Mi experiencia con el libro de los Ejercicios Espirituales

publicado en: Vida cristiana | 0

San Ignacio de Loyola - Saborear la oración

San Ignacio de Loyola siempre ha estado presente en mi vida, incluso sin yo saberlo. Esto es así porque la Compañía de Jesús siempre estuvo presente en mi colegio. Sin darme cuenta, con tan buenos sacerdotes como me encontré de pequeño, me fui impregnando del carácter ignaciano.

Ya mayor, mi vuelta a la fe con mi primera confesión en años (muchos años) fue de nuevo con los jesuitas. Mi primer director espiritual fue jesuita. Y él, en medio de un duro proceso de discernimiento que tuve, me guio mediante las enseñanzas de san Ignacio en los Ejercicios Espirituales.

Ese libro es el resultado de la experiencia de Ignacio en su maduración espiritual y la discreción de espíritus a lo largo de su vida. La obra cumbre de un maestro espiritual, en la que enseña a discernir, a examinar la conciencia, a orar, a profundizar en la fe, a ser contemplativo en la acción.

No se trata de un libro para leer, propiamente dicho, sino para hacer. Para orar y meditar sobre cada punto.

Me acompañó durante mucho tiempo en mi turno de la Adoración Perpetua. Sus contemplaciones me impactaron profundamente, me hicieron ver de otra manera mi relación con Dios. … Sigue leyendo

Gracias, perdón, ayúdame más

publicado en: Vida cristiana | 1

Una oración que te ayudará a vivir en la presencia de Dios

Desde hace unos días he incorporado a mis oraciones una que mi confesor me indicó y que rezaba frecuentemente el beato Álvaro del Portillo en la que veo reminiscencias del examen ignaciano.

Gracias.

Perdón.

Ayúdame más.

Álvaro del Portillo oraciónUna oración sencilla, muy breve, imposible de olvidar y que te puede ayudar a mantener la presencia de Dios de forma continua en tu vida, centrándose en tres puntos fundamentales:

  • Gracias: la gratitud hacia Dios por todo lo que nos da, incluso sin darnos cuenta de ello. En primer lugar, por darnos la existencia. Por el sacrificio de Jesús. Por hacernos hijos en el Hijo. Por quedarse con nosotros en la Eucaristía. Por su eterna misericordia, que nos introduce en su Corazón para otorgarnos su perdón, como el buen padre de la parábola del hijo pródigo.

    Hay muchos motivos a diario para dar gracias a Dios y es algo que se nos suele olvidar. Con esta oración, todos los días y cada poco tiempo lo podemos hacer.

  • Perdón: todos pecamos. Ya nos lo muestra san Juan: «Si decimos que no hemos pecado, nos engañamos y la verdad no está en nosotros» (1
Sigue leyendo

Contemplación para la solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora

publicado en: Vida cristiana | 0

He preparado una contemplación guiada para ayudarte a vivir con mayor fuerza la solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora.

Concretamente, esta contemplación la he adaptado de la correspondiente a ese misterio del Rosario que aparece en Meditando el Santo Rosario.

Espero que te ayude a acercarte más a Dios.

https://www.youtube.com/watch?v=4i9fLD5vIS0
Sigue leyendo

¡Feliz Pascua de Resurrección!

publicado en: Vida cristiana | 0

Cristo resucitado

Hoy celebramos en la Iglesia el acontecimiento clave en nuestra fe. Hoy celebramos que aquel que vino a cargar con los pecados de cada uno de nosotros, aquel que dócilmente se dejó insultar, humillar, torturar y asesinar, aquel que fue contado entre los malhechores siendo totalmente inocente, aquel que parecía haber sido vencido, ha vencido a la muerte y al poder del mal.

¡Cristo ha resucitado! Nuestro Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. Es el Dios de la vida. Sin la resurrección de Cristo, nuestra fe no tendría ningún sentido. Tengo que confesar que durante un tiempo, hace ya mucho, pensé que realmente tampoco era tan importante, al fin y al cabo el mensaje de Cristo era lo vital.

