No te saltes pasos y disfruta del camino

Disfruta tu caminoHace poco te hablaba de la necesidad de ir haciendo pequeños cambios para abordar otros que, quizá, pueden parecer tan grandes que te lleguen a desanimar si solo te fijas en el objetivo final en lugar de en metas más pequeñas que vayan conduciendo a ellos.

A veces, cuando queremos alcanzar un objetivo, estamos tan ilusionados que tenemos prisa, mucha prisa. Queremos llegar a él ya. Además, con la cultura de la inmediatez que nos rodea, nos hemos acostumbrado a que, cuando queremos algo, lo tenemos que conseguir en el momento, sin esperas. Nos cuesta esperar, y eso puede desembocar en que acabemos perdiendo las ganas de llegar a donde queríamos llegar.

La cuestión es que todo camino está formado por pasos. Y es necesario recorrerlos para llegar al final. Si queremos hacer el Camino de Santiago, por ejemplo, o algo más mundano como ir de casa a la panadería, no nos podemos teletransportar y aparecer allí mágicamente. Tenemos que pasar por todos los puntos intermedios entre el punto inicial y el punto final.

Esto es así para el movimiento físico, pero también para todo lo demás. Un libro no aparece escrito con solo desearlo. Al contrario, si … Sigue leyendo

Haz cambios pequeños para conseguir grandes cambios

Todos queremos que nuestra vida mejore en algún aspecto. Pero también es verdad que los seres humanos somos unos auténticos expertos en poner excusas. Porque, claro, que eso mejore implica hacer un cambio en la vida. Un cambio que puede ser profundo. Y nos gusta mucho acomodarnos, mientras nos decimos a nosotros mismos que no podemos hacer nada.

¿Cuánta gente juguetea con la idea de cambiar de trabajo para dedicarse a algo que realmente le guste, que haga que se levante por la mañana con una sonrisa, y no hace nada porque “es demasiado tarde”, “no tiene tiempo” y excusas similares?

¿Cuánta gente querría estar en forma, pero no hace nada por distintas variaciones de excusas, una vez más?

El hecho es que, por lo general, esas excusas solo ocultan una razón, que es la real: no hago nada porque no quiero afrontar el cambio. Estoy acostumbrado a mi vida, a mi forma de ser, a lo que sea, que solo pensar en transformar todo eso me parece tan enorme que lo dejo pasar.

La mentalidad del todo o nada, cuando la realidad es bien distinta.

Imaginemos un eje de coordenadas horizontal. Si no hago nada, me quedo … Sigue leyendo

¿Importa lo que hacemos en la vida?

Soy un admirador incondicional de esa obra maestra que es Blade Runner. Muy especialmente del monólogo improvisado por Rutger Hauer.

En él, el replicante, al ver que su vida está a punto de terminar, se plantea algo muy humano. Algo que quizá tú mismo te hayas planteado más de una vez. ¿Tiene alguna relevancia lo que hacemos en la vida? Al final, ¿todas esas vivencias sirven para algo o tan solo están llamadas a desaparecer como lágrimas en la lluvia?

Al estar toda la vida de un Nexus-6 limitada a cuatro años, cuando los humanos suelen tener vidas más largas, esa pregunta se hace aún más angustiante, pero creo que todos podemos imaginarnos, ya ancianos, echando la vista atrás y preguntándonos eso mismo: ¿para qué? ¿De qué ha servido mi vida?

A veces, la respuesta no es sencilla. No todos cambiamos el mundo de forma evidente. Pero ¿y una vida tan efímera como la de un replicante?

Por de pronto, la vida de ese replicante en concreto cambió la de Deckard.

El hecho es que la pregunta por la utilidad de la vida, de los propios actos y decisiones, es una pregunta trampa. Lo era … Sigue leyendo

Huir de los conflictos

Meditando el Santo Rosario: una guía para vivir los misterios de la fe

¿Quieres leer gratis el primer misterio gozoso? Sin compromisos, sin darme tu correo electrónico.

Pulsa el botón.

Te voy a contar una pequeña historia. Pongamos a dos trabajadores, llamémosles A y B. Están subcontratados en una cierta empresa X cuyos trabajadores van a la huelga. A y B tienen un problema: los piquetes de X no les van a dejar pasar, por mucho que ellos no sean de esa empresa. Ya sabemos cómo funciona en España lo del derecho a trabajar cuando hay huelgas.

León cobardeSe ponen en contacto con su empresa para preguntarles cómo actuar y esta les dice que se cojan los días de huelga como vacaciones. A dice que no le parece mal, pero B dice que no tiene ningún sentido, que no es que ellos no quieran ir a trabajar, sino que se lo están impidiendo otras personas y que la empresa debería buscar otra opción. Discutiéndolo, A le dice a B que prefiere no crear conflictos con la empresaSigue leyendo

El mito de los valores del deporte

Valores de las artes marciales y del deporteSeguro que más de una vez has oído (o, incluso, has dicho) aquello de que el deporte inculca a sus practicantes una serie de valores.

Pues bien, tengo que decirte que no estoy de acuerdo en absoluto.

No, el deporte de por sí no inculca valores

Reconozcámoslo, el deporte no es algo mágico que convierte a los deportistas en seres de luz. Si fuera tan bueno inculcando valores, la enorme mayoría de los deportistas serían humildes, generosos, honestos, buenos compañeros, simpáticos… hasta, ¿por qué no?, brillaríamos en la oscuridad.

Pero salta a la vista que no es así. No es difícil encontrar deportistas irresponsables, egoístas, creídos, que buscan su éxito sobre todas las cosas, que se “pican” cuando no ganan, revanchistas…

¿Qué pasa aquí? ¿Cómo es posible? ¡Con lo bueno que es el deporte para crecer en valores!

Los valores no los transmite el deporte, sino las personas

Por muy buenos valores “teóricos” que puedan estar asociados a un deporte, como el respeto o el compañerismo, si el entrenador no los practica y el deportista no los acepta, esos valores se quedarán en “teóricos”.

El entrenador como modelo para los deportistas

Voy a centrarme en las artes marciales, al … Sigue leyendo

¿Solo somos recursos humanos?

¿Los empleados son solo recursos humanos?

No sé si será algo que solo me pasa a mí, pero me resulta muy molesto cuando, en el trabajo, al referirse a mi persona, me llaman “recurso”. Y estando yo delante, ¿eh? De hecho, dirigiéndose a mí. Frases del tipo: “te necesitamos como recurso para tal proyecto”.

¿Cómo que como recurso?

¿Solo soy un recurso?

Lo de los “recursos humanos” hace pensar que los humanos somos como los ordenadores de una empresa, objetos a utilizar cuando vengan bien y a tirar cuando ya no hacen falta. Es decir, como meros recursos, que según el diccionario de la RAE (una de las páginas más útiles que conozco, por cierto), son “medios de cualquier clase que, en caso de necesidad, sirven para conseguir lo que se pretende”. En otra acepción se refiere a los recursos como “conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad o llevar a cabo una empresa”, que para el caso es lo mismo.

Es triste, pero es así. En muchas empresas (como en todo, hay honrosas excepciones) los empleados no son más que medios para conseguir un objetivo: sacar más dinero. El ser humano se convierte en un objeto utilizado para un fin, pero no … Sigue leyendo

No des nada por sentado

No hay que dar por sentado que podremos estar con nuestros hijos al día siguiente

Parece que fue ayer cuando todavía podíamos pasear sin problemas por donde quisiéramos. A mí particularmente me encanta pasear. A un ritmo lento, para reflexionar y darle vueltas a la cabeza sobre algún tema; a un ritmo más rápido para disfrutar del mero hecho de caminar. Me venía muy bien para la ansiedad, resultaba terapéutico.

Sin embargo, llevamos más de un mes encerrados para tratar de evitar el contagio con el nuevo coronavirus. Fíjate, pensábamos que podíamos salir cuando quisiéramos. Y, de un día para otro, ya no es posible salvo para casos muy justificados.

Habíamos dado por sentada esa posibilidad. Y nos habíamos equivocado por completo. Las circunstancias cambian a cada instante, y lo que hoy puede ser un hecho, mañana puede no serlo.

Tenemos tendencia a pensar que el día siguiente las cosas serán como hoy. El problema es que eso no tiene por qué ser así. No podemos saber ni siquiera si mañana seguiremos vivos. Como para saber seguro cualquier otra cosa.

Ojo, que esta no es una perspectiva con la que quiera ponerte triste. Al contrario. Al ser consciente de que no tenemos ni idea de lo que nos deparará el mañana, te … Sigue leyendo

Los enemigos son el precio de la convicción

“Los enemigos son el precio de la convicción.”
Joe Abercrombie, Medio mundo

"Los enemigos son el precio de la convicción." Joe Abercrombie, Medio mundo

Leyendo Medio mundo, de Joe Abercrombie, me encontré con esta pedazo de frase: “Los enemigos son el precio de la convicción”.

Estamos en un mundo en el que parece que predominan los valores líquidos, blanditos. Hoy pienso esto, pero claro, es mi opinión, la tuya es totalmente válida y tan respetable o más que la mía. Mañana pienso lo otro, porque con los otros valores la gente me miraba mal. Al día siguiente, según con quién hable, digo una cosa u otra, por si acaso.

Si la televisión me dice que tengo que pensar una determinada cosa, porque es lo que piensa la mayoría, pues pienso eso. ¡Es la tele! Seguro que tiene razón.

Sin embargo, con toda sinceridad pienso que esto no es propio del ser humano. Los humanos estamos hechos para comprometernos con algo, con unos principios, con unos valores, con una fe, con una persona. Vivir sin convicciones, sin compromisos, solo puede llevar a ser un pelele, un muñeco de trapo de quienes tienen … Sigue leyendo

Rompiendo los límites

Si luchas, vences

Hace ya unos cuantos años, creo recordar que no mucho después de comenzar con el kung-fu, recibí de mi maestro y sufrí en mis carnes la que podría ser una de las mayores enseñanzas para la vida.

El caso es que fui al gimnasio. Él ya estaba allí, pero pasaba el tiempo y no venía nadie más. Por un motivo u otro, ese día fui el único que acudió a clase. Charli, mi maestro (QEPD), me puso con el saco. Puñetazos. Uno, otro, otro… hasta que ya me vi agotado y le dije que no podía más. Y él me dijo: “puedes con eso y con lo que te eche“. Yo, escéptico (aunque fiándome de él), seguí adelante y, al poco tiempo, me di cuenta de que era cierto. Podía continuar. De  hecho, parecía como si tuviera más fuerzas que antes. Así seguí un buen rato. Los nudillos acabaron un tanto despellejados, pero aprendí una valiosa lección: mi límite no era el que yo creía que era. Estaba mucho más allá.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

¿Cuántas veces pensamos que hemos llegado … Sigue leyendo

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar