Despierta, tú, que duermes

El cristiano tiene que comprometerse con la Verdad“Despierta, tú, que duermes,
surge de entre los muertos;
y Cristo con su luz te alumbrará”.

Carta de San Pablo a los Efesios, capítulo 5, versículo 14.

¿Cuántos de nosotros, de nuestros vecinos, de nuestros conciudadanos están como muertos, como dormidos ante el mundo que se nos echa encima? ¿Cuántos sencillamente se dejan llevar por la marea, como algo inerte en el mar? ¿Cuántos se niegan a despertarse, no sea que tengan que enfrentarse a la verdad? Y, lo más triste, ¿cuántos de nosotros, como cristianos, estamos tan metidos en el mundo que no nos levantamos ni tenemos puesta la vista donde debemos?

El cristiano debe salir de la “corrección política”, de las mareas del mundo, del actuar según sus instintos. Porque el cristiano está vivo, vivo de verdad, porque desde el bautismo está insertado en el Cuerpo Místico de Cristo. Y con eso no puede ningún placer inmediato y poco duradero, ninguna moda, ninguna política. Estamos por encima de eso, tenemos que surgir de entre los que se aferran a ello, siempre con las miras puestas en Cristo, para desde allí poder ayudar a los demás a despertarse, para caminar juntos hacia un mundo mejor, más humano, realmente solidario. Y eso no se hace estando dormido, anestesiado. Se hace estando despierto. Se hace estando con Cristo. Siendo fieles a Él en todo.

[Total:0    Promedio:0/5]

Meditando el Santo Rosario: libros que te ayudan a orar

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.