El último insulto de ETA

En su último comunicado, los asesinos de ETA (aunque a ellos les gusta hacerse llamar con el rimbombante nombre de “organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional”, ahí es nada, un nombre tan largo como su historia de asesinatos) anuncian un “cese definitivo de su actividad armada“. Lo que me llama la atención es el jolgorio con el que este anuncio se recibe en las esferas políticas. Incluso he leído en el blog de un cierto sacerdote que eso quería decir que ETA desaparecía y que había que celebrarlo.

Nada más lejos de la realidad.

En ninguna parte pone nada de desaparecer. Sólo hablan de un cese de asesinatos, como tantos otros que ha habido ya antes. Si realmente tuvieran voluntad de desaparecer, entregarían las armas y se entregarían ellos. Que hablen de paz y libertad después de echarse flores por su “lucha”, en la que “compañeras y compañeros han caído” y “otros sufren prisión o exilio” (¡Pobrecitos! ¡Estos fascistas, que detienen a los asesinos, qué malos son!) es, sencillamente, repugnante.

En mi opinión, no es más que un insulto más de esos desgraciados. Otro más. Es buenísimo, como sacado del club de la comedia, lo de “dar una solución justa y democrática al secular conflicto político”. ¿Justa? ¿Democrática? ¿Conflicto político? Lo justo sería que se pudrieran en la cárcel. Lo democrático sería que se pudrieran en la cárcel. Y no termino de ver el conflicto político, supongo que será que las balas alojadas en la nuca de las víctimas se iban a presentar a las elecciones.

Bueno, y que hablen de que es tiempo de actuar con “responsabilidad y valentía” sería también para los anales del humor nacional, si no fuera porque juegan con los muertos, mutilados y familias destrozadas que han ido dejando esta gentuza. ¿Valentía? ¿Lo dicen los del tiro en la nuca, los de las bombas indiscriminadas, los del capuchón para que no se les vea la cara? ¿Qué tienen de valientes? ¿Quiénes son para hablar de valentía? No la han visto ni de lejos. Ni siquiera tienen algo de idea de qué es eso de la valentía.

Aceptar este comunicado implica rendirse ante ETA. Ante esa “lucha secular”. No pone condiciones para ETA, al contrario, son ellos los que dicen a España y Francia que tienen que dialogar. Pero seguro que nuestros queridos políticos lo usan como si fuera una medalla que ponerse. La del dolor de la justicia insultada y la democracia herida. La de unos asesinos que imponen sus reglas con la connivencia de los que deberían proteger el Estado.

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.