Dos nuevos varapalos a la democracia

En estos días la democracia (entendida como gobierno del pueblo y no como demagogia) ha sufrido dos nuevos golpes protagonizados, cómo no, por “nuestro” gobierno, zETAp y sus secuaces.

En primer lugar, el Congreso ha negado sus derechos nada menos que al millón y medio de personas (yo entre ellas) que firmaron la Iniciativa Legislativa Popular en favor de la familia (la de verdad, la que no necesita de apellidos) y de los derechos de los niños. Ni siquiera se ha permitido pasar a los representantes del Foro de la Familia para su defensa. Un millón y medio de ciudadanos ignorados. Y a eso le llaman democracia.

En segundo lugar, se ha excarcelado al asesino De Juana Chaos, que protagonizó una huelga de hambre de broma, que se jactaba de que le encantaba ver la cara de los familiares de sus víctimas en los funerales, y que eso le hacía reír. Parece que ya no es que salga barato ser un asesino en España, ahora sale gratis. Simule usted una huelga de hambre, y podrá matar a quien quiera. Saldrá excarcelado en breve. Si a un terrorista (que no ha dado ni la más mínima muestra de arrepentimiento, sino todo lo contrario) se le puede aplicar, ¿por qué no a los demás asesinos e, incluso, otros tipos de delincuentes? El gobierno, que debería velar por la seguridad de sus ciudadanos, porque se cumplan las leyes, coquetea con asesinos y los libera. Y a eso le llaman democracia.

Quiero pensar que algún día podremos tener una democracia de verdad, donde realmente sea el pueblo quien mande, y no un atajo de sectarios capaces de negociar con el Diablo con tal de seguir en el poder. La esperanza es lo último que se pierde, pero hay gobiernos realmente desesperanzadores.

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.