Día de alegría

publicado en: Blog: Semana Santa | 0

El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro. Entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían qué pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Asustadas, inclinaron el rostro a tierra, pero les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado, pero al tercer día resucitará.” Y ellas recordaron sus palabras.

Lc 24, 1-8

“¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo?” Esta pregunta podrían hacérnosla a los cristianos muchas veces. ¡Qué frecuentemente olvidamos que hoy, el día de la Resurrección del Señor, es el día principal de nuestra fe! ¡Qué frecuentemente olvidamos la alegría que debe caracterizar al cristiano, incluso en momentos de cruz! Porque la cruz lleva a la resurrección. Nosotros lo sabemos. Pero no podemos limitarnos a esperar la resurrección final. Cristo ha resucitado, y nosotros hemos resucitado con Él. Y por ello debemos estar alegres y vivir como resucitados. ¿Por qué empeñarnos en estar entre los muertos? ¡Levantémonos de entre los muertos y acerquémonos a Cristo! ¡Hoy Cristo ha vencido a la muerte, y es un día grande! ¡La muerte no tiene la última palabra, no tiene poder! ¡El Amor ha vencido!

¡Verdaderamente el Señor ha resucitado! ¡Feliz Pascua!

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.