Sin embargo, ahora ya lo entiendo correctamente. Sin resurrección, el mensaje de Cristo no tendría sentido. No serían más que palabras bonitas de un hombre muerto, como las de tantos otros. Seguiríamos una especie de filosofía de un fracasado.

Pero la resurrección es el “sí” definitivo del Padre al Hijo. Es la confirmación de que toda la vida del Hijo fue cumplimiento de la voluntad del Padre. De que el Hijo, el Logos, es la … Sigue leyendo

Lo hemos dejado solo

publicado en: Vida cristiana | 0

Está solo. En el sepulcro, la piedra encierra su cuerpo ya fallecido. Ni siquiera le han podido preparar bien para el entierro. Hubo que hacerlo a toda prisa, porque empezaba el sábado. Y allí se ha quedado, solo.

Pero lleva solo toda la Pasión. Aunque no lo pareciera en ocasiones. Fue traicionado, vendido por uno de sus amigos. Vio la desbandada de quienes aseguraban serle fiel hasta el final. Rodeado de soldados pero solo, le llevaron a juicio. Un juicio injusto, en el que un cobarde que podía haberle ayudado le dejó solo y humillado.

Él solo aguantó tus latigazos. Aguantó tus insultos, tus humillaciones. Cogió la Cruz y se abrazó a ella, sabiendo que esa iba a ser su única compañía real. Nadie le podía acompañar a donde iba ahora. Por mucho que algunos, como su Madre, quisieran.

Él sufrió los clavos taladrándole las manos y los pies. La asfixia de mantenerse en una Cruz. Débil, destrozado. Aún pudo regalarnos, a cambio de nuestros desprecios, a su Madre. Pero ni ella ni el discípulo amado … Sigue leyendo

El silencio del Viernes Santo

publicado en: Vida cristiana | 0

Viernes Santo

Dentro de la Semana Santa, quizá este día es el que más llame al silencio. Ayer nos encontrábamos en el Cenáculo, junto a Jesús, mientras nos dejaba su Cuerpo y su Sangre para siempre, además del sacerdocio y del mandamiento del amor fraterno.

Le encontrábamos también en la oración de Getsemaní, cuando sus sufrimientos le llevan a sudar sangre mientras sus apóstoles no eran capaces de mantenerse despiertos junto a Él.

Pero hoy… Hoy el Maestro ha sido clavado en una cruz. Hoy ha sido abandonado por sus discípulos. Hoy ha muerto, sabiendo que cumplía su misión, con absoluta confianza en el Padre, pero también experimentando la soledad más extrema.

Hoy, su Santa Madre ha tenido el cuerpo de su Hijo entre sus brazos. Un cuerpo sin vida. Sucio por la sangre coagulada y por los escupitajos de sus enemigos. Un cuerpo maltratado hasta la saciedad. Maltratado por ti. Por mí. Seguro que la Virgen recordaba las veces en las que lo sostenía de pequeño, quizá después de hacerse daño en alguno de sus juegos de chiquillo.

Todo lo que queda de ese niño es un cuerpo torturado e inerte.

Y ese cuerpo es depositado a toda Sigue leyendo

El dolor y el gozo del Jueves Santo

publicado en: Vida cristiana | 0

Corpus ChristiTodo confluye en esta noche de misterio, gozo y dolor. Una noche que comienza con una reunión deseada desde hacía tiempo por Jesús (cf. Lc 22, 15) en la que amó a los suyos hasta el extremo (cf. Jn 13, 1). Hoy en día, ese es un mensaje duro. Jesús es un extremista, y a los católicos de hoy no nos gusta que nos llamen algo como eso. Ni extremistas, ni intolerantes, ni nada que pueda parecer que se sale de lo normalito, de lo flojo, de lo blandengue.

Jesús, en esta noche tan dura, tan tenebrosa para Él, en un alarde de Amor, nos da tres regalos:

Jesús ama hasta el extremo de darse a sí mismo como alimento espiritual en el signo del alimento físico, en la Eucaristía. Una auténtica locura de amor. Se queda permanentemente con nosotros en cuerpo, sangre, alma y divinidad hasta el final.

