Adoración

Mirando el inmaculado sustento
frente a mí, en esta iglesia arrodillado,
luz tenue y de silencio rodeado,
mi alma en paz por el divino alimento.

¡De no haberte escuchado me arrepiento!,
grita mi corazón enamorado.
Mas Tu Corazón al mío ha hablado,
mi espíritu se llena de contento.

El mundo fuera se ve sucio, triste;
pero aquí, en el interior, todo brilla.
Tú la luz del Cielo para mí abriste.

Escondido en esta oscura capilla,
mi Señor Jesús, la esperanza diste
a este sencillo fragmento de arcilla.… Sigue leyendo




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y con fines estadísticos. Si no acepta las cookies puede que algunas partes de la web no funcionen correctamente. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar