Fabricantes de corazas

Muchas veces nos fabricamos corazas para que no nos hagan daño. Tenemos que ser lo suficientemente valientes como para dejar al menos un resquicio. No tenemos que confundir nuestra coraza con nuestro ser.

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.