica cargada de pena, como si tu inteligencia no llegara al nivel suficiente para entender las dificultades de la vida, y te dejan bien claro que estás loco, que no te preocupas por tu familia, que te dejes de sueños. Por supuesto, no con esas palabras. Al menos, no por lo general, aunque de todo hay.

Nos autorregulamos en la mediocridad. Parece como si no soportáramos que alguien nos recordara que todo podría ser diferente, que a lo mejor sí se puede cambiar, que a lo mejor resulta que no estás atado de pies y manos, que a lo mejor tienes derecho a luchar por lo que realmente quieres. Te intentan inocular el … Sigue leyendo

Más que el trabajo

publicado en: Blog, Blog: trabajo | 0

Un buen día hablaba con un médico que conozco, no recuerdo exactamente sobre qué. El caso es que, en un momento dado, me dio a entender que, como yo soy informático, no tengo ni idea de las personas, al contrario que él. En genérico. No se trataba de un tema médico.

Debo reconocer que el comentario en cuestión me molestó, aunque no dije nada. No tenía ganas de una discusión bizantina. Pero esa persona sabe que mi vida no son precisamente los ordenadores, aunque trabaje con ellos. Un punto infinitamente más importante es mi familia. Lo que escribo (y lo que leo) está siempre relacionado con el ser humano, con su esencia, sus dificultades. Estudio Ciencias Religiosas, que no es precisamente una opción tecnológica. Vamos, que aunque trabaje de informático, yo no diría precisamente que no entiendo a las personas.

Pero no, me redujo a aquello en lo que trabajo. Un reduccionismo utilitarista, eres aquello en lo que trabajas. Pues lo siento, pero no. Somos mucho más que nuestro trabajo y no es lógico que se nos etiquete tan sólo por lo que hacemos para ganarnos la … Sigue leyendo

Huelga

Bueno, a un día de la huelga, lo suyo es decir un par de palabras al respecto.

Para empezar, quiero indicar que mi opinión sobre la reforma laboral coincide con la de Juan Manuel de Prada. Como él escribe mejor, lo suyo es echar un vistazo a su artículo.

También hay que recordar, que se nos olvida muy frecuentemente, y aprovechando la definición de capitalismo como “conspiración de cobardes“, que existen alternativas a los infames modelos económicos comunista y capitalista. Por ejemplo, la economía de comunión o el distributismo.

Y, sin más, paso a comentar mi humilde opinión sobre esta huelga. Como es evidente por el artículo enlazado, esta reforma laboral me produce urticaria. Pero el problema es que la huelga también. ¿Por qué? Pues porque sólo beneficia a los sindicatos, a los partidos que están detrás, a los paletos con ganas de destrozar cosas y personas “informando”, y a grandes empresarios (¡oh, sorpresa!).

Básicamente la idea es que una gran parte de los españoles decida no cobrar ese día, mientras los “representantes de los trabajadores” que han convocado la huelga sigue cobrando alegremente del Estado (o sea, de nosotros). Aquí sólo arriesgan los de Sigue leyendo

Liderazgo ético

Recientemente he terminado de leer el libro “LIDERAZGO ÉTICO“, de Alfred Sonnenfeld. Debo decir que se trata de una buena lectura. Y que, aunque dice verdades como puños, no le gustará a tantos jefezuelos que pululan por el mundo.

Aunque en principio está dirigido al mundo empresarial, no tiene ninguna dificultad extrapolar lo que dice a cualquier ámbito, incluyendo el familiar.

La idea es que quien, sencillamente, manda, no es un líder. Para mandar no hace falta nada más que dar órdenes y que haya alguien a quien dárselas. Por desgracia, todos tenemos experiencia de gente que sólo hace eso. Desde el típico jefecillo que llegó a tener ese puesto sin saber muy bien cómo ni por qué, pero que se lo ha acabado creyendo, hasta mandamases gubernamentales que, en cuanto llegan al poder, se afanan en hacer lo que les dé la real gana. Tampoco es líder el populista, que se dedica a tratar de “caerle bien” a la gente para que le obedezcan sin rechistar.

Como decía, eso no es un líder. El líder se distingue, precisamente, porque puede pasar como uno de los demás. Porque se preocupa por aquellos a quienes lidera. Porque … Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar