Hora que desaparece

No deja de tener su gracia ver cómo el reloj del ordenador pasa de las 2:59 a las 2:00 otra vez. Como si esa hora nunca hubiera existido.

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.