También instituye el sacerdocio. Otro misterio de amor en el que establece que aquellos a los que Él elija para seguir sus pasos más de cerca y hacer de pastores de su pueblo podrán hacerle presente en sus manos, en el pan y en el vino, actuando in Sigue leyendo

Nuevo libro, perfecto para Pascua de Resurrección

publicado en: Vida cristiana | 0

Ser hijo de Dios llena de alegría

Tengo una gran noticia. He publicado un nuevo libro de vida cristiana, que creo además que llega en el mejor momento en el que podía llegar, a punto de entrar en la Pascua de Resurrección.

¿Por qué?

Pues porque el fin de la Semana Santa no se queda en la muerte de Cristo, tras su Pasión. Al contrario, toda ella apunta en dirección a la Resurrección de Cristo. Y, por tanto, a nuestro mismo destino como hijos de Dios. Al ser hijos en el Hijo, somos coherederos del Cielo.

Ser hijo de Dios es un maravilloso regalo del que muchas veces no somos todo lo conscientes que deberíamos. Por ello me decidí a escribir La alegría de ser hijo de Dios.

En este libro busco ayudarte a vivir la filiación divina con alegría, sabiendo que tienes un Padre que es amor, que es misericordioso. Ese es el motivo de que la cubierta tenga la escena del regreso del hijo pródigo: muestra de una forma muy gráfica cómo es Dios, siempre a la espera de que volvamos a Él, de que queramos aceptar sus dones.

Mediante un camino de 22 días, te irás introduciendo en el … Sigue leyendo

¿Qué son el ayuno y la abstinencia?

publicado en: Vida cristiana | 0

Ayuno y abstinenciaEl Miércoles de Ceniza entramos en el período de Cuaresma. Este es un tiempo especial para prepararse para la Semana Santa, rememoración de la Pasión, muerte y Resurrección de Nuestro Señor.

En este período hay un par de cosas que la Iglesia nos pide y a veces no se entienden bien. Se trata del ayuno y la abstinencia.

El ayuno es no hacer más que una comida fuerte al día. En las otras puede ser algo muy ligero. Hay que guardar ayuno el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

La abstinencia se refiere a no comer carne. Se hace los viernes de Cuaresma, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. De la misma forma, la Iglesia también nos pide que nos abstengamos de carne el resto de viernes del año, aunque esto último puede variar según las conferencias episcopales, que pueden indicar otras prácticas de piedad. Sin embargo, la abstinencia de los viernes de Cuaresma es obligatoria, al igual que el ayuno del Miércoles de Ceniza y del Viernes Santo.

Como es lógico, los enfermos, según sus posibilidades, estarán excluidos de estas prácticas penitenciales. Igualmente, las mujeres embarazadas y las lactanctes, según las … Sigue leyendo

La Cuaresma: camino hacia la Pascua

publicado en: Vida cristiana | 0

Miércoles de cenizaEn unos días, con el miércoles de ceniza, comenzará uno de los “tiempos fuertes” dentro del año litúrgico. La Cuaresma es la preparación para el gran acontecimiento de la Pascua, la Resurrección del Señor. Pero no se nos tiene que olvidar que sin Viernes Santo no hay Pascua. No podemos caer en el extremismo de considerar solo importante el Viernes Santo (cosa demasiado habitual) o la Pascua de Resurrección. Cristo resucitó, pero mantuvo las marcas de la Crucifixión.

Este tiempo nos invita a la conversión. En la liturgia del Miércoles de Ceniza se hace esta invitación de dos posibles maneras mientras nos imponen la ceniza: “conviértete y cree en el Evangelio” o “acuérdate de que eres polvo y en polvo te convertirás”. Hay que evitar pensar que la segunda opción sea más macabra o más tristona. Eso no es así en absoluto. Es una llamada a recordar que somos limitados, que nuestros días en la tierra no son infinitos y, por tanto, tenemos que aprovechar este tiempo para acercarnos a Cristo. Ya dice el Evangelio: “¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida?” (Mt 16, 26).

Esta … Sigue leyendo

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista